La Fórmula 1 debe fijarse en la Fórmula E

0

En este fin de semana de motor, la Fórmula E ha tenido un lugar privilegiado. El ePrix de Chile ha sido todo un espectáculo que demuestra una vez más que otras categorías deben fijarse en los monoplazas eléctricos en términos de emoción.

Adelantamientos, batallas y accidentes en una carrera loca

Buemi salía desde la pole y en segundo lugar Wehrlein. La salida ha sido limpia, pese a la estrechez de la pista en algunos puntos, con sucesivos cambios de posición. Buemi y Wehrlein han mantenido la posición mientras que Sam Bird ha adelantado a Daniel Abt para ser tercero. Las diferencias han sido escasas entre los pilotos durante toda la carrera. Estaban rodando lento para evitar sobrecalentar los frenos en un día caluroso en Santiago de Chile.

Sam Bird durante el ePrix de hoy. Imagen: @EnvisionVirgin

Vergne ha trompeado después de ser golpeado por detrás. El de DS Teechetah lo tenía ya muy difícil para sumar puntos. Posteriormente ha realizado otro trompo y ha abandonado por problemas mecánicos.

Gunter ha provocado el primer Full Yellow Course tras quedarse parado en mitad de la pista. La bandera amarilla en todo el circuito ha vuelto a hacer acto de presencia cuando Vandoorne, que estaba realizando un gran fin de semana, ha golpeado el muro. Esto hacía presagiar un final de carrera al ataque. Sin embargo, los pilotos han sido demasiado optimistas y han tenido dificultades para terminar la carrera

Bird ha presionado durante buena parte de la carrera a Buemi, que ha cometido un error y ha chocado contra el muro quedándose sin alerón delantero. Así, Bird era el nuevo líder, Wehrlein segundo y Sims tercero. Da Costa y Vergne, que estaban en lo más alto de la clasificación antes de llegar a Chile, han abandonado por problemas mecánicos. Han sido muchos los pilotos que han abandonado o se han visto perjudicados por problemas de sobrecalentamiento de frenos.

Un final vibrante

A falta de diez minutos, Wehrlein estaba a un segundo de Bird y ha utilizado el modo ataque con el objetivo de acercarse al líder de la carrera. Lo ha conseguido pero finalmente le ha sido imposible adelantarle. De hecho, Wehrlein y Bird han llegado con la batería al límite al final de la carrera. Además el piloto de Mahindra estaba sufriendo problemas de temperatura que le han obligado a ralentizar su ritmo. Ambos pilotos, gracias a la diferencia que tenían sobre el resto de rivales, han gestionado la batería para conseguir cruzar la meta sin perder posiciones.

Antes de comenzar la prueba, d’Ambrosio lideraba el campeonato con 40 puntos.  Ahora Sam Bird se sitúa en lo más alto de la clasificación general.

La emoción de la Fórmula E

A lo largo de toda la carrera se han sucedido los accidentes y choques entre monoplazas lo que ha dado más emoción si cabe a esta locura de carrera. En este aspecto, La Fórmula E supera con creces a cualquier otra competición de motor. Pese a su juventud, han conseguido implantar una normativa original y que hace disfrutar al aficionado hasta el final. De hecho, sería impensable ver al líder del campeonato salir en la cola de la parrilla en categorías como la Fórmula 1.

Si bien es cierto que a los monoplazas eléctricos les queda mucho por mejorar, ya ofrecen carreras de nivel donde hay emoción y actividad en pista hasta la última vuelta. Sin duda, la Fórmula 1 entre otras, deberían seguir los pasos de este tipo de competiciones que son las que el aficionado quiere ver.

 

Pueden seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter: @Motor_G3 y @rafa_mohedano

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies