Una segunda jugada deja los tres puntos en casa del Atlético Baleares

Un solitario gol de Francesc Fullana en el tiempo de descuento de la primera mitad otorga la primera victoria a los balearicos y asesta la primera derrota alcoyanista

0
Atlético Baleares
1 0 CD Alcoyano

 

El guion previsto. Un partido cerrado, repleto de rebotes y segundas jugadas se decidió en un pequeño detalle. Fullana cruzó lejos del alcance de Bañuz un balón rechazado tras un saque de banda. Una jugada. Un gol. Tres puntos.

Mandiola había apostado por el músculo en el centro del campo al situar a Villapalos en el eje del campo. Marcos de la Espada ocupaba solo la punta del ataque. Nuha esperó en el banquillo hasta el tramo final del partido.

Mir tuvo la misma idea que el vasco y apostó por mantener la línea de cuatro atrás con Barreda, Ruso, Primi y Navarro. En el centro del campo, Pajarero acompañaba a De Lerma y Hermosa merodeaba la zona del interior izquierdo.

Los veintidós futbolistas saltaron al césped artificial de este terreno de juego de reducidas dimensiones. Un calor extenuante les acompañaba a las 11 de la mañana. No cesa el verano en Palma de Mallorca.

Inició muy activo el partido el conjunto de Vicente Mir, aceptando el juego directo que proponía el cuadro de Mandiola. De ello nacieron los tres córners que botaron los visitantes en el primer minuto del partido.

El Alcoyano, así pues, parecía tener las ideas claras en el tramo inicial. Un Rubio muy peleón, que le ganaba la partida a su marcador Rubén, generaba problemas a la zaga balearica en cada balón largo que le buscaba. El Deportivo seguía buscando el balón parado y exhibía su peligro en las jugadas de estrategia. De hecho, Expósito salvó el gol alcoyanista en el 16 al barrer bajo palos un remate a la salida de un córner.

Por su parte, el Atlético Baleares solo llegaba con centros que no encontraban rematador. Le tomaron el pulso al partido los locales al filo de la media hora. Justo entonces, el Alcoyano sufrió un nuevo contratiempo en forma de lesión. Bryan Reyna, en el minuto 28, coincidiendo con la pausa para la hidratación, no pudo continuar sobre el césped y cedió su lugar a Nieto.

Una jugada polémica agitó la grada de Son Malferit sobrepasada la media hora. Reclamó un penalti Expósito producido tras un centro suyo que rebotó, a su juicio, en la mano de Tomás Ruso. El colegiado canario, en cambio, decretó saque de esquina, aludiendo la involuntariedad de la infracció.

Un tímido intento de Óscar Díaz desde la frontal del área en el 33, que bloca Carl sin problemas fue la última intentona ofensiva visitante en la primera mitad y, prácticamente en todo el partido. Antes del descanso llegaría el castigo local.

Era el minuto 47. Un saque de banda de Expósito lo rechaza la defensa y el balón le cae muerto a Fullana que la cruza lejos del alcance de Bañuz. Gol psicológico del Atlético Baleares en el último suspiro de la primera mitad. El Alcoyano volvía a recibir un castigo tal vez excesivo en el tramo final de la prinera parte como ya sucedió en la primera jornada ante el Barça B.

Sin opciones

El Alcoyano debía buscar el empate pero no quería tampoco desguarnecerse atrás porque con espacios el Atlético Baleares mataría el partido. Dio un paso adelante en el 56 Vicente Mir al retirar a Navarro y dar entrada al debutante ruso Niko Abuladze. Hermosa retrasó su posición al lateral izquierdo.

No surtió efecto inmediato el cambio para el Alcoyano. Más bien todo lo contrario. Tuvo a milímetros el segundo el Atlético Baleares. Un balón filtrado para Marcos de la Espada, que lanzó un disparo cruzado que se paseó sobre la línea de gol. En el segundo palo apareció Canario, que, forzado, no pudo remachar a gol su toque desesperado.

Un Alcoyano más estirado por las urgencias del marcador, aunque sin fútbol ni llegadas claras, dejaba más espacio para los locales. El partido iba agonizando poco a poco, sin solución de continuidad ni sobresaltos alarmantes para la parroquia de Son Malferit.

Quemó naves Vicente Mir a falta de algo más de un cuarto de hora para el final del choque. El central Pajarero, que en este partido actuó como pivote defensivo, cedió su lugar al atacante ecuatoriano Hernán Lino. Pero no cambiaron las tornas y Carl Klaus siguió siendo un mero espectador. Solo un cabezazo tímido en el 90 inquietó mínimamente al meta alemán.

Con la victoria el Atlético Baleares el punto logrado en el debut en Castalia antre el Castellón. Los cuatro puntos le sitúan uno por encima de su rival en esta jornada, el CD Alcoyano que se topa con su primera derrota de la temporada y amarga las dulces sensaciones que dejó para los de la moral la victoria en el debut ante el Barça B.

Ficha técnica
Atlético Baleares: Carl; Expósito, Rubén, Vallori, Vega; Villapalos, Rovirola, Kike López (Pedro Ortiz, min. 80), Canario (Biel Guasp, min. 87), Fullana; Marcos de la Espada (Nuha, min. 80).
CD Alcoyano: Bañuz; Barreda, Primi, Ruso, Navarro (Niko Abuladze, min. 56); Pajarero (Lino, min. 72), De Lerma; Bryan Reyna (Nieto, min. 28), Hermosa; Óscar Díaz, Rubio.
Goles: 1-0, min 45+2: Francesc Fullana.
Árbitro: Juan Luis Pulido Santana Comité Territorial de Las Palmas. Amonestó a Seoane (min 40) por el Lugo y a Akapo (min 45 y min 81) por el Huesca.
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de liga en el Grupo III de Sengunda B, disputado en Son Malferit, Palma de Mallorca.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies