Modric destrona a los Reyes

El croata levanta por primera el Balón de Oro y acaba con el binomio Messi-Cristiano, ganadores del trofeo a lo largo de la última década

0

Modric ya es de oro. Lo acabamos de conocer hace apenas unos instantes. En París, en una puesta en escena sensacional. Allí, el croata levantó su primer Balón de Oro. El del cambio, el que acaba con el reinado instaurado por Leo Messi y Cristiano Ronaldo durante la última década. Ahora tiene otro dueño. No ha habido sexta pelota dorada para ninguno de los dos. Ha caído el primero en las manos de Luka Modric. Todas las quinielas le daban como ganador, y ninguna ha fallado.

El Balón de Oro 2018 será recordado por ser un galardón distinto. No es el premio a los goles, es el trofeo al juego. A un futbolista diferente. Con su varita hace magia. El balón disfruta en sus botas, es el eje sobre el que giran el Real Madrid y la selección croata. No ha sido el único en hacer historia en Europa este año, pero es uno de los grandes culpables de las tres Champions merengues consecutivas. Clave para Zidane, Lopetegui y ahora Solari. Nadie concibe un Madrid sin él. Porque Modric llegó sin hacer ruido, y el alboroto se montaría ahora si le dejasen marchar.

A nivel de club, como hemos dicho, Modric ha vuelto a reinar en Europa. Es su territorio y el del Real Madrid a lo largo de las últimas temporadas. Suma cuatroOrejonas‘ en su palmarés, casi nada. De hecho, la propia UEFA le eligió el pasado mes de agosto ‘Mejor Jugador de Europa‘. Era su segundo premio individual en este 2018.

La FIFA también se rindió ante Modric

Y esto es así porque se debe recordar que Modric fue el mejor futbolista del pasado Mundial de Rusia. Lo que hizo con Croacia ya es historia de su país y del fútbol. Nadie imaginaba que los croatas se plantarían en Moscú, en la gran Final. No solo hicieron eso, sino que también lograron enganchar a todo el mundo del fútbol. Y ahí estaba Modric, de guía. Dando recitales partido tras partido hasta llegar a una final que se les escapó.

Pero ahí no acabó todo. Porque la FIFA también quiso reconocer su gran año en los premios ‘The Best‘. El galardón, que solo había levantado Cristiano, este año cambió de manos y pasó a las de Luka Modric. El reconocimiento a un año histórico, muy difícil de igualar. Ahora toca disfrutar, aunque no demasiado. El croata tiene esta semana dos compromisos con el Madrid, Copa  y LaLiga, y después el Mundial de Clubes. Otra oportunidad más para seguir haciendo historia, su historia. Hoy el mundo del fútbol ha cambiado. Aquel que debía destronar a Messi y Cristiano a tiene nombre y apellidos. Y no, no es ni son las megaestrellas de los contratos multimillonarios y los cuarenta goles por temporada. Es el fútbol. Es Luka Modric.

Imagen destacada: @Palomo_ESPN

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies