Más allá de la derrota y la victoria

A todos los que amamos el fútbol y lo sentimos como parte de nuestra vida, la derrota y la victoria tan solo son parte del mismo, una pequeña parte a la que se sobrevalora en el resultadismo actual donde el placer de jugar cada vez tiene menos valor

0

Existe una frase célebre en el mundo del fútbol que reza de la siguiente manera: “El fútbol es ese deporte en el que juegan 11 contra 11 y siempre vencen los alemanes” dándole un ínfimo valor a la derrota. Frases como estas inundan el colectivo imaginario de nosotros los futboleros pero hay mucho más, muchísimo más. Hoy en día, cada vez más, la diferencia entre el fútbol profesional y el no profesional es muy grande. El resultado como medio de conseguir cosas y no la consecuencia de una forma de actuar lo ha cambiado todo. Si restringimos el valor del fútbol al resultado, le privamos de su esencia y de todo aquello que lo hace tan grande. El fútbol negocio se rige por una serie de factores que se alejan, y mucho, de lo que fue el origen del balompié en aquella Inglaterra victoriana .

El deporte del 11X11, como arma de confrontación, es aprovechado por distintos elementos de la sociedad para darse a conocer y embrutecerlo, para privarle de sus valores originales. Sin embargo, es el deporte que más aparece en los medios, más seguido en redes sociales y más popular entre nuestros jóvenes, pero ¿les enseña lo que pretendemos? ¿Es el ejemplo que queremos para nuestros hijos?

Recientemente se jugaron en Bilbao las finales de las dos competiciones por equipos más importantes del rugby europeo. Cuatro equipos, cuatro aficiones y una camaradería y falta de incidentes que han sido la envidia de muchos otros deportes, donde los enfrentamientos, las agresiones y la búsqueda continua de protagonismo los convierte en meros conductores de otros intereses.

En contraposición a estos valores y esta magnífica manera de vivir y sentir el deporte, en Lyon, los radicales del Atlético de Madrid y del Olimpique de Marsella se citaban, redes sociales mediante, para montar una batalla campal y ofrecer un lamentable espectáculo en las calles de la capital francesa. Teniendo en cuenta que a este tipo de grandes eventos también acuden menores, es un ejemplo lamentable el que se ofrece a la juventud y una gran oportunidad perdida de educar a través del deporte.

Todos aquellos que tienen al fútbol como un negocio y le privan de sus valores, pueden acabar por matar su propia gallina de los huevos de oro, dado que en una sociedad tan bipolarizada como la actual, son cada vez más aquellos que no inscriben a sus hijos en las escuelas de base por los lamentables espectáculos que se ven en las canchas un día tras otro.

A todos aquellos que amáis el fútbol y sus valores, a todos aquellos que crecisteis con él y os convirtió en las personas que sois hoy en día, a todos los que pretendéis devolver al fútbol a lo que fue para vosotros, a todos os pido que demos un paso al frente contra el sensacionalismo periodístico, contra la generalización permanente, contra los que no ven más allá del día a día sin pensar en un futuro a medio/largo plazo. Aún estamos a tiempo.

Foto destacada vía: feednoticias.com

@VicentSarrion

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies