Solari espanta los fantasmas y gana 0-4 al Melilla en la noche de Halloween

Victoria contundente del Real Madrid en Melilla para encarrilar el pase a octavos de final. Debut de Solari en el banquillo blanco. Benzema, Asensio, Odriozola y Cristo fueron los goleadores. Los locales realizaron un partido competitivo, marcado por la buena actuación de Dani Barrios que salvó a su conjunto de una goleada.

0
U.D. Melilla 0 4 Real Madrid

 

Partido correspondiente a la ida de dieciseisavos de final de la Copa de S. M. el rey de España entre Melilla y Real Madrid. Debut de Solari en el banquillo merengue, que realizó hasta nueve cambios respecto al clásico para disputar esta eliminatoria. El equipo local llegaba como segundo de su grupo en la segunda b y con mucha ilusión de obtener una victoria, aprovechando los malos resultados de su contrincante.

De Burgos Bengoetxea autorizó el inicio del partido y la pelota rodó bajo la lluvia dando inicio al encuentro. Contra todo pronostico los locales apretaron la salida del balón de su rival y gozaron de una gran oportunidad para ponerse por delante. Igor Martínez controló un pase de Chakla y delante de Navas envió el esférico fuera.

El conjunto blanco, hoy rojo coral, reaccionó tras ese aviso y a partir de ese momento se puso el mono de trabajo y embotelló a su rival. Ceballos fue uno de los jugadores que más peligro generó desde el centro, arrancando con potencia y arrastrando a varios azulones, creando huecos en la parte trasera. Vinicius jr y Benzema se asociaron con mucho criterio, generando paredes en banda y disparando desde media distancia.

El Real Madrid abriría el marcador en torno a la media hora de encuentro. Lucas controló y avanzó metros  hasta la frontal del área, abrió en banda a Odriozola que metió un pase al corazón del área para que Benzema rematara a placer delante de Barrios. Séptimo gol de Karim en lo que va de temporada, los mismos que Cristiano Ronaldo en la Juventus. Abrazo generalizado que daba la tranquilidad a los de Santiago Solari.

Dani Ceballos quedó tendido en el suelo, fruto de un tropiezo en el centro del campo, se trató de un susto. Tras esa acción, y contra diez, el Melilla buscó un tanto sin mucho éxito, aunque con mucho criterio y demostrando que es un rival muy competitivo.

Antes de que el colegiado decretara el final de los primeros cuarenta y cinco minutos, el Madrid amplió su renta. Inició en la izquierda Vinicius, que realizó un magistral pase medido a Marco Asensio que remató dentro del área al meta local. El árbitro no dejó sacar de centro y pitó el descanso tras el gol.

Antes de que se reanudara el segundo periodo, Solari realizó un doble cambio para dar descanso a Benzema y Sergio Ramos y en su lugar entraron Valverde y Nacho, que se endosó el brazalete de capitán. Sin novedades en el conjunto de Luís Carrión.

Como en la primera parte, el Melilla tuvo la primera ocasión, por la banda izquierda Igor Martínez situó un balón al corazón del área de Navas que se paseó por delante de la línea de cal y Odriozola la tiró fuera. Sin miedo y sin esconderse atrás. Planteamiento muy valiente.

Nuevamente, en torno al minuto 60, el Madrid volvió a tomar las riendas del partido y creó ocasiones. Asensio falló delante de Barrios, Vinicius se animó desde lejos y Llorente disparó desde fuera del área. Los madrileños buscaban sentenciar el partido y la eliminatoria. Pero ese gol no llegaba.

Los últimos veinte minutos estuvieron marcados por el dominio del Madrid que aburrió a su rival con posesiones largas y alargando las jugadas, llegando a los últimos minutos sin conceder ocasiones que peligraran el resultado favorable para sus intereses.

Y llegó el tercer tanto. Tras un asedio en el que se encontraban hasta siete jugadores del Real dentro del área, Vinicius controló un balón despejado de Barrios, Reguilón fusiló y quedó muerta para que Vinicius remachara. Pero finalmente fue Odriozola, en la línea, que introdujo la pelota en las mallas de la portería rival. 

En el tiempo de descuento, Cristo, que había salido y debutado en los últimos minutos, aprovechó un córner para realizar el cuarto tanto y sentenciar la eliminatoria. Como en la primera parte, el árbitro concluyó con su silbato el encuentro.

El encuentro terminó con victoria favorable al Real Madrid, segunda de los últimos ocho partidos, que levanta la moral de la plantilla que se medirá al Valladolid en el Santiago Bernabeú el próximo sábado a las 16:15 de la tarde. El conjunto local, recibirá al Almeria B el domingo a las 12:00 horas.

Ficha técnica
Melilla: Dani Barrios, Sofian, Richi, Mahanan, Juanmi Carrión, Alfonso, Otegui, Lolo Garrido (min:84, Fran Bueno, Ruano, Igor Martínez(min:74, Amar) y Yacine(min:69, Brian)
Real Madrid: Keylor Navas, Odriozola, Javi Sánchez, Sergio Ramos(min:45, Nacho), Reguilón, Llorente, Ceballos, Asensio (min:82, Cristo), Lucas, Vinicius jr y Benzema (min:45, Valverde)
Goles: 0-1, min: 27, Benzema, 0-2,min:45, Asensio, 0-3, min:78, Odriozola y 0-4, min:92, Cristo
Árbitro: De Burgos Bengoetxea amonestó a Sofian del Melilla y a Javi Sánchez y Lucas Vázquez del Real Madrid
Incidencias: 10.000 espectadores en el Municipal Álvarez Claro

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies