Rodri hace pleno en el Extremadura y el Málaga sigue flojo fuera de casa

El Extremadura Unión Deportiva de Rodri parece otro. Ha conseguido un 6 de 6 con victorias de prestigio como la cosechada esta tarde frente a un Málaga al que lejos de La Rosaleda se le sigue cerrando la persiana y vuelve a salir de puestos de ascenso directo. Kike Márquez puso la victoria con un derechazo a la escuadra en la primera parte y Blanco Leschuk pudo haberle dado la vuelta si el argentino, gafado fuera de Martiricos, no hubiese fallado dos ocasiones claras en la segunda mitad.

0
Extremadura U.D.
1 0 Málaga C.F.

 

El Franciso de la Hera vestía sus mejores galas, con medio día del club, para recibir a un Málaga que no acudía al estadio de la ciudad de Almendralejo en partido oficial desde hacía 15 años. El Extremadura afrontaba este choque con el buen sabor aún de su revitalizante victoria en Reus con nombre y apellidos, Enric Gallego, que anotó cuatro goles. Los boquerones por su parte, a pesar de seguir refrendando su pleno de victorias en La Rosaleda, llegaban al encuentro con la única idea de desembarazarse de su mala racha fuera de casa, donde no ganan un partido desde hace dos meses y medio.

El dominio al comienzo del choque fue de los malaguistas, que se movían de manera fluida por las bandas con Renato Santos y Ontiveros llevando la conducción por las bandas. Hoy vestidos de blanco, los de Martiricos parecían salir muy mentalizados para intentar cambiar la dinámica, con un Extremadura muy replegado que intentaba salir a la contra con su pichichi, Enric Gallego, como clara amenaza para los visitantes, que aun así se imponían en el centro del campo con un Alfred N’ Diaye muy bien colocado.

Foto de árbitros y capitanes de la primera visita oficial del Málaga al Francisco de la Hera en 15 años: Foto El Desmarque

A los siete minutos, Blanco Leschuk estuvo a punto de gozar de una gran ocasión para marcar su primer tanto lejos de la capital costasoleña, pero se encontraba en fuera de juego tras recibir un buen centro de Adrián González. Chuli intentaba la réplica en su conexión con Enric Gallego, pero no consiguió atinar bien el pase. El Málaga lo intentaba con centros y faltas al área y a punto estuvo Pau Torres de conectar una de ellas.

Fruto de ello llegó el primer saque de esquina del partido, a los 13 minutos. Lo lanzó un Ontiveros muy activo en estos primeros minutos, pero el balón muerto en el área lo despejó bien Pomares. Renato Santos lo quiso intentar de nuevo minutos después, pero Alvaro Fernández no tuvo excesivos problemas para blocarlo. Su homónimo malaguista en la otra portería, Munir, se encontraba en cambio todavía sin intervenciones a los veinte minutos del choque, pero la aparente tranquilidad para el meta melillense estaba a punto de tornarse en pesadilla.

La primera ocasión clara de los locales llegaría en el minuto 23. En un corner concedido por N’ Diaye, a Enric Gallego le cae una pelota bastante franca en el área que remata en plancha, pero su balón se fue demasiado alto. Fue en estos minutos cuando el cuadro extremeño empezó a gozar de más dominio y se produciría un cambio de dinámica que acabaría antojándose decisivo para el partido, pero de momento la zaga malaguista se mostraba segura repeliendo las acometidas de un Extremadura que tenía en Chuli a su hombre más activo en las inmediaciones del área.

En el minuto 27 llega la primera amarilla del encuentro, al central malaguista Pau Torres, por una acción algo bronca en el centro del campo. Ontiveros recibió una falta similar de Fausto Tienza poco después, pero en este caso el jugador local no recibió la correspondiente amonestación. La incorporación de Marquez Bueno en el minuto 29 estuvo a punto de costarle un disgusto al Málaga, pues Munir estuvo afortunado en el rebote a Chuli y le llegó el balón justamente a las manos. El partido empezaba a ganar en intensidad y se tornaba más parejo tras la primera media hora del encuentro.

A los 31 de la primera parte, una jugada muy accidentada acabó desencadenando en el primer y único tanto del cohque. En un balón a la espalda de la defensa tuvo que salir Munir de su área para evitar males mayores. Pero estos acabaron llegando, porque en el despeje el balón le cayó a Kike Márquez, que la mandó a la escuadra izquierda en su remate con la derecha cuando el portero malaguista todavía se estaba recolocando. Era el 1-0 en un partido que ya se le empezaba a complicar a los malagueños, a pesar de que Munir prácticamente todavía no había tenido que intervenir en exceso.

El Málaga intentaba desembarazarse del golpe recibido y lo hacía sobre todo a través de Ontiveros. Este probó un tiro lejano en el 38, pero no cogió la potencia esperada y el portero rival lo sacó sin mayores complicaciones. A Juan Ramón López Muñiz no le terminaba de gustar lo que estaba viendo, y prueba de ello es que realizó uno de esos cambios que no suelen ser habituales en el minuto 40 a menos que haya lesión de por medio, sacando del partido al portugués Renato Santos para dar entrada al canterano marroquí Hicham. El Málaga quería buscarlo pero sin ocasionar excesivo peligro, un peligro que sí intentó llevar el goleador Kike Márquez con un gran lanzamiento desde el borde del área que tuvo que atajar bien Munir evitando males mayores.

Y con esto se llegaba al descanso. El Málaga había dominado los primeros 20 minutos pero sin producir ocasiones claras, claramente echando en falta el papel que el lesionado Koné realizaba arriba junto a un Blanco Leschuk que se sentía como un islote, pues Juanpi no estaba terminado de cumplir bien ese rol de manera adelantada. El Extremadura empezó a hacerse con el control a la media hora y sus ocasiones sí provocaron mayor peligro, aunque el gol tuviera que llegar por medio de un soberbio lanzamiento lejano ante el que poco pudo hacer el meta malaguista.

Kike Márquez puso para los suyos el único tanto del paritdo con un lanzamiento de mucha calidad: Foto Vive La Liga 123

Muñiz era consciente del pobre bagaje que estaba mostrando el Málaga en los últimos compases de la primera parte y su equipo saltó al césped con un segundo cambio, dando salida a un delantero mucho más puro como Héctor Hernández en detrimento de un Juanpi que había dejado mucho que desear en el rol que le había asignado el técnico. Los visitantes lo intentaron en dos ocasiones y con el denominador común de los pases en profundidad de Pau Torres, pero tanto el recién incorporado Héctor en la primera ocasión como Blanco Leschuk en la segunda se encontraban en fuera de juego.

La primera gran ocasión para el Málaga llegó en el minuto 51. Un buen centro le llega a la cabreza a Blanco Leschuk, que remata limpiamente. Pero Álvaro Fernández desvía el balón a la madera en una intervención providencial, y Héctor no estuvo rápido en capturar el rechace para marcar a placer. La respuesta llegó en una contra en la que parecía que Enric Gallego podía llegar en solitario a la meta rival, pero la internada fue bien cubierta por la zaga y el equipo local se tuvo que ver obligado a hacer falta en ataque para intentar desembarazarse de la presión visitante. Kike Márquez recibió tarjeta amarilla en el lance.

El fuera de juego le creó más quebraderos de cabeza de los esperados al Málaga, pues Blanco Leschuk volvía a encontrarse en tal posición tras recibir una asistencia de Javi Ontiveros que estaba alzándose como el gran peligro de los malaguistas. En otro acercamiento en el minuto 57, Hicham salvó un balón y centró al área para encontrarse con un remate acrobático de Héctor, que no solo no conectó bien con el esférico sino que además provocó el juego peligroso.

Carlos Olabe retrasó el balón de manera defectuosa a su portero y provocó un saque de banda que no tuvo mayores consecuencias. En el minuto 60, Héctor recibió una falta por parte de José Antonio Pardo, y Ontiveros intentó aprovecharla en el lanzamiento de libre directo, pero su balón se marchó algo elevado. El Málaga estaba teniendo ocasiones en esta segunda parte pero no lograba el premio de la igualada. El Extremadura trataba de zafarse y conservar su renta.

Ontiveros ponía un balón al área en el 63 de manera defectuosa, y en la segunda jugada no hubo mayores consecuencias. En el 65, el técnico local Rodri hizo su primer cambio y sacó del choque al goleador Kike para dar entrada a Giovanni Zarfino, claramente buscando amarrar la renta a favor. De por medio tuvo el Málaga una ocasión que llegó por centro lateral al área, salido de las botas de Ontiveros como no podía ser de otra forma. Este conectó a la testa de Pau Torres, pero su balón se fue al travesaño. Lo estaban mereciendo los hoy vestidos de blanco, pero el acierto no estaba de parte de ellos esta tarde.

Llegaba el minuto 70 y los malaguistas seguían intentándolo sobre todo con centros o faltas laterales ejecutadas por el marbellí Ontiveros, pero sin éxito. Muñiz agotó su último cambio en el minuto 73, dando entrada a Mehdi Lacen por Iván Rodríguez, algo que en teoría daría más libertad a Adrián para moverse en el sistema ofensivo. El Extremadura también sustituyó, y fue el almeriense Diego Capel quien entró al choque en detrimento de Carlos Valverde. Justo después tuvo Blanco Leschuk una ocasión inmejorable para anotar su primer tanto fuera de casa y la igualada, pero inexplicablemente su cabezazo se fue alto cuando estaba totalmente solo para el remate.

Las cosas seguían igual y solo quedaban diez minutos para terminar el choque, con un Málaga que se desesperaba en sus acercamientos siempre comandados por un incansable Ontiveros y un Extremadura que seguía defendiendo su renta como gato panza arriba. Realizó Rodri su último cambio en el 82, dando entrada a Willy en el campo en sustitución de un Chuli que había corrido como nadie en todo el cuadro de Almendralejo. En estos minutos el Málaga lo intentaba en banda y era Héctor Hernández quien luchaba sobre todo con los defensores extremeños, pero ya no se concretaban ocasiones como las que se había tenido minutos atrás.

La afición malaguista se desplazó en masa al Francisco de la Hera, pero una vez más tuvo que padecer otro partido sin ganar fuera de casa de los suyos: Foto Extremadura UD

Pero no ocurrió nada más y en los últimos minutos del encuentro, el Extremadura no solo pudo defender su renta aguantando el balón sin mayores complicaciones, sino disponiendo incluso de un saque de esquina que quien sabe si podría haber desembocado en la sentencia con un poco más de acierto. Pero poco importaba, porque el Extremadura iba a conseguir su segunda victoria en el Francisco de la Hera y su primer partido de toda la temporada que terminaba con la portería a cero, saliendo con ello de los puestos de descenso y viéndolo todo con mucho más optimismo desde que se produjo el que parece haber sido providencial cambio de técnico hace dos jornadas.

Del Málaga poco se puede decir. Aunque empezó el choque apuntando buenas maneras, fue de más a menos y su bagaje fuera de casa no es desde luego el de un equipo que debe aspirar al ascenso, siendo el fortín de La Rosaleda lo que le sostiene todavía cerca de los puestos de privilegio. Pero la autocrítica en el cuadro de Martiricos ha de ser fuerte y necesaria, especialmente a tenor de la imagen dejada esta tarde en Almendralejo a pesar de que la derrota bien se podría haber evitado si Blanco Leschuk no hubiese errado las dos claras ocasiones que tuvo. Este resultado a buen seguro traerá quebraderos de cabeza a un Muñiz que ya solo puede aferrarse a su inmaculada trayectoria de victorias en casa, pero eso no dura para siempre, y más aún cuando en el horizonte se acerca un derbi con un necesitado Granada que bien podría amenazar ese dominio.

Ficha Técnica
Extremadura U.D.: Álvaro Fernández, Álex Díez, Pardo, Iñigo López, Pomares, Valverde (Diego Capel, m. 74), Olabe, Fausto Tienza, Kike Márquez (Gio Zarfino, m. 66), Enric Gallego y Chuli (Willy, m. 82).
Málaga C.F.: Munir, Fede Ricca, Pau Torres, Diego González, Iván Rodríguez (Mehdi Lacen, m. 73), Javier Ontiveros, Adrián González, Alfred N’ Diaye, Renato Santos (Hicham, m. 40), Blanco Leschuk y Juanpi (Héctor Hernández, m. 46).
Goles: 1-0: Kike Márquez (m. 32).
Árbitro: Javier Iglesias Villanueva, del colegio gallego. Amonestó con tarjeta amarilla a los jugadores del Extremadura, Kike Márquez (m. 53) e Iñigo López (m. 92) y a los malaguistas, Pau Torres (m. 28), Iván Rodríguez (m. 68), Alfred N’ Diaye (m. 73) y Diego González (m. 78).
Incidencias: Partido de la jornada 15 de la Liga 123 de Segunda División celebrado en el estadio Francisco de la Hera con una asistencia de 7.708 espectadores.

 

Por @AdriCanloz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies