Dos semifinales épicas en la W-League

Las semifinales de los playoffs de este año probaron ser épicas. Y es que ni hubo un momento aburrido. Sam Kerr, Natasha Dowie, Christine Nairn, Hayley Raso, Caitlin Foord... en realidad todas las jugadoras que jugaron las semifinales se encargaron de que así fuera.

0

Las semifinales de los playoffs de este año probaron ser épicas. Y es que ni hubo un momento aburrido. Sam Kerr, Natasha Dowie, Christine Nairn, Hayley Raso, Caitlin Foord… en realidad todas las jugadoras que jugaron las semifinales se encargaron de que así fuera.

Y gracias a su espíritu combativo, su determinación y su negación a rendirse aún en los último minutos de partido, nos regalaron dos partidos dignos de final de temporada.

 

Melbourne Victory 2 – Perth Glory 4

Las ganadoras de la Premiership le habían ganado a Perth en las dos ocasiones anteriores en que se habían enfrentado. Pero si tienes a Sam Kerr en el equipo todo el posible. Y así fue como Glory fue capaz de arrebatarle a Victory el preciado lugar que tanto buscaban en la final del campeonato.

Melbourne le dio una sorpresa a Perth temprano. En el primer tiempo Christine Nairn, pieza clave del equipo, sorprendió a todos a los 2′ con un gol. La jugadora lanzó un disparo desde la banda derecha que Eliza Campbell terminó metiendo en su propio arco.

Perth armó lío en el área de Victory más de una vez pero la defensa, aguerrida y disciplinada, evitó a toda costa la caída de su arco. Casey Dumont fue clave en esto pero un golpe recibido en el primer tiempo la marginó en el segundo, forzando a Jeff Hopkins a realizar el primer cambio. Así, Bethany Mason-Jones entró en el segundo partido más importante para Melbourne Victory en lo que va del campeonato.

Cuando las cosas parecían controladas por Victory, Kerr se metió entre dos defensoras y con un sólo toque metió la pelota dirigida hacia ella desde la banda derecha que la defensa de Victory alcanzó a interceptar pero no a despejar (71′).

Quince minutos más tarde Perth se puso arriba en el marcador por medio de su dúo estrellaKerr sirvió y Hill anotó con un cabezazo cruzado.

Melbourne Victory no se rindió y nos regalaron treinta minutos más de fútbol.

A Melbourne se le había venido la noche encima. Faltaban sólo cuatro minutos para los 90′ y se encontraban abajo en el marcador. Pero la referí dio 6′ más y Victory fue con todo lo que tenía a buscar el empate. Y llegó. Un centro al área de Perth producto de un tiro libre fue a parar a los pies de Laura Alleway,Grace Maher completó la jugada a los 90+4′.

Pero la falta de experiencia de la guardameta Mason-Jones probó ser clave en el resultado final. Una asistencia fantástica desde mitad de cancha de Hill hacia Kerr marcó el 3-2. Mason Jones salió hasta el borde del área, aunque tres de sus defensoras estaban presentes para cubrir a Kerr, y la delantera, con toda su clase, le hizo un sombrerito (globito) para evitar a Mason-Jones y mandar la pelota contra la red.

Minutos más tarde, Samantha Johnson recibió la doble amarilla por falta sobre Kerr y así Victory se quedó con 10. A esas alturas ya se notaba el cansancio de las jugadoras de Melbourne y quedarse con una menos no ayudó en nada.

El 4-2 final llegó a los 106′. Leticia McKenna se sacó de encima a su marca en el área y tiró un centro cruzado a Kerr, que venía a la carrera hacia el segundo palo.

HAT TRICK, BACK FLIP Y PERTH A LA FINAL.

 

Sydney FC 2 – Brisbane Roar 1

En gran ambiente con una hinchada de más de 4 mil personas, entre ellas la hinchada de The Roar Corps, Brisbane Roar recibió a Sydney FC. 

Una oportunidad temprana llegó para Sky Blue en el minuto 17. Princess Ibini casi cuela una pelota al lado del primer palo del arco de Mckenzie Arnold después del servicio de Caitlin Foord, pero la portera alcanzó a tapar esa pelota.

Sky Blue siguió atacando y a los 32′ Danielle Colaprico encontró a Foord en el área, descubierta entre dos defensoras. Y Foord no perdonó. Le dieron demasiado tiempo y demasiado espacio. La delantera remató hacia el ángulo, lejos de los guantes de Arnold.

Al final del primer tiempo, Roar no encontraba su juego y sus pocos destellos en el ataque vinieron de parte de Yuki Nagasato, Hayley Raso y Allira Toby pero sus disparos se fueron muy desviados.

Ya en el segundo tiempo, Sky Blue alargó el marcador por medio de un tiro de esquina. Alanna Kennedy recibió esa pelota pasado el segundo palo, se sacó de encima la marca de Clare Polkinghorne cerca de la línea de fondo y envió el pase hacia atrás, hacia Sofia Huerta venía a la carrera. La jugadora le pegó de primera y decretó el 2-0. El gol de Huerta probó ser clave para el resultado y pase a la final. La jugadora del Houston Dash de la NWSL realmente está probando su valía desde que llegó a la W-League.

Pero Sky Blue quería más. Así fue como a los 78′ Ibini se escapó sola con la pelota por banda izquierda y Natalie Tatheim, el último bastión en defensa, la derribó para evitar el 3-0, haciéndose merecedora de la roja directa.

Roar caía 2-0 y se quedaba con 10… eso no auguraba nada bueno.

Sin embargo, el espíritu combativo de Jenna McCormick, la jugadora no sólo de la W-League sino también de los Cuervos de Adelaide de la AFLW, salió a relucir y guió un ataque a los 90+1′. La jugadora fue a pura potencia hasta el área y chocó contra la defensa de Sydney pero allí estaba Nagasato para enviar un zapatazo que descontó para las locales.

Roar se había despertado pero fue demasiado tarde. La falta de conexión entre el medio campo de Brisbane y su delantera fue evidente, además de que la presión de Sky Blue no las dejó desplegar su juego.

 

Lo que nos dejaron estas semifinales épicas

Así, Brisbane Roar se quedó afuera de las finales por segundo año consecutivo y Sydney FC avanza a la gran final otra vez, así como lo hizo en el 2018.

Sin embargo, el rival de Sky Blue será diferente. Sam Kerr y compañía intentarán aguarle la fiesta a las locales cuando las visiten el próximo sábado a las 4:30 pm, horario de Australia.

El partido contra Melbourne Victory fue una demostración de la clase de jugadora que es Kerr y lo determinante que es en un partido. La defensa comandada por Alanna Kennedy tendrá que estar más que atenta y ser muy disciplinada si no quieren quedarse con las manos vacías otra vez.

Si hablamos de Kerr, fue la primer jugadora en marcar un hat-trick en una semifinal de playoff y con ello volvió a deslumbrar al mundo.

Esperemos que la final sea tan emocionante como las dos semifinales ya vistas. Así que ¡hagan sus apuestas! ¿Quiénes serán las ganadoras del Championship  este año? ¿Quiénes cortarán con la racha de copas ganadas por Melbourne City?

Por último, les dejo una joyita. Alanna Kennedy es conocida por su pegada en tiros libres, Por eso, a Roar se le ocurrió una idea:

Sigan toda la actualidad del fútbol femenino en la cuenta de Twitter de Grada 3

@melinae07

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies