McLaren ve ganar a los equipos desde la ventana

Como si estuviera castigado desde los inicios de la era híbrida. No disfruta de estos años, de los cuales quiere deshacerse y comenzar de nuevo.

0

Otro año más. Otro año más enganchados a un televisor viendo si un monoplaza papaya de McLaren daba señales de vida. Sí, algún destello e ilusión iniciando la temporada. Pero insuficiente en este año sin excusas para los de Woking. Hasta ellos esperan que hayan tocado ya fondo.

Con la marcha del propulsor Honda, el fin de los problemas parecía evidente. Aunque en los test de Barcelona no tuvieran pruebas sólidas de las mejoras, llegaron a Australia y Baréin. Dos coches, dos carreras. Ambos en los puntos. Desaparecían los fantasmas del pasado, pero aparecerían los del horizonte. Vivirían poco más de un mes en un oasis. Excepto Bakú, que repitieron ambos monoplazas entre los diez primeros. Y sí, no se volvería a repetir en toda la temporada.

Alonso, en sus últimos test de Barcelona // vía: formula1.com

La decadencia era cada vez más evidente. McLaren obtuvo a final de temporada 62 puntos, de los cuales 50 fueron de la mano del asturiano Fernando Alonso, y los restantes, del belga Stoffel Vandoorne. Sin olvidar esto último, podemos destacar algo más sorprendente. Con la caída como equipo de Force India, mutando a Racing Point, solo le hicieron falta nueve carreras para quedarse solo a diez puntos de los papaya.

El papaya dominó este año el color del monoplaza // vía: formula1.com

Si pudiésemos hacer una comparación, simple y sencilla, de su temporada, podría hacerse con el símil de una rueda pinchada. Dicha rueda, empieza a perder aire a principios de temporada, y cada carrera que pasa es una quimera más. Cada vez que se acercan más al final, lo ven más lejos. Y es que esos fantasmas que estaban en el horizonte, ahora ya son parte del pasado y, con las nuevas entradas de Carlos Sainz y Lando Norris, esperan que los nuevos fantasmas futuros, en el horizonte, no vuelvan a aparecer.

El futuro de la escudería, el joven Lando Norris // vía: formula1.com

Hay mucho trabajo por hacer, pero solo pueden mirar hacia arriba. Y es así como una escudería histórica volverá. Volverá a salir al patio a jugar con los otros equipos, y dejará de estar castigado. Podrá volver a disfrutar de no sufrir para entrar en Q3, de luchar por la pole, de hacer vueltas rápidas, de hacer podios, de ganar, de estar en el cajón más alto. Que es dónde merece estar McLaren. Aún tienen balas en la recámara para apuntar, disparar… pero sobretodo acertar.

Síguenos en @Motor_G3

Más información deportiva en @Grada3com

Si te ha gustado y quieres saber más, sígueme en Twitter a @DavidPrieto___

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies