El CF Reus pone fin a su voto de silencio con las inscripciones

0

Este mediodía Joan Oliver, máximo accionista y Xavier Llastarri, presidente del club, comparecían ante los medios de comunicación para acabar con su voto de silencio y explicar que ha pasado estas dos últimas semanas con el tema del límite salarial, los no inscritos, el fichaje de Cuenca y las salidas a última hora.

La actualidad del club a día de hoy es que hay 14 jugadores hábiles y dos en vías de recuperación (Vaz y Querol). No se han podido inscribir a cinco jugadores (Vítor, Lekic, Tito, Cuenca y Yoda), pero cuatro de ellos seguirán entrenado con el equipo, y uno fichó por el Cádiz antes de que acabara el mercado estival. Este mediodía tocaba dar explicaciones tal y como se adelantó hace dos semanas cuando se inició todo el culebrón. El máximo accionista del club ha querido explicar su versión de los hechos paso a paso y las negociaciones con La Liga para llegar al límite de dejar fuera a cuatro jugadores sin inscribir y tener que prescindir de Dejan Lekic.

Los últimos días se buscaba al responsable de todo lo que pasaba con el Reus, se hablaba de la directiva roig-i-negre, del presidente de La Liga,… Este mediodía Oliver ha dado el nombre del responsable “la responsabilidad es mía y la asumo” y como buen mandatario ha dado las explicaciones detalladas de cómo han ocurrido los hechos.

“Todo empieza cuando hacemos el presupuesto de la temporada, con un límite salarial de cuatro millones, similar al del año anterior”, decía Oliver. A finales de julio y con las reuniones con La Liga “percibimos que los criterios son más restrictivos”, “unas semanas después nos dicen que el único remedio para llegar al límite es hacer un depósito de 3M antes del 31 de agosto”, esas noticias las recibían tres días antes de que empezara la competición. A partir de eso, el club abrió dos vías para poner solución a eso en cuanto antes: una vía legal y la otra fianciera.

El Reus puso al tanto a la Federación Española de Futbol al ver lo que La Liga les pedía, ya que no se creían el presupuesto del que se disponía. “Gracias a esa reclamación legal el día 30 La Liga nos autoriza a inscribir a algún jugador más con el salario mínimo”. Estamos hablando de Jesús Olmo, Shaq Moore y Miguel Linares que fueron los primeros en poder reincorporarse con sus compañeros.

El límite salarial al empezar el mercado era de 4M de euros, pero La Liga “por motivos técnicos decidió dejarlo en el mínimo legal que son 2,3M” a eso se le suman 0,5M “autorizados”. Por lo tanto “necesitamos aumentar ingresos para incrementar masa salarial.”

Durante todo este proceso el club y los jugadores han estado “en contacto con la AFE. Entendemos que se esta produciendo una violación al derecho al trabajo de los jugadores”.

El fichaje de Lekic con el Cádiz y la posible cesión de Carrillo

Joan Oliver también ha acabado con todos los rumores de las negociaciones con el Cádiz con Lekic y Carrillo. Al ver el problema con el que se encontraba el Reus, era claro que los demás clubes se interesaran por fichar a los futbolistas afectados. Ese fue el caso del Cádiz con Lekic “a cambio, ellos nos ofrecieron la cesión gratuita de Carrillo. La Liga lo rechazó”. Por lo tanto el Reus se encontraba en que no podía ni inscribir pagando el sueldo mínimo, ni con cesiones a coste 0.

El caso Isaac Cuenca

El caso de Isaac Cuenca es el que ha estado en boca de todo el mundo estos dos últimos días después que publicara una carta explicando su caso. “Mi sorpresa fue que a pesar de los esfuerzos del club, La Liga se negó a inscribirme bajo el argumento de que mi caché, independientemente de lo que pactara con el club”, decía en su comunicado.

Oliver explicaba que el jugador pactó con el Reus bajarse el sueldo al mínimo posible y “una cláusula de revisar el salario cuando se haga la inyección económica”, pero para sorpresa de todos “La Liga no lo acepta, no se lo cree”. La explicación que daba la entidad al club ganxet era que “es un jugador de otro nivel, que tendría que tener otro salario. No aceptan la voluntad del jugador ni del club”. “Nosotros propusimos inscribir a cuatro jugadores, en lugar de los cinco que nos pedía La Liga. Uno de esos cuatro era Isaac Cuenca. La Liga lo rechazó”, explicaba el máximo accionista del CF Reus.

Carta de Isaac Cuenca

Vítor Sílva esperará a enero

El mediocentro portugués era el segundo jugador que tendría que rescindir contrato con el Reus, después de que se acabara el tiempo y no le pudieran inscribir. Por lo tanto club y jugador llegaron al acuerdo de rescindir. En ese momento todo se pensaba en caliente y una vez pasadas las horas se ha llegado a otro acuerdo con el jugador “entrenará con el Reus y esperará a que le podamos hacer ficha en el mercado de invierno”.

Después de cuatro años en Can Reus, Vítor ya se había convertido en una leyenda. Su apodo es el mago, ya que siempre que salía a jugar dejaba a la gente embobada con sus trucos con el balón. No solo por eso se ganó el respeto de toda una afición, sino que también aparecía en los momentos vitales para el club ganxet.

El primer equipo roig-i-negre no es el único que se ve afectado en Can Reus, sino que el hecho de tener menos jugadores en la primera plantilla hace que al Reus B Cambrils y al Juvenil A también les toque directamente el problema. Por el momento, los jugadores que se han utilizado del filial han sido Alfred, Gonzalo Pereira y Rubén Enri. Ahora, el presidente de la entidad, Xavier Llastarri, pide a la afición que esté “a muerte con la plantilla y dé el máximo soporte posible”, para que eso sea posible el club dará a conocer durante la semana “diversas medidas para estimular a los aficionados”.

@JessicaRius

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies