Todo o nada en Zorrilla

Real Valladolid-Club Atlético Osasuna| Sábado 2 de junio de 2018, 16 horas | 42ª jornada de la liga 1|2|3 | Nuevo Estadio José Zorrilla // Árbitro: Iñaki Vicandi Garrido (Comité de Árbitros del Pais Vasco) | Valladolid y Osasuna se juegan a una carta su presencia en los playoff en un Zorrila lleno hasta la bandera

0

El Real Valladolid y el Club Atlético Osasuna se miden este sábado (20:30) en el Nuevo Estadio José Zorrilla, en un emocionante duelo por acceder a las eliminatorias por el ascenso. Los pucelanos pretenden aprovechar su buena línea de juego y el apoyo de su hinchada, que llenará el coliseo castellano, para doblegar a los de Diego Martínez, que están terminando la liga en buena forma, pese a los altibajos de una difícil campaña.

El duelo entre ambas escuadras es sinónimo de partido igualado, emocionante y con pocos goles. De hecho, las visitas del cuadro navarro a Zorrilla se han saldado habitualmente con derrota del cuadro local o un exiguo empate. En su última visita (temporada 20015-16), los rojillos vencieron por 0-1, gracias a un solitario gol de Nino. Por contra, la última victoria blanquivioleta se remonta al año 2002, con ambas escuadras en Primera División, cuando Tote marcó el gol del último triunfo de los pucelanos ante los pamplonicas.

En esta ocasión, la oportunidad de ambos de luchar por el ansiado ascenso está en juego, en un duelo de poder a poder. La casualidad ha querido que ambas escuadras se vean las caras con más emoción que nunca, ya que aunque el empate podría servir a ambos, las combinaciones parecen harto complicadas. Así pues, el triunfo parece el claro objetivo de ambas escuadras. Dos conjuntos construidos para luchar por este ambicioso objetivo y que, tras una temporada decepcionante, afrontan el final con un inesperado optimismo.

Tras el vibrante encuantro de la ida, marcado por un temporal de nieve, la vuelta alberga emociones aún más intensas que las de aquella nevada tarde de Reyes. (Foto: realvalladolid.es)
Ahora o nunca en Zorrilla

La escuadra vallisoletana afronta el duelo del sábado tras haber conseguido el ambicioso objetivo de depender de si mismo. Tras el cambio de entrenador, el órdago lanzado por la plantilla vallisoletana ha superado de largo las expectativas de propios y extraños, plantándose con serias opciones de jugar la post-temporada. Zorrilla no ha sido ajeno al cambio de imagen experimentado por los blanquivioleta y lucirá el primer lleno de la temporada, sumando su granito de arena en la lucha por el ascenso a Primera División.

Sergio González está cerca de obrar el milagro de meter a los pucelanos en al playoff de ascenso. (Foto: realvalladolid.es)

El técnico catalán dispondrá de toda su plantilla, a excepción de los lesionados de larga duración: LuismiCotán y Deivid. No obstante, la semana dejó el pequeño susto de Calero, que tuvo que retirarse del entrenamiento del martes, debido a un golpe. Precisamente, la intensidad ha sido la tónica dominante en las sesiones de esta semana, incluyendo un roce entre Gianniotas y Ontiveros. A pesar de la tensión y la importancia del duelo, la plantilla se muestra ilusionada ante el reto, que parecía una quimera hace tan sólo un mes, y pretende devolver a la afición la confianza y la paciencia de toda la temporada.

Nacho volverá, presumiblemente, al costado izquierdo de la zaga tras cumplir su partido de sanción. (Foto: realvalladolid.es)

En cuanto a la alineación, Sergio González podrá repetir su once favorito, con el regreso de Nacho a la convocatoria. Así pues, el cuadro albivioleta pondrá sobre el césped a los jugadores que han hecho posible el milagro y que se han ganado la confianza del preparador catalán. Por supuesto, siempre queda la duda de que el técnico barcelonés se guarde un as en la manga, ante la importancia del encuentro, pero no es entrenador de inventos extraños, por lo demostrado en su corta etapa en el banquillo pucelano.

Zorrilla mostrará el ambiente de las mejores veladas, arropando al equipo en la final del sábado. (Foto: realvalladolid.es)

Otro factor a tener en cuenta del lado local será la presión de la grada, con el lleno asegurado desde el miércoles. Una afición que se ha sumado en masa, espoleada por el sorprendente buen final de liga de los suyos. Y es que la parroquia local está ávida de alegrías, a la par que enfadada ante los últimos arbitrajes. Por lo que, teniendo en cuenta la indignación de los blanquivioleta tras el partido de La Romareda y el lleno hasta la bandera, Zorrilla podría convertirse en una auténtica olla a presión.

Osasuna y su fortaleza fuera de casa

El conjunto rojillo llega a Zorrilla tras haber recuperado la confianza en si mismo. Los pamploneses acumulan más de tres meses sin caer derrotados a domicilio y, además, han sumado 10 de los últimos 12 puntos que han disputado. Con estás credenciales, el cuadro navarro se ve con la fortaleza y confianza necesaria para disputar una auténtica final anticipada.

Diego Martínez a sorteado las dificultades de una irregular temporada. (Foto: osasuna.es)

Diego Martínez vigués, satisfecho tras la ajustada victoria ante el Lorca, afirmó que sus jugadores se han hecho acreedores al derecho de jugar esta final, gracias a su esfuerzo y trabajo. De hecho, el técnico gallego ha sido un superviviente más, habiendo tenido que trabajar bajo la presión de manejar uno de los presupuestos más altos de la competición. La exigencia del banquillo osasunista no ha conseguido hacer mella suficiente en el joven entrenador, que ha sido capaz de sortear los peores momentos y, de paso, eludir la destitución.

El conjunto navarro entrenando, con el vallisoletano Quique en el centro de la imagen. (Foto: osasuna.es)

En el capítulo de lesionados, aparte de la consabida baja de Clerc, el técnico visitante tendrá que hacer frente a la grave lesión de Sergio Herrera. El cancerbero, que fue intervenido con éxito este jueves, era uno de los pilares defensivos de la cobertura rojilla. En su lugar jugará el veterano Manu Herrera, cuyo desempeño genera serias dudas en la afición osasunista. No obstante, su larga experiencia y la solidez del equipo fuera de casa pueden ser suficiente para afrontar este crucial final de temporada.

Manu Herrera deberá suplir a Sergio en la final de este sábado. (Foto: osasuna.es)

Así se presenta el emocionante duelo que cierra la temporada regular este sábado. Un choque que será poco apto para corazones sensibles y que tendrá a ambas aficiones tan pendientes del terreno de juego como de lo que ocurra en otros estadios. Una tarde de fútbol y transistores de las de toda la vida, con reminiscencias al balompié de otras épocas menos comerciales y más auténticas. Un sábado en que Zorrilla se convertirá de nuevo en el teatro de los sueños para unos y pesadillas para otros, que tendrám que posponer sus ambiciones una temporada más.

Ficha técnica
Real Valladolid: Masip, Becerra, Moyano, Antoñito, Kiko Olivas, Calero, Rotpuller, Borja Herrera, Nacho, Anuar, Borja, Míchel, Hervías, Gianniotas, Toni, Ontiveros, Óscar Plano, Mayoral, Chris Ramos, Toni Martínez y Mata.
Club Atlético Osasuna: Manu Herrera, Juan Pérez, J. Flaño, M. Flaño, Oier, Unai García, Lillo, Aridane y J. Herrando, Fran Mérida, R. Torres, Rober Ibáñez, Borja Lasso, De las Cuevas, Arzura, Sebas Coris, Lucas Torró, Kike Barja, David, Quique y Xisco.
Árbitro: Iñaki Vicandi Garrido (Comité de Árbitros del Pais Vasco)
Incidencias: Partido correspondiente a la cuadragésimo segunda jornada de la Liga 1|2|3 disputado en el Nuevo Estadio José Zorrilla, Valladolid.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies