Aritz Solabarrieta coge las riendas del Bilbao Athletic

La destitución de Eduardo Berizzo como técnico del Athletic Club ha desencadenado una serie de movimientos en el organigrama del club de Ibaigane. Gaizka Garitano asciende y Aritz Solabarrieta será el míster del filial hasta el final de la temporada

0

La destitución de Eduardo Berizzo como técnico del Athletic Club ha desencadenado una serie de movimientos en el organigrama del club de Ibaigane. Cambios a contracorriente  traducidos en el ascenso al primer equipo de Gaizka Garitano  y tirando más de la cuerda el nombramiento de Aritz Solabarrieta como míster del filial hasta el final de la temporada. El joven míster ondarrutarra dirigía hasta la fecha al Basconia en Tercera división y ahora será el encargado de domar a los katxorros.

El preferido de Jose Mari Amorrortu

Aritz Solabarrieta Aranzamendi (35 años) como jugador defendió la camiseta rojiblanca en las categorías inferiores llegando  al primer equipo en la temporada 2004/2005 con el que tuvo escasas participaciones. A partir de ahí inicio un periplo como futbolista que le llevo a vestir camisetas tan dispares como las del Eibar, Atletico Madrileño, Jaén, Palencia o Melilla hasta sus retirada del futbol profesional en el Sestao River.

Ingresó en Lezama como técnico de la mano de su principal valedor J. M. Amorrortu. La temporada pasada fue el míster del juvenil de División de Honor y en el presente curso estaba al cargo del tercer equipo de la entidad bilbaína, llevando al equipo con más pena que gloria.

Carrera meteórica para un míster sin apenas recorrido, pero con buen padrino, al que le encomiendan la responsabilidad de dirigir a un equipo  muy bien trabajado por su anterior técnico en una categoría nueva para él. Donde la exigencia es alta y la mano, experiencia y conocimientos del entrenador son fundamentales para dar el último empujoncito en la formación de varios jugadores llamados a formar parte del primer equipo en temporadas venideras.

Reencuentro con la generación del 2000

Solabarrieta con la plantila del juvenil. Foto: athletic-club.eus

Solabarrieta volverá a entrenar a varios de los jugadores que tuvo en su etapa de míster del juvenil. Una camada singular por su calidad y capacidad en la que se han puesto muchas esperanzas en el seno de la entidad bilbaína. Futbolistas ya conocidos por el técnico de Ondarroa entre los que destacan nombres como Unai Vencedor un fijo hasta la fecha para Garitano, Asier Cordoba, Aitor Paredes o el lesionado Ohian Sancet.

Los parches y las decisiones precipitadas nunca fueron buenas soluciones

Está claro que la cascada de acontecimientos sucedida en las últimas horas en el Athletic Club ha llevado al director deportivo a realizar una serie de movimientos de manera precipitada y quizá poco reflexionada y producente para el buen devenir de los equipos filiales y de las categorías inferiores.

El ser técnico del equipo inmediatamente inferior al afectado por el cambio en su dirección no te avala para dar el salto al siguiente escalón por el mero hecho de estar ahí. La meritocracia brilla por su ausencia y las decisiones ciertamente precipitadas no suelen ser buen remedio.

Para dirigir un equipo de las categoría inferiores del Athletic Club – véase alevines,infantiles o incluso cadetes- puede valer “cualquiera”, pues son auténticas selecciones de jugadores escogidos con lo mejorcito de cada casa donde la posibilidad de fracaso se minimiza al competir contra equipos en desigualdad de condiciones.

Pero para ocupar el banquillo de los últimos escalones de la pirámide, véase segundo o tercer equipo del Club, la capacitación del entrenador ya debe ser demostrada y avalada por un pasado y curriculum que garantice ciertas prestaciones de cara dar los últimos y más importantes retoques en la formación de los futuros leones. Como muestra un botón el ultimo inquilino de banquillo de los katxorros, Gaizka Garitano presentaba sobrada experiencia en la elite del futbol con pasado en la Primera y Segunda división.

Son varios los entrenadores vascos y vizcaínos que por bagaje y conocimientos en la categoría e incluso superiores estarían más autorizados para coger las riendas de unos equipos tan importantes como el Bilbao Athletic o el Basconia. Pero las cosas funcionan por lo visto de otra manera desde hace tiempo dentro de la entidad rojiblanca y la meritorcracia parece que ha pasado a un segundo plano a la hora de hacer las designaciones para cargos tan importantes.

A vuela pluma nos acordamos de nombres como Carlos Pouso, Carlos Terrazas, David Movilla o Iñaki Alonso entre otros. Gente con gran recorrido y conocimiento de las categorías cuya aportación sería innegable. Si el gran Piru Gainza o Rafa Iriondo levantasen la cabeza….

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies