Ferrari al nivel de Mercedes, falla en pista

El trabajo de los chicos de Maranello durante la última mitad de la temporada pasada y toda esta pretemporada, ha dado sus frutos: el SF71H es un coche muy distinto pese a estar basado en el mismo concepto del monoplaza del año pasado. Por fin parece que han alcanzado a Mercedes en rendimiento aerodinámico y potencia de motor.

0

Para una escudería como Ferrari, no ganar un campeonato de pilotos desde el 2007 es realmente duro. No es aceptable. En estos once años, han cambiado de presidente dos veces, de director de la escudería tres y prácticamente no queda nadie de aquella época al cargo de ningún departamento importante, ni motores, ni chasis, ni aerodinámica…

Ferrari compite con dos escuderías que son relativamente nuevas, como Mercedes y Red Bull, que aunque para arrancar se basaron en estructuras existentes, vinieron con formas de trabajo completamente nuevas. Si hubiese que resaltar una razón sobre el resto para explicar esta prolongada sequía, probablemente la de más peso sería la imposibilidad de hacer pruebas privadas. Los títulos de nuestro querido Schumacher se cimentaron en miles de horas de este sobre el trazado de Fiorano, dentro de la fábrica de Ferrari, probando piezas, proponiendo cambios y descartando otras. Cuando tuvieron que renunciar a dichos test, se dieron cuenta de que su túnel de viento no era fiable y ya no valía como antes con corregir esos datos a base de dar vueltas realizando cambios hasta sacar la décima que buscaban. Durante al menos dos años, tuvieron que usar el túnel de viento de Toyota en Colonia mientras modernizaban el suyo.

Los SF71H de Vettel y Raikkonen en 2018

Los italianos aprovecharon los grandes cambios normativos del 2017 para poner en pista un coche mucho más competitivo que los anteriores. Pero no fue suficiente. Su agresivo diseño, sobretodo a la altura de los pontones laterales y suspensión delantera necesitaba ajustes. Y esos cambios llegaron en este 2018 con un SF71H realmente competitivo. Con un motor que no se rompe y que ya advirtió Toto Wolff que iba a correr más que las flechas plateadas, aunque nadie le creyó entonces. Una distancia entre ejes aumentada para dotarle de más estabilidad en curva rápida, unos pontones laterales con doble canal difusor y una parte trasera más sencilla. La suspensión delantera es más eficiente, pero al ser más compacta, es más crítica en la puesta a punto, motivo este para que Raikkonen se vea en muchas carreras lejos de su compañero de equipo, sobretodo en libres. Un fondo plano completamente rediseñado con una nueva canalización de aire desde la parte frontal y un capó motor más bajo y compacto, hacen el resto.

 

Parece que los Ferrari 2018 están un paso por delante

La igualdad esta temporada está siendo muy emocionante, viendo como regularmente, los Ferrari clasifican una y otra vez delante de los Mercedes, algo que casi se nos había olvidado tras el pesado dominio alemán de los últimos años. La F1 nació alrededor de Silverstone, en Oxforshire, con casi todas las fábricas desperdigadas por las cercanías. Y probablemente sea el circuito más completo para evaluar el rendimiento de un monoplaza. Se necesita potencia, apoyo aerodinámico, cuidad de los neumáticos y una exquisita sensibilidad para poner a punto el monoplaza. Dos clicks de más en un amortiguador trasero, que apenas se notarían en Bahrein, arruinan por completo el comportamiento de un coche en Silverstone. Y allí vimos un Vettel con un Ferrari campeón. El paddock tomó consciencia de que este podría ser el año de los bólidos rojos. La primera victoria de Mercedes tuvo que esperar hasta Bakú, la cuarta carrera del año. Impensable ver algo así en años pasados.

Pero una vez más sale a relucir ese carácter latino que comparten tanto equipo como su piloto alemán y que les hace capaces de dar lo mejor en las más difíciles situaciones y de cometer los errores más injustificables. Fallos tontos de estrategia, choques absurdos en primeras vueltas que no veríamos ni en karting, pitstops desastrosos… frente a la precisión de la Bundeswehr plateada. Vettel salio líder de Silverstone con 10 puntos de ventaja sobre Hamilton. Los dos circuitos siguientes, Alemania y Hungría también favorecían históricamente a Ferrari, lo que hacía pensar en una considerable diferencia de puntos de Vettel para mitad de temporada. Y sin embargo, vemos a Hamilton 24 puntos por delante.

Vettel tiene este 2018 una gran oportunidad para convertirse en campeón

Vettel siempre ha dado muestras de que es un piloto realmente rápido, pero que pierde los nervios cuando no está todo bajo control. Y esta temporada lo ha demostrado en varias ocasiones. La más evidente fue en su casa, en Sachsenring, Alemania, al mover el repartidor de frenada hacia delante y bloquear el monoplaza y estrellarlo contra las protecciones cuando empezó a llover en la curva seis.

Raikkonen es… Raikkonen. Pero ya sin las actuaciones geniales de hace unos años, en las que ‘Iceman’ era capaz de volar bajo, de manera constante con su monoplaza hasta batir a sus rivales. Esta versión 2018 del finlandés quizá sea la más inconsistente de los últimos años, lo que podría propiciar su relevo en la Scuderia por Leclerc el año que viene. Hamilton tiene un gran aliado en Bottas como se demostró en Hungría, pero Vettel rara vez puede contar con Raikkonen, puesto que o clasifica mal o puede perder varias posiciones en la salida.

Eñ SF71H de 2018 es un coche muy equilibrado

Volviendo al coche, el SF71H es el mejor monoplaza de la parrilla, equilibrado, rápido, fiable y que se deja poner a punto en todos los trazados, al menos por Vettel. Pero un campeonato es la combinación de cientos de personas y factores. En una cadena, da igual el tamaño y la resistencia de los eslabones más gruesos: siempre se rompe por los más delgados. Ferrari debe ser capaz de solucionar de una vez por todas esos errores en áreas no críticas, pero que les pesan al final en carrera y les hacen perder puntos.

Si lo consiguen, podremos asistir a uno de los campeonatos más emocionantes de los últimos años. Algo que ya nos merecemos los aficionados después de tantos años de dominio alemán.

Sígueme en @jesusmedinamot1

Fotos: f1.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies