Centenario del Valencia CF: Pasa el tiempo, pasa la gente, jugadores y presidentes

Una canción tantas veces coreadas por la grada che y que bien podría ser el lema de una entidad centenaria, cuyo brillante pasado no puede ser más que un reto de cara al futuro.

0

El pasado martes 18 de diciembre, 4 meses antes de la fecha oficial del Centenario, el Valencia CF presentó en el viejo Mestalla el partido de las leyendas. Es uno de los actos principales de la centenaria celebración valencianista y contó con jugadores de varias épocas. Todos ellos viejas glorias valencianistas y con un pasado con honrar para vivir el presente e ilusionarse con el futuro.

Los más mayores

Octogenarios como Guillot y Roberto Gil, ambos con pasado en el campo y en los despachos y con muchas copas en sus vitrinas. Juan Cruz Sol, aguerrido defensa de los 70 y actual componente de la directiva valencianista. Compañeros de la  era ” Kempes” como Felman y Arias, el jugador que más partidos ha vestido la zamarra blanquinegra.

El retorno con los grandes

Tendillo, el goleador de aquel partido contra el Real Madrid que evitó un descenso que acabó consumándose pocos años más tarde. Representantes del equipo que logró el retorno inmediato a la máxima categoría tras el traumático descenso de 1985. Giner, Voro, centrales criados en Paterna y que llegaron a formar dupla defensiva en la selección española.

Últimas glorias

Ayala y Cañizares como estandartes del Valencia del doblete, último momento de gloria del club de Artes Gráficas. Mista y Angulo, el hombre gol y el chico para todo y jugador con más títulos de la historia. Albelda y Baraja, mítico centro del campo de aquella época y que sirvió para homenajear al hombre que más tiempo ha permanecido en el club de la capital del Túria. Bernardo España, “Españeta”, fue vitoreado y jaleado por todos los allí presentes, fruto del cariño y el respeto que se granjeó con su prolongada estancia entre los valencianistas.

El Club, nexo de unión entre pasado, presente y futuro

Todos ellos leyendas del valencianismo, mitos de una afición y de un equipo que siempre renace de sus cenizas y que siempre resurge contra viento y marea, contra su propia idiosincrasia y contra los propios desmanes de sus dirigentes que han convertido su centenaria historia en un perfil con dientes de sierra y sin la necesaria continuidad que todos los aficionados hubiéramos deseado y merecido. Los jugadores se convierten en leyendas, en mitos, en mucho más que recuerdos pero es el club el que ha de hacer pervivir esos recuerdos. El encargado de prolongar y aumentar la leyenda de un sentimiento que ha calado, cala y calará en el corazón de millones de valencianistas.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies