Dembélé desatasca la maldición de Anoeta

El Barcelona se llevó los tres puntos de un remozado Anoeta tras remontar el gol inicial de una Real Sociedad combativa que hoy no tuvo la suerte de años anteriores. El líder sale invicto de una visita antaño maldita con un Ter Stegen estelar en el duelo que la parroquia txuri-urdin homenajeó a la leyenda Imanol Agirretxe.

0
Real Sociedad

1

2

FC Barcelona

 

Un remodelado Anoeta acogía un clásico de la Liga tras numerosas semanas clausurado. La Real Sociedad se estrenaba esta temporada en casa ante el líder con la intención de mantener el estatus de salida dura y complicada para el Barcelona. Y lo hacía con bajas importantes en la delantera ya que Garitano no pudo contar con William José ni Sandro por lesión para este choque. El Barça llegó a San Sebastián con el miedo que atesora el parón de selecciones aunque contaba con el presumible descanso de Messi, Piqué y Jordi Alba.

El conjunto donostiarra comenzó el encuentro con la seguridad recobrada de jugar ante su afición demasiados días después. Con la presión característica de los equipos de Garitano, la Real asfixiaba al Barça en su campo e impedía de una manera sideral sacar el balón jugado. Aun así el esférico no se paseaba por ninguna de las dos áreas y el juego no era más que una sucesión de rechaces trabados en un superpoblado centro del campo. La alegría local llegó en el minuto 12 tras la salida de un córner. El balón botó tras un cabezazo ante Aritz Elustondo que controló y se giró sobre su pierna izquierda para enviarlo al fondo de la red. El Barça parecía anestesiado y plasmaba su falta de tensión continuamente como si el merecido homenaje a Imanol Agirretxe no hubiera concluido. De nuevo el mantra de estadio maldito volaba sobre la sombra de un equipo culé adormecido.

La Real Sociedad dejaba manejar con tranquilidad a los centrales del Barça y mordía cuando la pelota se filtraba a los medios, sin dejar apenas espacios y obligando a Leo Messi a retrasar su posición considerablemente. El argentino bajaba al círculo central a recibir el balón y eso se percibía como el síntoma claro de que el equipo estaba enfermo. El inédito centro del campo que presentó Valverde no funcionó y los laterales no influían en el pobre desarrollo ofensivo de los visitantes. Rakitic se mostraba desubicado y Rafinha y Sergi Roberto deambulaban desaparecidos sin hallar huecos. El más activo del ataque era el extremo Dembélé, igual de incisivo que desacertado en sus acometidas por la banda.

Los donostiarras apretaban en la presión y defendían con dilatada comodidad pero sin apurar en exceso a la zaga azulgrana. La primera parte acabó con el 1-0 y con un único disparo a puerta – el de Elustondo para poner el primero en el marcador – en una jugada en la que Suárez se jugó la amarilla protestando una posible mano mientras la repetición nos mostraba que la pelota golpeó en la rodilla del defensor txuri-urdin. Una bonita metáfora de la primera parte del Barça en Anoeta.

Valverde movió el banquillo en el descanso y dio salida al brasileño Coutinho por Semedo. Otra oportunidad desperdiciada para el lateral portugués que ve como se le acaba el crédito de jugador joven con proyección. La segunda mitad se reinició con los mismos indicios que la primera. El Barça no dañaba las vulnerabilidades de la Real mientras Juanmi comenzaba a asomar la cabeza por el área azulgrana. La imperativa incorporación de Busquets al partido no evitó que el conjunto local lograra asustar a Valverde con una sucesión de ocasiones claras cuyas consecuencias fueron decisivas en el desenlace del encuentro. La primera fue errada por Oyarzabal que disparó fuera de la portería un cara a cara con Ter Stegen. La segunda llegó segundos después en un mano a mano que Theo no supo finalizar ante el meta alemán. Y la tercera y no por ello menos clara fue obra de Juanmi que remató solo delante del muro teutón con el mismo resultado que sus compañeros. El Barça sobrevivió a este carrusel de embestidas y la Real lo pagó caro.

Dembélé buscando huecos en la defensa de la Real / fcbarcelona. es (Miguel Ruiz)

 

La afición culé estaba puliendo la estatua a Ter Stegen cuando cantó el primer tanto. El gol del Barça llegó de la manera más fiel a su actuación hasta ese momento. Suárez remató en el área pequeña completamente solo después de que Rulli fallara en el despeje a la salida de un córner. Los azulgrana respiraban mientras Piqué exigía a sus iguales más concentración. El mazazo definitivo para la Real vino pocos minutos más tarde con el tanto de Dembélé. El francés enganchó con la zurda un balón en la frontal del área tras otro mal rechace de Rulli que no tuvo su mejor día. La falta de contundencia y las dudas del arquero local dieron alas al Barcelona, cada vez más suelto en el juego. La entrada de Coutinho y Busquets al verde revitalizó a un cuadro azulgrana vitaminado a raíz de los goles. El ‘txingurri’ reconoció su error inicial y dispuso su alineación titular para agarrar la victoria.

Los azulgrana pudieron sentenciar en diversas situaciones pero les faltó precisión en los últimos metros y los de Asier Garitano se conectaron al combate en los últimos instantes. La más clara la tuvo Juanmi en el 85′ con un cabezazo ajustado que se fue oliendo el palo de la guarida de Ter Stegen. Así acabó el choque y también la maldición de Anoeta, lugar de pesadilla para el Barcelona en la última década pero que en sus dos últimas visitas ha vencido remontando. La suerte ha cambiado de bando como también ha mutado Anoeta con un precioso nuevo aspecto de estadio inglés con las gradas rozando el césped.

El líder continúa su inmaculado trayecto con un pleno al 12 en Liga con la inestimable ayuda de Ousmane Dembélé que ha encadenado por primera vez en su breve carrera tres partidos seguidos perforando la red rival. La Real se queda con cuatro puntos y el sabor agridulce de haber soñado con otro resultado.

 

Ficha técnica
Real Sociedad: Rulli; Zaldua, Elustondo, H. Moreno, Theo H.; Illarra (c) (Merino, min 82), R. Pardo (Sangalli, min 73), Zubeldia, Zurutuza (Bautista, min 73), Oyarzabal; Juanmi.

FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo (Coutinho, min 45), Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Sergi Roberto, Rakitic, Rafinha (Busquets, min 56); Dembélé (Vidal, min 76), Messi (c) y Suárez.

Goles: 1-0 Elustondo (min 12); 1-1 Luis Suárez (min 62); 1-2 Dembélé (min 65).
Árbitro: Carlos del Cerro Grande del comité madrileño. Amonestó a Illarra (min 43).
Incidencias: Duelo correspondiente a la Jornada 4 de la Liga Santander disputado en el estadio Anoeta de San Sebastián.

 

Sígueme en @JuandieM9

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies