Un Compos campeón ya mira a Segunda B

#PeregrinandoCaraUnSoño es el hastag que ha usado el Compos esta temporada, un sueño que cada vez está más cerca y que lo devolverá a la categoría de la que nunca debió descender

0

Por fín llegó el día. Con la victoria por la mínima ante Arenteiro, el Compos es campeón del Grupo I de la Tercera División. Un liderato que lo acerca un paso más a la categoría de bronce. Su lucha cuerpo a cuerpo con el Bergantiños hasta el final se saldaba finalmente con el un primer puesto luchado, trabajado y con 86 puntos en el contador.

Así fue la victoria y posterior celebración:

Como primero de grupo vivirá una eliminatoria a doble partido ante otro líder, de vencer ya sería equipo de Segunda B. En caso de no conseguir el triunfo, tendría una segunda oportunidad disputando otras dos eliminatorias. Una doble oportunidad que no puede desaprovechar el conjunto compostelano que debe regresar a una categoría de bronce que perdió el 1 de mayo de 2016.

Una temporada aquella en la que se había configurado un equipo para pelear por el ascenso que lo devolviese al fútbol profesional y que, sin embargo, fue un despropósito. Una temporada para el olvido en la que el descenso parecía cantado y se produjo aquel domigo en Santander, donde el cuadro de la capital gallega cayó derrotado por 1-0. A falta de dos jornadas para el final, el cuadro dirigido por aquel entonces por Fredi Álvarez quedaba a siete puntos del puesto de promoción.

Uhna campaña que había sido iniciada con Iñaki Alonso y que, como decíamos, tenía como objetivo estar cera de los puestos de playoff de ascenso tras la sexta plaza del curso pasado, el rumbo se torció desde el principio y el Compostela nunca fue capaz de enderezarlo para escapar del descenso. La llegada de Fredi en enero y de algunos fichajes como Bicho, Manu Rodríguez o Guillem Martí pareció dar un soplo de aire fresco, pero la reacción no fue suficiente para encadenar la racha de victorias que se necesitaba.

Dos años después, el equipo ha renacido y está a un paso del ascenso. Tras proclamarse campeón, el míster, Yago Iglesias apuntba que tocaba festejar: “Esto hay que celebrarlo, porque la ocasión lo merece. Esta noche hay fiesta, como decía aquel que nadie llegue a casa antes de las cinco y mañana (por hoy) no entrena nadie. Después… hemos cantado bingo, somos campeones de Galicia y tendremos que prepararnos para ir a por el premio gordo, el ascenso”, explicó.
Yago incidió en que “el mérito de este equipo es grande. Empezamos el año pasado con muchas dudas: un proyecto joven, de aquí… y ahora somos campeones del grupo I de Tercera. No sé qué pasará dentro de unas semanas, pero esto es digno de elogiar. La plantilla y el cuerpo técnico somos JASP (Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados), ese enuncio nos viene al pelo: los jugadores trabajan cada día como campeones, esto no se consigue con suerte: el grupo es humilde, trabajador, está unido y ha crecido de una manera espectacular”.
El partido ante el Arenteiro fue “difícil, porque el rival se estaba jugando la vida. Marcamos pronto y podemos hacer el 0-2, la primera parte fue nuestra. En la segunda quisimos guardar la ropa y defendimos bien”.

 

Ahora toca pensar en disfrutar del último perdido y esperar al sorteo del lunes 14 esperando tener suerte con el emparejamiento y el orden de campos y luchar por un merecido ascenso que devuelva al Compos a la categoría de bronce, de la que nunca debió descensder.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies