Mucho trabajo por delante para el Málaga Femenino

De un histórico ascenso a la máxima categoría, a lograr mantenerse fuera de los puestos de descenso, así ha sido esta primera parte de la temporada para el Málaga Femenino

0

ASCENSO A LA MÁXIMA CATEGORÍA

Tras una temporada casi perfecta, en la que solo cedió tres partidos (dos empates y una derrota), el conjunto de la Costa del Sol se proclamó campeón del Grupo 4 de Segunda División, liderado por la capitana Adriana Martín y sus 42 goles, lo que las llevó a disputar la Fase de Ascenso a Liga Iberdrola. El broche de oro llegaría el 30 de mayo de 2018, tras vencer por 0-1 al CD Femarguín en el Campo Municipal de Arguineguín. Gracias a un gol de María Ruiz, el equipo malacitano consiguió su objetivo: regresar a la máxima categoría.

REFUERZOS

El conjunto dirigido por Antonio Contreras, con vistas a afrontar su vuelva a primera, afrontó un verano con once nuevas caras para su plantilla: la mejicana Stefany Castaño Cardoso en portaría, las españolas Marta Cazalla y Leti Méndez en defensa, Míriam Diéguez, Mayara Bordin y Chiba Minori para su centro del campo, y Patricia Mascaró, Dominika, Natalia Gómez Junto, Armisa Kuc y Celia Ruano en la delantera.

Las blanquiazules, que incorporaban veteranía y experiencia en sus filas, empezaban con la intención de lograr la permanencia en la categoría y querer mirar hacia arriba, pero sabiendo lo competitiva que es la Liga Iberdrola.

LIGA IBERDROLA

En su primer partido de Liga, las malacitanas se midieron al vigente campeón, el Atlético de Madrid, que llegaba con la etiqueta de favorito tras dos años seguidos ganando la competición. Sería aquí cuando llegase la primera dosis de realidad, encajando un 0-4 en la primera jornada. Al conjunto malagueño le costó echarse a funcionar y en las primeras cinco jornadas no consiguieron anotar un solo gol, ni tampoco puntuar.

La primera victoria se les resistió, pero llegaría justo cuando más falta le hacía al equipo. Gracias a los tantos de Dominika y María Ruiz, las malagueñas se impusieron en casa al Espanyol para conseguir los primeros tres puntos de la temporada. A partir de esta victoria llegarían otras tres, las logradas en el campo del Logroño y en casa ante el Madrid CFF y el Sevilla CF. Entre medio de esas victorias, volvieron a recibir otra dosis de realidad, esta vez frente al Levante, que les serviría como recordatorio de lo complicada y dura que es esta competición.

En las últimas cinco jornadas, que concluyeron el sábado con el 0-4 ante el FC Barcelona Femení, el equipo acumuló cuatro derrotas y un empate fuera de casa ante la Fundación Albacete. Las dudas han vuelto a resurgir en el equipo capitaneado por Adriana Martín, pero, a pesar de su derrota en el último partido del año, el cuadro malaguista cierra el año en la decimosegunda posición de la tabla con 14 puntos, cuatro puntos por encima de la zona de descenso.

El equipo volverá a la competición el próximo 5 de enero a las 10:45 en la Ciudad Deportiva Luis del Sol ante el Real Betis Féminas.

COPA DE LA REINA

El Málaga volvía a esta competición después de 20 años, tras el mayor hito del fútbol femenino malagueño: el famoso ‘triplete’ de la temporada 97/98 en el que se hicieron con los títulos de Liga, Copa de la Reina y Supercopa de España.

En este nuevo formato de la Copa de la Reina, en el que los 16 equipos de la máxima categoría serían partícipes, el Málaga no tuvo mucha suerte al quedar emparejado con el Atlético de Madrid, además a domicilio. A pesar de la derrota por 4-2, el equipo malaguista plantó cara a su rival y dejó muy buenas sensaciones a nivel ofensivo, aunque con errores que corregir en la defensa.

@Cocoluuz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies