Hasta siempre, don Andrés Iniesta

0

Andrés Iniesta, un niño de Fuentealbilla  que con 12 años cogió su maleta lleno de miedos y se trasladó a Barcelona para cumplir un sueño – y acabó cumpliendo los nuestros-.  Después de 22 años como azulgrana y 16 en el primer equipo, ha decidido decir adiós al club de su vida. El manchego es el jugador más ovacionado en todos los campos de España. Y nadie lo merece más, todo un ejemplo dentro y fuera del campo. Humildad, calidad y sencillez; tres cualidades que le han convertido en la leyenda que constituye actualmente.

Hoy nos ha dicho adiós uno de los jugadores más icónicos y queridos que han pasado por el Fútbol Club Barcelona. Debutó con 18 años, a las ordenes de Louis Van Gaal, en un partido de la Champions League contra el Brujas. Pero era demasiado pronto por aquel entonces. Él tuvo la suficiente paciencia como para esperar su momento. Dos años después, Rijkaard le dio otra oportunidad en Copa. Unos meses más tarde debutó en Liga y poco a poco fue consolidándose y adaptándose al primer equipo. Actualmente es el segundo jugador con más partidos disputados con el club, 668, por detrás de su gran amigo, Xavi Hernández. Capitán indiscutible en el equipo. Es uno de los jugadores de nuestra historia que más representa nuestro escudo y nuestros colores. Resulta muy complicado imaginarse un Barça sin Andrés Iniesta como titular. Pero la temporada que viene, no nos va a quedar otro remedio.

Él es uno de los jugadores que aparece en los momentos más complicados, que da apoyo a todo el equipo y un pilar fundamental para cumplir nuestros sueños. Una de las claves para entender el ADN azulgrana. Inteligencia, magia y visión de juego. Un jugador muy decisivo que ha sido imprescindible para el club y para la Selección. Apreció en Stamford Bridge y también lo hizo en la final del Mundial contra Holanda. Son muchas las alegrías que sus botas nos han regalado. Pero más allá de sus capacidades profesionales, Andrés Iniesta siempre será recordado por su excepcional forma de ser. Por haber afrontado su éxito con una gran naturalidad, por continuar siendo humilde después de haber alcanzado la cima. Un verdadero ejemplo para las generaciones posteriores. La estima que todos le tenemos actualemente es simplemente un reflejo de sus actos. Sigue teniendo la sencillez de aquel niño de Fuentealbilla después de haber logrado un palmarés soñado.

Andrés Iniesta ayuda a comprender mejor el fútbol. Todo parece sencillo cuando el balón está en sus pies. Consigue que todo fluya. Que una jugada que parece que vaya a acabar en nada acabe siendo el golazo de la temporada. Es auténtica magia y sólo podemos darle las gracias por compartirlo con nosotros. Por enseñarnos su mágica visión de juego. Su perseverancia, su humildad. Haberlo sido todo sin perder su esencia, algo demasiado complicado que ha logrado que sea senzillo en su persona. Debemos estarle eternamente agradecidos por hacernos soñar.. Nadie quería créerselo, nadie quería imaginarse el Barça sin él pero ha llegado el momento de afrontar la realidad.

Ojalá no tener que despertar del sueño, ni decir adiós a quién actualmente se ha convertido en el ídolo de todos los barcelonistas y de toda España. Pero nuestros referentes no son eternos. La única persona que puede conseguir que hayan más aficionados de él mismo que de su equipo. Y no es para menos. Es el momento de despertar y agradecer a don Andrés, por todos los éxitos que nos ha dado. Hasta siempre maestro. Toda Europa va a echar de menos la magia que desprendían tus pasos. En “el club de tu vida”, en tu casa siempre vamos a recibirte como la leyenda que eres. Eternamente agradecidos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies