Repasamos el camino de Boca hacia la Superfinal

Boca vino de menos a más durante toda la competencia.

0

El andar de Boca a través de la presente Copa Libertadores, inició de manera duditativa en Lima. El conjunto Xeneize, sembrado en el grupo H junto a Palmeiras, Junior y Alianza Lima, debutó con un triste y frustrante empate a cero contra el último rival de la lista.

El empate fue amargo ante Boca ya que se medía ante el rival más débil del grupo, y así lo demostró el trámite del encuentro. A pesar de ser local, Alianza no mostró ninguna intención para ofender a Boca y basó todo su juego en mantener el marco en cero, objetivo que al final logró conseguir.

Un empate en Brasil y Colombia, más una derrota en casa ante Palmeiras, hizo que Boca llegara obligado en la última fecha a un triunfo en casa ante Alianza, más la necesidad de un benevolente favor de un Palmeiras, ya clasificado y con el primer lugar asegurado, ante un Junior que ocupaba ganar en Brasil para avanzar por encima de Boca.

Mucho se especuló que Palmeiras jugaría con suplentes, pero el espíritu competitivo y el fair play de Palmeiras lograron clasificar a Boca a los octavos de final, más que la misma goleada que el Xeneize le propinó al Alianza Lima en La Bombonera.

Octavos de final

En un aguacero torrencial, Wanchope Ábila abrió el marcador para los Xeneizes en el inicio del primer tiempo (Imagen: Getty)

Ya en octavos, Boca tuvo la suerte de medirse a Libertad, uno de los equipos más accesibles en el grupo de posibles rivales que manejaba Boca.

Boca llegaba con dudas después de su tambaleante paso por la fase de grupos, en donde clasificó con tan solo dos victorias en seis encuentros, además de llegar con varias bajas por lesión, como la de su goleador, Dario Benedetto.

Debajo de un aguacero torrencial, Boca logró vencer a Libertad 2-0 en la ida en casa, viajando así con tranquilidad a Paraguay, en donde clasificó con un cómodo resultado global de 6-2.

Cuartos de final

Mauro Zárate abrió el marcador ante Cruzeiro, cortesía de una asistencia magistral del capitán, Pablo Pérez (Imagen: Olé)

El rival para instancia sería Cruzeiro. Muchos apostaban, desde el mismo sorteo de los octavos, que este sería el fin del camino para Boca.

Cruzeiro llegaba como favorito en la serie, pero un gol de Mauro Zárate en la primera parte y un golazo de Pablo Pérez sobre el final del encuentro, decantaron el duelo de ida 2-0 a favor del Xeneize.

La vuelta sería un poco más sufrida para Boca, pero un gol de Pavón en tiempo añadido lograría empatar el encuentro y brindar la ventaja definitiva 3-1 en el global a favor de los dirigidos por Guillermo Baros Schelotto.

Semifinales

El Pipa volvía al gol después de casi un año (Imagen: TyC Sports)

Las semifinales volvían a enviar a Boca a Brasil, pero esta vez no llegaba con el papel de víctima, como algunos medios de prensa lo quisieron hacer ver.

Esta vez Boca llegaba con la fortaleza, la confianza y la ilusión que le habían dejado su clasificación ante Cruzeiro. Boca había recuperado su memoria copera. Boca recordaba su mística copera.

Pero lo más importante, para estas semifinales, Boca recuperaba a su goleador. El partido era pesado, no había claridad en la áreas, y entonces ingresó Benedetto. El Pipa ingresó de cambio por Wanchope Ábila al minuto 77 con el marcador 0-0, 10 minutos después, el encuentro se decantaba nuevamente en la ida 2-0 a favor del Xeneize, esta vez gracias a su “9”, quien marcó 2 goles en cinco minutos, siendo el segundo una joya de arte que vivirá por siempre en el recuerdo de la afición azul y oro.

El duelo en el Allianz Parque sería el más complicado para Boca en lo que va de las fases finales. Tras abrir el marcador por medio de Wanchope Ábila, parecía la serie liquidada a favor de Boca, pero Palmeiras lograría remontar el partido en el segundo tiempo y darle color al duelo de vuelta.

Pero de nuevo, ingresaría Benedetto por Wanchope y en su primer remate del encuentro, marcaría un golazo parecido al de la ida para colocar el 4-2 definitivo en el global y sellar así, el boleto de Boca a una histórica final ante River Plate.

 

Periodista: Fabián Arias

Correo: f.arias4894@gmail.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies