Hamilton gana un GP de España sin rivales

Hamilton y Bottas han logrado el primer doblete de la temporada en una carrera en la que Mercedes no ha tenido rivales.

0

Lewis Hamilton se ha convertido en el centro de atención del Circuit de Barcelona después de una sensacional victoria en la que, gracias al segundo puesto de Valtteri BottasMercedes ha logrado el primer doblete de la temporada. El tercer cajón del podio ha ido a parar a un excelente Max Verstappen que acababa la carrera con el alerón delantero dañado y bajo la presión de Sebastian Vettel.

A nivel estratégico la variedad ha destacado por su ausencia. Todos los pilotos salían con los neumáticos blandos, a excepción de Fernando Alonso que debía salir con los superblandos tras marcar ayer su mejor tiempo en Q2 con estas gomas.

La salida ofrecía uno de los momentos más emocionantes de la carrera. Por delante Hamilton salía bien y mantenía a salvo el liderato, pero Bottas no podía frenar a un Vettel que salía por la parte limpia y veía como el alemán le pasaba en la primera curva. Por detrás el caos se apoderaba de la mitad de la parrilla tras un trompo extraño de Romain Grosjean. El piloto de Haas perdía el control de su coche y levantaba una gran humareda que dificultaba la visión del resto. Esto ocasionaba la colisión del Nico Hulkenberg Pierre Gasly con el francés y consecuente salida del safety Car.

Tras unas pocas vueltas el coche de seguridad se retiraba y poco después comenzaba el baile de paradas. Vettel tomaba la delantera y paraba en la vuelta 18 para poner medios. Bottas haría lo mismo dos vueltas después, pero la parada era bastante lenta y el finlandés perdía lo que parecía ser un undercut seguro. Alonso se deshacía de los superblandos y seguía la corriente general de poner medios para llegar al final.

La sorpresa llegaba cuando Kimi Raikkonen era adelantado por los dos Red Bull que tenía justo detrás. En ese momento el finés reportaba problemas de motor y se veía obligado a retirar su Ferrari. Poco después Hamilton y Carlos Sainz hacían sus respectivos cambios. Por ese entonces Hamilton ya lideraba la carrera de forma holgada y no había el más mínimo síntoma de presión en el piloto británico.

Pilotos como Esteban Ocon (que protagonizó una mala parada) y los dos de Red Bull atrasaban su parada tanto como podían, posiblemente buscando la aparición de algún safety car. El destino quería el apareciese un coche de seguridad virtual justo después de que los de las bebidas energéticas hiciesen su cambio de neumáticos. Era Ocon el responsable de esa acción tras quedarse parado en la salida de la curva 4 debido a problemas de motor.

En ese momento llegaría el momento en el que Ferrari tiró las posibilidades de podio por la ventana. Los de Maranello hacían parar a Vettel en una inexplicable maniobra estratégica que le hacía salir por detrás de Verstappen. El alemán ponía un nuevo juego de neumáticos medios que no le permitirían escalar más posiciones en un circuito en el que adelantar es complicado.

La resalida del virtual safety car volvía a traer un cúmulo de acciones caóticas en muy poco tiempo. Alonso lograba pasar a un Charles Leclerc que le había estado obstaculizando durante gran parte de la carrera, Verstappen volvía a ejecutar una maniobra cuestionable sobre Lance Stroll que le hacía perder parte de su alerón delantero y Sergey Sirotkin hacía un trompo mientras rodaba solo.

Poco más sucedería en las últimas vueltas. Stoffel Vandoorne se paraba en la salida del pit lane tras experimentar algunos problemas con su caja de cambios. Increíblemente esto supone el primer abandono de McLaren en lo que llevamos de temporada. Más tarde sería Sainz el encargado de reportar problemas de motor, pero el español conseguía llegar a la línea de meta sin mayores problemas.

Finalmente Hamilton cruzaba la línea de meta en primera posición por delante de Bottas y Verstappen. La cuarta posición de Vettel le hace distanciarse drásticamente de Hamilton en el campeonato de pilotos. Daniel Ricciardo firmaba la quinta plaza en una carrera en la que el australiano no ha mostrado un gran ritmo. Por detrás Kevin Magnussen exprimía su Haas al máximo para conseguir un sexto puesto que sabe muy bien. Sainz y Alonso conseguían una buena actuación en la carrera de casa para ser séptimo y octavo respectivamente. Sergio Pérez lograba pasar a Leclerc al final de la carrera en lo que supone una buena actuación para ambos.

La próxima carrera será dentro de dos semanas en el legendario circuito de Mónaco. Leclerc tendrá la oportunidad de lucirse en su propia casa mientras que Ferrari deberá luchar por recuperar terreno a una Mercedes que parece haber vivido una resurrección.

Fotos vía: theweek.co.uk


No te olvides de dejar un comentario y seguirme en Twitter: @VaroF1

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies