Ni tanto ni tan calvo

Pasamos de "cremar la falla" a ser "ninot indultat"

0

EL FÚTBOL DE MONTILLETA

Siempre hemos sido así, siempre hemos quemado la falla antes de montarla. La paciencia no entra en la idiosincrasia valenciana y en la futbolera mucho menos. Con estas palabras, dichas en su dulce valenciano, me explicaba Monti como los aficionados al Valencia éramos capaces de idolatrar y derrocar con la misma fuerza e ímpetu a nuestros venerados jugadores. Kempes era un paquete en su debut porque falló un penalty, la directiva una incompetente cuando lo vendió a Argentina y Mario Alberto un anciano inválido para el fútbol a su retorno. Todo esto en poco más de 4 años. De ejemplos como este está jalonada la historia blanquinegra y Vicent Sòria, alias “Montilleta” los recordaba todos.

UNA GOLONDRINA NO HACE VERANO

Una victoria balsámica, tras una dura semana, la obtenida en San Sebastián. Un triunfo por la mínima en un partido sin mucho relumbrón y donde un penalty parado por Neto pudo cambiar la historia. Desde la óptica valencianista, se recuperan valores, se recuerda al espíritu colectivo de la exitosa temporada pasada y bajo ese manto se tapan algunas carencias.

Partidos como el disputado en la Cerámica o en Mestalla ante el Real Betis no difieren en mucho con el disputado en Anoeta, salvo la manida eficacia anotadora. Cuando la pelotita acaricia la red todo cambia. Esta semana el Valencia estará tan próximo a ganar la Liga como la pasada lo estuvo de volver a nubarrones que se creían olvidados. Ni tanto ni tan calvo señores. En el término medio está la virtud y nuestra principal virtud, valga la redundancia, ha de estar en no perder la calma, en confiar en quienes han demostrado su valía y dar un tiempo moderado a engrasar la máquina.

La prueba de Champions de esta semana será importante aunque no definitiva. Perder ante dos rivales de la talla del Manchester United y la Juventus puede entrar en los planes más realistas. A partir de ahí, la obligación de competir todos los partidos debe ser el punto de partida siempre.

La frase que encabeza un poco más arriba la acuñó Guus Hiddink cuando comandaba la nave valencianista y viene que ni pintada para la actual situación. Un empate con buen juego y una victoria con sufrimiento han sido suficientes para que mucha gente vea el oso cazado y en el zurrón. Teniendo en cuenta que los próximos rivales juegan en Old Trafford y el Camp Nou, no estaría de más no estaría de más dejar el pecho en sus límites anatómicos, no sea cosa que nos lo partan.

@VicentSarrion

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies