Lo que pudo ser y no fue

Una mala gestión en la planificación deportiva fue lastrando las ilusiones por mantener la categoría en el transcurso de la temporada

0

A falta de 5 jornadas, Las Palmas consumó el descenso a Segunda División. Descenso que se fue consumando lentamente a lo largo de la temporada, por la pobre planificación deportiva realizada para dicha campaña y haber puesto fin a la ‘Era Setién’ poniendo por delante al club antes que unas bases de equipo ya creadas.

Al poco de empezar la temporada el presidente de la entidad, Miguel Ángel Ramírez, declaró de forma tajante «Tenemos la mejor plantilla de la historia de la UD Las Palmas». Hecho que lo acabó dejando retratado al no dar la talla en ningún tramo en el campo de juego.

La temporada empezó a torcerse cuando tras seis jornadas Manolo Márquez, el artífice del ascenso del filial amarillo a Segunda B y actual entrenador amarillo por aquel momento, dimitió al no estar consiguiendo los objetivos y las sensaciones que se había propuesto cuando aceptó el cargo en la primera plantilla. Como no hubo una buena planificación, tampoco la hubo al buscar un entrenador capaz de sacar la situación adelante eligiendo al ex-entrenador valencianista, Pako Ayestarán. El técnico vasco estuvo al frente del equipo en 9 partidos con dos parones de selecciones y en ningún momento consiguió mejorar el rendimiento de sus pupilos, todo lo contrario, se fue solamente con una sola victoria, en Copa del Rey contra el Deportivo, dejando a la entidad en peor situación que con su anterior entrenador.

Tras los dos primeros entrenadores, pusieron al frente del equipo a Paquito Ortiz y a Rafa Cristóbal, mientras buscaban contratar al entrenador argentino Jorge Almirón, pero tras unas idas y venidas con la Federación, no se le concedió la oportunidad de entrenar en España, al no cumplir todos los requisitos exigibles para ello. Una vez ocurrido esto y con la situación complicada a mitad de temporada, se recurrió a un viejo conocido de la afición amarilla como es Paco Jémez, en busca de un entrenador capaz poner mano dura en el vestuario con el objetivo de sacar resultados inmediatos.

Paco Jémez llegó en navidades a la isla y desde el primer día aumentó la intensidad de los entrenamientos, con la idea de mejorar el rendimiento físico de los jugadores. Esa intensidad se empezó a ver en los partidos, hasta principio de marzo, estrenándose con un meritorio empate en Copa del Rey contra el Valencia y mejorando en los siguientes partidos sus números en liga. Todo volvió a torcerse en el campo tras la derrota en Vigo con un gol en los minutos finales, en un partido que el conjunto amarillo no mereció perder. Después de ese partido, la intensidad de los jugadores fue disminuyendo a lo largo de los partidos consumiendo el descenso un mes después.

Estas malas decisiones en la organización del club también afectó a los aficionados, debido a que, han ido disminuyendo la asistencia al estadio a raíz de los malos resultados del equipo, llegando al punto que en el partido ante el Getafe, solo se registraron 4000 personas en el Estadio de Gran Canaria y en el último partido en casa, como señal de protesta, los ultras y las peñas del conjunto amarillo decidieron no asistir al partido y reunirse en el antiguo Estadio Insular.

Una vez terminada la temporada, no queda otra desde la comisión deportiva que empezar de 0 para hacer un equipo competitivo en la Liga 123 con la idea de volver lo más pronto posible al lugar que le corresponde, La Liga Santander, dándoles nuevamente alegrías a la afición amarilla.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies