Pedraza evita el drama en el descuento

El Villarreal y el Levante empatan 1-1 en “La Cerámica” en un partido marcado por la falta de gol del equipo local. Ambos ganan un punto con distinto sabor: el Levante continúa soñando con Europa mientras que el Villarreal sobrevive del descenso y se coloca un punto por encima

0
Villarreal CF 1 1 Levante UD

El partido correspondiente a la undécima jornada de la Liga Santander enfrentaba al Villarreal y al Levante, dos equipos con posiciones y sensaciones muy diferentes. El club amarillo solo había conseguido dos victorias en las diez jornadas que llevamos de campeonato y viene de empatar 3-3 ante el Almería de Segunda División. Además, la afición del “Submarino” empezaba a pedir la destitución de Calleja. En el polo contrario está el club “granota”, quien encadenaba 4 partidos seguidos ganando, a excepción del empate en Lugo en Copa del Rey.

Con esta situación se llegaba al encuentro, donde cada uno de los entrenadores empleaba su esquema fetiche: 1-4-4-2 con 2 puntas fijos (Ekambi i Moreno) presentaba el conjunto castellonense y 1-5-3-2 por parte del equipo valenciano. Los primeros compases del partido se desarrollaron con muchas alternativas para ambos equipos: nadie cogía el timón del partido y cada uno presentaba sus credenciales para llevarse los 3 puntos. Ambos equipos dejaban jugar las defensas rivales cómodamente, pero en cuanto el balón se acercaba a zona de tres cuartos, la presión se intensificaba ampliamente. Esto provocaba balones largos a las espaldas de los laterales hacia Chukwueze y Ekambi o Morales y Roger.

Conforme el partido se desarrollaba el conjunto “groguet” ganaba peso a través de posesiones largas aunque estériles en cuanto a peligro, ya que se llegaba muy bien a banda a través de Cáseres y Trigueros que abrían el juego hacia los laterales (primordialmente, Miguelón) pero los centros no llegaban a buen puerto. Los contraataques amarillos tampoco daban sus frutos a pesar de las grandes proyecciones que Chukwueze (gran partido del nigeriano en su debut en liga) y Ekambi buscaban a partir de robos en el centro del campo. Si a peligro nos referimos, el Villarreal solo produjo tiros lejanos que se marchaban lejos de la portería de Oier y solo podemos destacar un buen cabezazo de Roger en el minuto 23 de partido después de un buen saque de falta lateral de Bardhi.

Ante el control posicional que el Villarreal tenía sobre el juego, el Levante trataba de realizar robos en el centro del campo amarillo pero sin grandes éxitos tampoco. El conjunto amarillo jugaba bien y las únicas oportunidades en las que el Levante fue protagonista tuvieron que ser por la construcción de juego por su propia parte, y no por destrucción del juego contrario.

La llegada al descanso vino bien al Villarreal, que salió al segundo tiempo mucho más metido y con combinaciones mucho más directas, ofensivas y rápidas. La lentitud y el juego plano del primer tiempo cambiaron rápidamente. Aunque no hubo grandes ocasiones en los primeros 15 minutos, el conjunto de Calleja se hizo rápidamente con el control del balón y tuvo como hombres clave a Trigueros y Chukwueze. El desparpajo del joven extremo y el control del juego del madrileño eran la tónica habitual de todas las jugadas del Submarino.

La gran ocasión del partido llegó cuando el tiempo marcaba el minuto 60, y estuvo en las botas de Gerard Moreno. Una pérdida en el centro del campo levantinista desencadenó el envío de un balón largo hacia Ekambi, quien encaraba portería pero prefirió darla a su compañero Moreno que, inexplicablemente, tropezó con el balón y se marchó directamente fuera. El estado mental del delantero catalán es la definición perfecta del club amarillo, quienes crean ocasiones y peligro pero errores grotescos tanto en ataque como en defensa los condena a estar 1 punto por encima del descenso. Preocupa y mucho que un jugador de la talla de Moreno (la temporada realizó 16 goles con el Espanyol) tenga tan poca confianza en sí mismo y, para más inri, Bacca sigue lesionado y Sansone cuenta poquísimo para Calleja.

El propio Calleja intentó darle más fluidez al juego amarillo y dio entrada a Cazorla por Gerard Moreno, situando a Fornals como media punta que debía llegar a zona de remate. El Levante, ante el asedio amarillo, reaccionó con una gran jugada de Morales por banda derecha. El valenciano llegó a línea de fondo y la puso atrás para la llegada de Mayoral, quien había entrado por Roger pocos minutos antes. Asenjo tuvo que reaccionar con una gran estirada con los pies para sacar el peligro, pero el balón llegó a Jason quien no acabó de rematar ante una defensa amarilla ya recompuesta.

El Levante respondía pero fue solo un espejismo de lo que el equipo “granota” había planteado en el segundo tiempo. El Villarreal llegaba mucho y bien, a partir de buenos centros laterales (en este segundo tiempo, sí) de Miguelón y Pedraza, quien había entrado por Trigueros. Fornals recibía sendos centros pero los mandaba fuera de la portería, dejando claro que el “submarino” iba a padecer mucho para marcar un gol.

Cuando mejor estaba el equipo de Calleja, llegó el mazazo del gol: Campaña recibía escorado en banda y, protegiendo el balón de Cazorla, consigue irse del asturiano y de Pedraza a la vez, salvaba a Jaume Costa con un buen recorte y le hacía un tremendo túnel a Cáseres que le permitía encarar a Miguelón para filtrar a Morales un buen pase al hueco que el extremo centraba para Mayoral pero Funes Mori, en su afán de despejar el balón, tocaba mal y lo introducía dentro de la portería defendida por Asenjo. Una contra de libro conducida y creada por Campaña, que se vestía de Pelé a falta de 15 minutos de partido. El gol sentó en el Villarreal como un jarro de agua fría: el Levante, sin plantear nada, se ponía por delante en el marcador en la segunda y última oportunidad que tuvieron. Calleja daba entrada a Sansone y quemaba sus naves ofensivas, aunque el propio equipo daba señales de que el partido moría en 0-1 porque ni creaban ni el Levante dejaba crear.

Cuando el partido agonizaba, un error de cobertura en el lateral diestro levantinista propició el gol de Pedraza: Sansone ganaba el salto a Jason y el balón llegaba a Pedraza, que tuvo tiempo de sobra para entrar en la cocina y conectar un tremendo chut que superó por alto a Oier. El extremo del Villarreal pudo entrar hasta el área chica del Levante, cuando, siendo el minuto 92, jamás debería poder hacerlo ningún rival.

El Levante dejaba de ganar 2 puntos muy valiosos para continuar con sus aspiraciones europeas mientras que el Villarreal sigue sin conocer la victoria en su feudo en competición liguera. Punto con sabor agridulce para ambos equipos: el Levante tuvo la victoria en sus manos y se le escapó en el minuto final; para el Villarreal, la creación de tantas ocasiones mezclado con su falta de gol crea una realidad en la que el empate sabe a poco y, a la vez, a mucho al marcar en el último minuto y escapar del descenso, aunque el puesto de Calleja peligra seriamente.

Ficha técnica
Villarreal CF: Asenjo; Miguelón, Álvaro, Funes Mori, Jaume Costa (Sansone, min 81); Cáseres, Trigueros (Pedraza, min 75), Fornals, Chukwueze; Gerard (Cazorla, min 65) y Toko Ekambi.
Levante UD: Oier; Toño, Chema, Postigo, Rober, Jason; Campaña (Doukouré, min 85), Bardhi, Rochina (Prcic, min 72); Morales, Jason (Mayoral, min 61).
Goles: 0-1, min 77: Funes Mori (p.p). 1-1, min 92: Pedraza.
Árbitro: Carlos del Cerro Grande, Comité Territorial de Madrid. Amonestó a Jaume Costa (min 30), Cáseres (min 39) y Álvaro (min 94) por el Villarreal y a Jason (min 31), Rochina  (min 37) y Bardhi (min 78) por el Levante.
Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de la Liga Santander disputado en el Estadio La Cerámica, Villarreal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies