A cuatro años de la Champions

Hace unos días se cumplieron cuatro años del logro más grande a nivel de clubes para el fútbol australiano: la obtención de la AFC Champions League por parte del Western Sydney Wanderers. A continuación veremos el camino que pasaron para tocar el cielo y que ha sido de los protagonistas que salieron campeones con los Vagabundos de la A-League.

0

Western Sydney Wanderers, un equipo que nació en 2012 como parte de una nueva ronda de expansión de la A-League, se convirtió en el segundo finalista australiano en una competencia asiática después del Adelaide United en 2008. Como coloquialmente se le dice en Latinoamérica a un club recién promovido o creado que empíeza a ganar y destacar desde el inicio, “nacieron grandes”.

Shinji Ono llegó como el jugador franquicia a la nueva institución para la temporada 2012-13, él se encargó de comandar al equipo en ataque, esto apoyado por Iacopo La Rocca y Nikolai Topor-Stanley en la defensa. Al finalizar la campaña regular el equipo obtuvo 18 victorias, que es lo mismo a ganar dos de las tres vueltas del torneo. Ya en playoffs la suerte no estuvo del lado del rojinegro pues perdieron la final contra el Central Coast Mariners.

A pesar de caer en la final, el equipo se clasificó para fase de grupos de la AFC Champions League de 2014, donde quedó encuadrado con Guizhou Renhe, Kawasaki Frontale y Ulsan Hyundai. Quedó líder de grupo y hasta se dio el lujo de despedir a Ono y a Mooy con una goleada por 5-0 ante el Guizhou Renhe.

Antes de llegar a la pausa del torneo por la Copa del Mundo de Brasil, eliminaron en octavos de final a Sanfrecce Hiroshima. El drama estuvo presente en todo momento, pues en la ida disputada en Japón cayeron 3-1, la vuelta en Sydney no se alejó del guión, se definió con un 2-0 y la anotación de Brendon Santalab al 85′.

Mientras el Mundial estaba en marcha el plantel recibió descanso como es acostumbrado, a excepción de Matthew Špiranović, que fue clave en el once de los Vagabundos y con la selección australiana durante las eliminatorias. Durante Brasil no podía ser de otra manera y participó como titular en los tres partidos.

El Wanderers en plena pretemporada encaró los cuartos de final de Champions ante un siempre duro Guangzhou Evergrande. En Sydney ganaron por la mínima y en China se pusieron al frente con un penal cobrado por Tomi Juric, parecía que ese cómodo 2-0 global era definitivo, no fue así, se tuvo que sufrir y al final Western Sydney calificó de nueva cuenta por el gol de visitante.

Hasta las semifinales el cuadro australiano ganó por fin una serie. Empató sin goles en su visita a Corea del Sur frente al capitalino FC Seoul y la vuelta en casa la comenzó ganando con gol de vestidor de Poljak y Shannon Cole lo remató. El equipo nuevo de Australia había logrado igualar la hazaña de hace seis años que el Adelaide United logró.

La final fue contra Al-Hilal, un gigante de Arabia Saudita y previo campeón del torneo. Como la serie fue ida y vuelta, esta se convirtió en la distancia más grande jamás hecha para disputar un partido continental en Asia, pues separan 12,753 kilómetros las ciudades de Sydney y Riad.

El juego no fue emocionante como tal, como las finales suelen ser, pues se juegan a ganarlas y no a dar espectaculo. Un solitario gol de Tomi Juric pasando la hora de juego en el partido de ida en Sydney bastó para que por fin llegara un campeonato importante a las vitrinas del fútbol australiano, esto porque la vuelta en la capital saudí solo fue para ratificar el 1-0 conseguido antes y coronarse.

A cuatro años de ese momento épico, los protagonistas han tomado caminos separados, acá los veremos.

Ante Covic: El guardameta que defendió la red de los rojinegros durante casi todo el torneo disputó la final con 39 años cumplidos, a pesar de ello fue el MVP del campeonato por mantener el cero en ocho de 12 juegos que disputó. Tuvo un paso de una temporada por el Perth Glory y actualmente con 43 años se mantiene en activo en el Rockdale Suns de la NPL de Nueva Gales del Sur.

Shannon Cole: Lateral derecho que en la Champions participó como titular en nueve partidos y entró en cuatro más como suplente. Luego de la gloria pasó tres años más en el WSW, hasta que hace un año se marchó al fútbol de la NPL de Nueva Gales del Sur a jugar con el Sydney Olympic.

Nikolai Topor-Stanley: Defensa central, el capitán, jugó nueve juegos en la Liga de Campeones pero fue titular en la serie final. Pasó dos años más con el campeón asiático hasta que en 2016 decidió probar suerte en Emiratos Árabes Unidos con el Hatta Club, regresó una temporada más tarde a Australia a la defensa del Newcastle Jets.

Matthew Špiranović: El defensa mundialista del Wanderers participó en apenas siete juegos del torneo. Pasó un año en el equipo antes de marcharse al Hangzhou Greentown de China por dos temporadas. Actualmente refuerza la defensa del Perth Glory.

Iacopo La Rocca: Defensa central, jugó 13 partidos en la copa y pasó seis meses más en el club antes de marcharse al Adelaide United. Ahora juega en el Melbourne City.

Antony Golec: Lateral izquierdo, 13 partidos jugados, infaltable en la alineación. Acabando la temporada 2014-15 comenzó a vagar por varios clubes, pasando por el Perth Glory, Sheriff Tiraspol de Moldova, Persepolis de Irán, Bucheon de Corea del Sur y en su retorno a Australia con el Central Coast Mariners.

Brendan Hamill: Defensa central que desde que llegó al club a los cuartos de final del torneo en sustitución del antiguo capitán Michael Beauchamp se ha mantenido en el club hasta el día de hoy.

Michael Beauchamp: El capitán del equipo en la fase de grupos y octavos de final, al llegar verano fue a probar suerte al Rayong que por aquel entonces disputaba su primera y única temporada en primera división. Al consumarse el descenso de ese equipo volvió a Australia con el Bankstown City, se retiró al terminar la temporada reciente de la NPL con el Marconi Stallions.

Mateo Poljak: Mediocampista, jugó como titular desde los cuartos de final del torneo y nadie lo quitó de ahí, anotó gol en semifinales. Pasó una temporada con el Wanderers, luego salió al Newcastle Jets, posteriormente fue fichado por el Astra de Rumania y ahora juega en el Marconi Stallions.

Shinji Ono: Con él empezó todo, no tuvo la dicha de alzar la copa pero participó en la fase de grupos como titular en todos los juegos. A su salida del equipo fue al Consadole Sapporo de donde no se ha movido. Marcó un gol en el torneo.

Aaron Mooy: De los mencionados, el que tuvo mejor futuro. Salió del equipo al finalizar los octavos de final comprado por Etihad Group para llevárselo al Melbourne City, posteriormente estuvo una temporada en el Manchester City para ahora jugar en el Huddersfield Town de la Premier League.

Mark Bridge: Mediocampista que ha estado casi todas las temporadas con el club desde su fundación a excepción de la 2016-17, donde jugó en el Chiangrai United de Tailandia. Regresó la campaña siguiente y continúa en el equipo.

Brendon Santalab: Delantero leyenda del equipo, desde 2013 hasta este año se mantuvo en la institución. Continua su carrera en el Perth Glory.

Labinot Haliti: Delantero ahora retirado, pasó sus últimos momentos en cancha con el Newcastle Jets. Jugó todos los partidos de la Liga de Campeones y salió del WSW al terminar la temporada 2014-15.

Kwabena Appiah-Kubi: Extremo titular en la Champions, no anotó un gol pero asistió varias veces a Santalab. Algo curioso es que pasó de ser campeón de Asia a formar parte del equipo de reservas del Wellington Phoenix en una temporada. Actualmente juega en el Incheon United de Corea del Sur.

Tomi Juric: Delantero de goles importantes, salió del WSW acabando la temporada 2014-15 al fútbol europeo con el Roda de Holanda, actualmente juega con el Luzern de Suiza. En la Champions vio acción en nueve juegos.

Tony Popovic: Hasta hace un año, había sido el único entrenador en la historia del Western Sydney Wanderers. Su relación acabó con la eliminación en los playoffs de la campaña 2016-17 contra Brisbane Roar. Dirigió en el inició de la temporada siguiente al Karabükspor turco y volvió a Australia esta temporada para tomar al Perth Glory.

La leyenda del equipo del oeste de Sydney se mantiene vigente a nuestros días. En estos tiempos de finales de AFC Champions League siempre es bueno recordar que un equipo de un lugar lejano viajó constantemente a Asia en la lucha de un trofeo que los colocó entre la élite del mundo en 2014.

Sydney FC, Melbourne Victory y Newcastle Jets representarán a Australia en el continente para 2019 y bajo sus plantillas actuales, es complicado pensar que una hazaña como la del Wanderers se replique, de momento solo nos queda recordarla con nostalgia.

@YahirLeyva_

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies