El Sporting busca a su Eguarás

Una de las prioridades y a su vez tareas más complicadas del Sporting en este mercado es la conratación de un mediocentro que aporte trabajo y tenga habilidad para la construcción de juego

0

El Sporting vivirá un verano largo y en el que tiene mucho trabajo. La dirección deportiva debe configurar una plantilla de garantías que vuelva a ilusionar a su afición con el ascenso. Sin la ventaja del recién descendido, Miguel Torrecilla deberá realizar entre ocho y diez incorporaciones que le den a Rubén Baraja la profundidad de vestuario que el vallisoletano echó en falta durante la pasada campaña.

A excepción de la portería, es bien sabido que el Sporting reforzará todas sus líneas. Las mayores urgencias vendrán sobre todo en los puestos de lateral derecho y delantero, donde o bien no hay jugadores específicos en plantilla o los que hay no cuentan con la confianza del técnico. Todo esto sin olvidar la banda izquierda o el mediocentro. Es precisamente en este último donde el Sporting tiene menor margen de error.

El mediocampo rojiblanco tiene un problema: la escasez de creación y distribución en sus futbolistas. De los cinco hombres que tiene bajo contrato solo dos han demostrado talento para ejercer esa función. Se trata de Nacho Méndez y Rachid. El franco-argelino no cuenta para el club y todo apunta a que acabará desvinculándose del club antes del fin del mercado. Pero con el luanquín, Baraja prefiere tenerlo bajo su abrigo. Ir introduciéndole poco a poco y no cargándole de responsabilidad desde el primer día.

Es por ello que el Sporting rastrea el mercado en busca de un centrocampista que desempeñe las dos funciones básicas de un mediocentro. Un futbolista que aporte trabajo y recuperación, pero también una notable aportación en la construcción de juego ofensivo En definitiva, el Sporting busca a ‘su’ Eguaras. Un futbolista del perfil que el Real Zaragoza captó hace un año. Ni Sergio Álvarez -al que Baraja intentó hacer que asumiese sin éxito esa labor-, ni Cristian Salvador, ni Hernán Santana poseen esas características. Además en el caso del canario, habrá que ver en pretemporada si su desaparición de las listas en los últimos partidos se debe a una pérdida de confianza de Rubén Baraja en él.

Nacho Méndez en el partido frente a la Cultural
Nacho Méndez es, por ahora, el único centrocampista de la plantilla que destaca en la creación de juego

Un cambio táctico, posible variante si no se encuentra al hombre buscado

El Sporting intentó el regreso de Álex Bergantiños, aunque el centrocampista coruñés optó por regresar a su casa. Aunque su vuelta hubiese sido del agrado de la afición rojiblanca, que le ovacionó en el último encuentro, las carencias del Sporting en esa posición hubiesen sido las mismas. Pero esfumada esa opción el club gijonés rastrea el mercado en busca de ese mediocentro. Ese ‘5’ que dirían en Argentina que aporte el equilibrio y fútbol necesarios para dominar los encuentros.

De no lograrlo, el Sporting seguiría prolongando en el tiempo uno de sus males endémicos de los últimos años como es la falta de dominio en el centro del campo. En los últimos años la pareja que formaron Sergio Álvarez y Nacho Cases mitigó algo, sin lograrlo por completo, esa carencia. Pero con el gijonés en Chipre esta temporada se ha vuelto a agudizar esa falta de fútbol. Baraja tendría que escudriñar todas las posibilidades que su cuerpo de centrocampistas pueda aportar. La introducción de un ‘trivote’ podría ser una de esas soluciones que el vallisoletano podría implementar en su segundo año en Gijón. Pero por ahora la prioridad es clara; hace falta un mediocentro y hace falta cuanto antes.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies