Un año blanquiverde de mil sabores

El Córdoba CF ha pasado por un 2018 donde han vivido la desesperación, la euforia por la salvación, una crisis en verano y una nueva situación de descenso que parece poder tener solución. Un año que, sin lugar a dudas, tiene momentos de cualquier tipo para escoger.

0

El año 2018 ha podido ser el de más vaivenes para la entidad blanquiverde. Los aficionados del Córdoba CF pueden escoger cualquier fecha de este año para describirlo de alguna manera por lo que estos son los principales eventos que ha tenido el conjunto cordobesista en su montaña rusa particular.

Año de cambios

Jesús León junto a su equipo | Imagen: Córdoba CF

El cambio del Córdoba CF de las manos de Carlos González a las de Jesús León marcó el comienzo de un año más que movido. Aquella venta que tuvo que asumir al final el empresario de Montoro, dejando a un lado en el accionariado a Luis Oliver, tuvo sus días y venidas llegando a una venta in extremis a pocos días del cierre del mercado invernal.

De esta forma, terminaba la hegemonía del anterior empresario madrileño, quien había estado enfrentado a toda la afición blanquiverde y entraba un hombre al que se le tildaba de salvador en la ciudad. Los retos que tenía por delante eran enormes, con un equipo a 13 puntos de la salvación y una plantilla que no daba para más, por lo que los cambios tendrían que llegar lo antes posible.

Plantilla, equipo directivo, equipo técnico e incluso el equipo de comunicación sufrieron cambios. Jesús León quería nuevos aires por el Arcángel y, junto a su nuevo director deportivo Luis Oliver, se encargaría de ir cambiando todos aquellos aspectos que podían parecer enquistados para mirar hacia delante con gente fiel y trabajadora que buscase su mismo fin.

La salvación

Luchar por sacar al equipo del pozo pasaba por traer nuevas caras a Córdoba en muy poco tiempo, por lo que Oliver se pondría manos a la obra con su equipo manos a la obra y en cuestión de días trajo casi un once completamente nuevo al equipo y a un entrenador especializado en los milagros.

La cuenta atrás estaba puesta y Sandoval empezaría a mezclar a los nuevos jugadores con los de más jerarquía del antiguo equipo que solo pensaban en una cosa: la salvación. Poco a poco, con un cambio de esquema al 5-4-1 por la sangría de goles recibidos que había constantemente, jugadores como Reyes, Aythami o Narváez empezaron a darle al Córdoba lo que posiblemente solo le había estado dando Guardiola en solitario.

Primer gol frente al Sporting | Imagen: Córdoba CF

Era el central canario quien sacaría del descenso a los blanquiverdes siete meses después con un milagroso gol en Reus, dando pie a una fiesta con incluso mejor sabor que el ascenso tras golear al Sporting por 3-0, quien trataba de luchar por entrar en los puestos de playoff de ascenso. De esta manera, el Córdoba culminaba la remontada que nadie había visto nunca entrando para siempre en los hitos de LaLiga 1|2|3.

Un paso adelante de los canteranos

Los problemas financieros llegaron en verano y nadie se esperaba esta situación tras el sabor a gloria que aún degustaba la afición. El tema principal empezaría a ser ese endiablado ‘déficit’ que le quitaba el sueño a Jesús León y por el que Luis Oliver no haría mucho caso al hacer un trato por Guardiola con el Getafe que en nada beneficiaría a la entidad blanquiverde.

Finalmente, Rafa Berges asumía el puesto del destituido Oliver y comenzaba la llegada por cuenta gotas de jugadores que tal vez muchos aficionados no habrían traído pero que por la situación económica no tocaba otra. Era el momento de ascender a distintos jugadores del filial, descendido a Tercera División meses antes, que debían asumir ciertos roles como ya lo hizo en su día Galán. El ya asentado Aguado, Sebas Moyano o Andrés Martín sería los principales en este aspecto.

Desde el inicio de la temporada, ya fuese con Sandoval o con Curro Torres, los canteranos han ido teniendo su importancia dentro de la plantilla y siendo ahora en las últimas jornadas los que le daban ese aliento que más necesitaban los veteranos. Aguado siendo una parte fundamental en el centro del campo y Andrés, o Sebas, en la ofensiva han rescatado puntos importantes que al final de la temporada posiblemente sean muy valiosos.

Vuelta a la misma situación

Sebas durante el último partido del año | Imagen: Córdoba CF

El comienzo de la temporada actual con Sandoval, quien sería destituido por este mismo hecho, daría al equipo un nuevo golpe llevándolo a los puestos de descenso. La situación no es igual que la de principios de 2018 pero si es cierto que la de luchar por sobrevivir en una Segunda División más que igualada donde cualquier se pena.

El Córdoba CF ha vuelto a caer en el error de encajar demasiados goles y Curro Torres parece estar dándole una solución real en los últimos encuentros. El equipo trata de solventar sus errores atrás con un Carlos Abad que hace de Kieszek salvando al equipo de forma sorprendente en múltiples ocasiones.

2019 está a punto de comenzar y los blanquiverdes dejan atrás un año que tuvo de todo. Una salvación, una crisis económica y deportiva, la recaída en puestos de descenso y un rayo de esperanza con el trabajo del grupo en el último mes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies