KTM en Misano: nuevo motor, peores resultados

Tras los problemas de fiabilidad del nuevo motor en Austria y la cancelación de Silverstone, KTM estrenaba por fin en carrera su nuevo motor con cigüeñal contrarrotante. Y no es que todo siga igual, es que parece que ha aumentado distancia con las motos de cabeza.

0

Misano fue el escenario elegido para estrenar el nuevo motor que KTM ponía en pista en los test de Jerez del pasado mes de mayo. La principal novedad es que al igual que Ducati y Honda, el motor gira en sentido inverso al de las ruedas, de manera que el efecto giroscópico del motor contrarresta parcialmente al de las ruedas, lo que permite una mayor manejabilidad de la moto y más fácil entrada en curva. Como punto negativo cabe destacar unas mayores inercias y peso del motor al tener que equipar un segundo eje para invertir el giro y una peor estabilidad en línea recta.

Las impresiones entonces sobre el nuevo paquete, por parte de los pilotos, eran muy positivas, llegando a cifrar Pol Espargaró en un segundo la ganancia de tiempo por vuelta frente al motor usado anterior. KTM se apresuró a decir que aun necesitaban algún tiempo para poderlo poner en pista y daban de forma oficiosa agosto como fecha más probable. El GP elegido era el de casa, Austria, pero Pol Espargaró no pudo correr al haberse fracturado la clavícula en el anterior GP de la República Checa y Smith tuvo que volver al motor antiguo en carrera al encontrarse múltiples problemas de fiabilidad durante todo el fin de semana. En Silverstone no se corrió debido a la fuerte lluvia y por lo tanto el bautismo de fuego, en carrera se ha producido en este GP de San Marino, en Misano.

Con Espargaró aún afectado, el trabajo del fin de semana recaló en Bradley Smith, que además fue confirmado como piloto probador de Aprilia para el año que viene. Y los tiempos no salieron en todo el fin de semana. En una pista intermedia como Misano que los pilotos de cabeza hacían en 1:31, las KTM se movieron en todas las sesiones en torno a los dos segundos más lentas, un abismo. Como dato, basta decir que Smith entró once segundos después que Aleix Espargaró con la Aprilia y a 46 de la Ducati de Dovizioso.

En la primera mitad de carrera, Smith mantuvo aproximadamente un segundo con la cabeza, pero algo ocurrió en la vuelta trece y a partir de ese punto, la diferencia aumentó a casi dos segundos por vuelta. Es llamativo que la diferencia aumente de forma tan acusada y sin progresividad. Smith aduce que el desgaste de los neumáticos condicionó la segunda parte de la carrera. Si además de ser un segundo más lentos, las KTM destrozan los neumáticos en trece vueltas, el problema es más serio de lo que parece.

La impresión general desde fuera es que el equipo está estancado y no avanza a la velocidad adecuada. Si están trabajando en la dirección correcta, solo ellos lo saben. El año que viene contarán con Zarco como piloto titular y con Dani Pedrosa como piloto de pruebas, por lo que es esperable que aporten importante información sobre las motos rivales que les ayude a reducir una distancia que a estas alturas nadie esperaba que fuese tan grande. La incógnita es si les dará tiempo a poner en parrilla en marzo una moto competitiva para 2019.

Mientras tanto, un mermado Pol y el piloto probador, Mika Kallio, se quedaban en Misano para realizar dos días de test y tratar de conseguir una puesta a punto que permita aprovechar las teóricas ventajas del nuevo propulsor. En la próxima cita veremos si han avanzado.

Sígueme en @jesusmedinamot1

Fotos: motogp.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies