Ante todo mucha calma y capear el temporal

Así rezaba el título de uno de los discos de éxito de los rockeros gallegos Siniestro Total. Veremos si a orillas del Turia pueden aplicarlo.

0

El fútbol de Montilleta

No corren buenos tiempos para el valencianismo. Un mal inicio liguero, menos puntos de los esperados y una mala imagen en el debut en Champions han disminuido el crédito que el equipo se ganó el año pasado. El balompié es rabiosa actualidad y presente sobre todas las cosas. Ni la paciencia ni la tranquilidad son virtudes del mundo futbolero y lo que ayer eran loas y buenas palabras, tornaron hoy en críticas, constructivas y no tan constructivas. Si algo aprendí sentado en aquellas sillas fue a esperar y a ver que las prisas nunca son buenas consejeras. Las cosas, casi siempre, son más como acaban que como empiezan y saber esperar lleva, en muchas ocasiones, aparejado el doble premio del objetivo conseguido y del autocontrol observado.

Nadie, ni los  más pesimistas del lugar, podía imaginarse un inicio de temporada como el que ha tenido el Valencia CF. Más si cabe, cuando los comienzos de Marcelino suelen ser fulgurantes. Aquí intervienen ciertas variantes que cabe considerar. Como rezaba aquell

Caso Parejo

Dani, nuestro capitán, es mucho mejor con Kondogbia a su vera. El recambio natural en la plantilla es Coquelin. Hasta ahí creo que todos coincidimos. Con el primero lesionado y el segundo en su última fase de recuperación, el motor diesel del de Coslada ha dejado sus carencias al descubierto. El director de la orquesta necesita  muchos minutos para alcanzar su mejor forma. Siempre ha sido así y no parece que vaya a ser diferente ahora. La baja del ex del Inter ha sido la más inoportuna de todas dado que era el único jugador cuyo recambio dentro del elenco valencianista no estaba todavía disponible. Wass era el tercer candidato a suplir a los dos mediocentros defensivos y ha quedado patente que no ofrece ahí su mejor versión. El más afectado por todos estos cambios de pareja ha sido, valga la redundancia, Parejo.

Caso Rodrigo

Rodrigo Moreno jugó su primer mundial el pasado verano en Rusia y alguna de las consecuencias las está pagando ahora a nivel futbolístico. Es evidente que ha perdido toque y lucidez, pero quizá es a nivel psicológico donde más le esté costando volver a encontrar su mejor versión. A veces intermitente, por momentos ansioso, el hispano-brasileño no consigue ser desequilibrante en esa zona de finalización y la llegada de nuevos compañeros como Batsuayi o Gameiro le ha impedido mantener ciertos automatismos ya adquiridos al lado de Zaza y Santi Mina. Un juego más estático, propio de un Valencia al que ya todos conocen mejor,  y menos de transiciones veloces, como la fue la temporada pasada, tampoco favorece sus características.

Caso Garay

Ezequiel Garay es el defensa con mejor trato al balón del cuarteto de centrales con el que cuenta el Valencia CF en la presente temporada. Su ausencia, sin fecha de retorno prevista, obliga a asumir ese rol a Paulista y no es un dechado de virtudes técnicas el brasileño. Desde el primer partido de liga, el central argentino no ha podido volver a competir y el pasillo de seguridad del conjunto se ve afectado. El balón llega en peores condiciones a la zona de canalización o directamente pasa sobre sus cabezas sin que los delanteros reciban en las condiciones más adecuadas.

Kondogbia

El mediocentro valencianista no ha empezado con buen pie la temporada. Una lesión y una recaída posterior le han impedido participar con asiduidad. Su posición, sus características y su compromiso son básicos en este Valencia. Es el pegamento que todo lo une y el que hace mejor a todos los demás componentes del llamado pasillo de seguridad. Mejora a Parejo con su trabajo, descarga de trabajo a los centrales con su labor defensiva y con su ayuda al capitán, mejora los balones que le llegan a Rodrigo.

Cuatro hombres, tres posiciones vitales y que por diferentes motivos no están en su mejor momento. El tiempo corre en contra de esa calma y paciencia pero la calidad de los jugadores es la misma que la temporada pasada. Si Montilleta no perdía la cabeza con tres niños en 5 m2, menos la hemos de perder los valencianistas con un técnico y unos jugadores que han demostrado con creces su valía.

@VicentSarrion

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies