Lucas Moura y el Inter clasifican al Tottenham a octavos

Lucas Moura empataba al Barcelona a falta de cinco minutos del final cuando se encontraban fuera de la siguiente ronda de Champions

0
Barcelona

1

1

Tottenham H.

El Barcelona salía con una alineación plagada de novedades debido a la poca transcendencia del partido para la entidad culé que ya estaba clasificada.

El equipo londinense buscaba presionar arriba y evitar que el Barça sacase el balón con comodidad desde su campo como les caracteriza.

La primera buena situación de ataque la realizaba el Tottenham en el minuto 3 de partido,  a través de una buena combinación de sus jugadores de calidad como son Eriksen y Son que se veía chafada por el canterano Miranda que se adelantaba de forma providencial para que Cillessen se hiciese con el esférico.

La réplica del Barcelona no se haría esperar y tras un saque largo de Cillessen peinaba Dembelé que provocaba una buena proolongación para que Munir se hiciese con el balón al espacio pero la defensa de los ‘Spurs’ controlaba el balón.

El primer gol era para el FC Barcelona en el minuto 7 de partido. Dembelé se aprovechaba de una falta mal botada por parte del equipo inglés y se adelantaba a Walker que cometía un error de libro en el centro del campo siendo último defensa y el francés tras dos buenos recortes batía al meta Hugo Llorís por abajo 1-0.

Este resultado era pésimo para los Spurs que les situaba en la tercera plaza de grupo y por tanto, pasaba a ser equipo de Europa League.

El gol había marcado el partido de forma total debido a que el Barça se encontraba cómodo con un resultado favorable y con la posesión continua del balón. El Tottenham buscaba la velocidad de sus atacantes para poder establecer la igualada.

La primera tarjeta del partido la recibía Walker-Peters que realizaba una dura entrada a Miranda  que se marchaba como una flecha por banda. El lateral del Tottenham estaba fuera de partido que seguramente seguía recordando su error clamoroso en el gol.

El lateral Miranda estaba siendo uno de los jugadores más peligrosos del partido con mucha incidencia por banda izquierda y recibía un feo codazo del coreano Son. Continuamente estaba provocando faltas a favor de la entidad azulgrana.

El Tottenham estaba aplicando un juego muy duro sobre los futbolistas del Barça. En esta ocasión era Semedo el que recibía una dura entrada de Rose cerca del córner. A pesar de la dureza de las entradas solo había recibido una tarjeta amarilla en los primeros compases de partido.

El Barcelona estaba siendo dominador del juego y las jugadas se sucedían a través de disparos de Aleñá y Coutinho. Por otro lado, el Tottenham no lograba visitar la puerta de Cillessen que estaba desaparecido hasta el momento.

La primera buena ocasión para el conjunto londinense se producía en el minuto 29 de la primera mitad que tras una buena combinación entre Eriksen que abría un buen balón a Rose que ponía un tenso centro raso que a punto de rematar está Son. El Tottenham estaba encontrándose mejor con el transcurso de los minutos y provocaba una falta en el pico del área que ejecutaba Kane contra la barrera.

En la siguiente jugada, Cillessen resolvía de manera formidable un mano a mano contra Son que intentaba batir al guardameta con un tiro raso que chocaba contra el muro Belga. Buenos minutos para el Tottenham que en este momento estaba clasificado por la derrota momentánea del Inter.

El Tottenham estaba gozando de buenos minutos debido a la lucided y contacto con el balón de su jugador con más calidad como es Eriksen y estaba provocando buenas ocasiones para el Tottenham. Son de nuevo tuvo la ocasión de empatar tras una mala salida de balón por parte de Miranda que Son no logra resolver de manera idónea.

El Barça estaba esperando que se concluyese el primer acto para realizar pequeñas modificaciones tácticas para seguir con la tranquilidad. Por otro lado, el Tottenham no se le veía muy agitado para no depender su clasificación de sí mismo hasta ese momento.

Cuando la primera mitad afrontaba el final, a punto estaba Coutinho de asestar el último golpe, realizando un disparo a la madera, a un Tottenham que estaba jugando con fuego en el Camp Nou dependiendo del resultado del Inter de Milán.

La segunda mitad comenzaba con un cambio en el equipo de Valverde en el que entraba Busquets en la posición de Rakitic que era el único jugador ‘titular’ que no había recibido descanso.

El Tottenham salía con otra idea de juego debido a que el resultado desfavorable les podía jugar una mala pasada. Las ocasiones del equipo inglés se sucedían con ocasiones para Kane y Eriksen.

Lenglet estaba siendo el jugador más providencial del Barça atajando numerosas jugadas como la anticipación ante Eriksen que tenía una jugada franca de realizar una volea.

Valverde quería hacer espabilar a su equipo y mandaba a calentar a Leo Messi para echar atrás al equipo inglés que ahora sí, buscaba la igualada con prisa. Seguidamente, Munir a punto está de sentenciar el encuentro con un gol que el colegiado serbio anulaba por fuera de juego.

En el minuto 62 Pochettino arriesgaba quitando al lateral señalado desde la primera parte y daba entrada a Lamela para buscar más incidencia arriba. Sissoko ejercía de lateral improvisado.

Dembelé seguía haciendo de las suyas en el encuentro. Buscaba el segundo, encaraba, caracoleaba y hacía las delicias del respetable. En el minuto 63 buscaba la escuadra derecha de Lloris.

Munir era el jugador sustituido por Valverde para darle entrada a Messi. El canterano del Barça había cumplido bien en los 63 minutos de juego dándole mucha movilidad al ataque provocando huecos para Coutinho y Dembelé.

El Tottenham con el paso del tiempo estaba teniendo mayor presencia en el área rival haciendo que Cillessen se emplee a fondo en varias ocasiones como un remate de cabeza de Kane en dos ocasiones.

Pochettino gastaba la segunda bala de su recámara dando entrada a Lucas Moura y sacando del partido al coreano Son. Aunque sea inusual el Barça estaba defendiendo en campo propio ante las continuas llegadas del conjunto inglés. Cillessen realizaba un paradón excepcional en la línea de gol evitando la igualada en el marcador cuando Moura cabeceaba un centro de Sissoko. Solo quedaban 15 minutos de sufrimiento en Barcelona.

Valverde quería temporizar y realizaba la última sustitución. Se marchaba el autor del único tanto y entraba Denis Suárez que disponía de 10 minutos para ganarse más continuidad. Era el primer partido que Arthur jugaba al completo.

Pochettino realizaba la última sustitución ingresando a Llorente ocupando la posición de delantero sacando a Winks del encuentro, buscaba a la desesperada el empate el argentino que en ese momento estaba en Europa League.

Coutinho estaba siendo incisivo cada vez que disponía del cuero y lanzaba su segundo balón de la noche a la madera. En la siguiente jugada, una contra bien ejecutada por parte de Harry Kane cedía un balón en bandeja a Lucas Moura que igualaba el marcador y clasificando momentáneamente a su equipo 1-1.

El Tottenham buscaba remontar el partido porque no se fiaba de lo que transcurría el el Guiseppe Meazza. Tras una buena jugada por parte de Lamela y Eriksen abría a banda que entraba Rose como un rayo y que lanzaba el balón arriba.

El colegiado añadía cuatro minutos a este formidable encuentro que tenía mucho que decir aun y todos estaban pendientes de lo que ocurría en Milan. El Tottenham estaba virtualmente clasificado pero antes de acabar el encuentro, Messi realizaba el último susto a su compatriota Pochettino.

Ficha técnica
FC Barcelona: Cillessen; Semedo, Vermaelen, Lenglet, Miranda; Rakitic (Busquets, min.46), Aleñá, Arthur; Dembélé (Denis Suárez, min.79), Munir (Messi, min.63) y Coutinho.
Tottenham H. : Lloris; Walker-Peters (Lamela, min 62), Alderweireld, Vertonghen, Rose; Winks (Llorente, min.83), Sissoko, Eriksen; Dele Alli, Son y Kane.
Goles: 1-0 Dembelé (Minuto 7), 1-1 Lucas Moura (Minuto 85).
Árbitro: Milorad Mazic (Serbia) amonestó a Semedo (min. 68)  por parte del FC Barcelona, amonestó a Walker-Peters (min.16),  por parte del Tottenham.
Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la fase de grupos de la Champions League 2018/19, disputado en el Estadio Camp Nou ante 60.000 espectadores.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies