El Gran Premio de Australia en números

Australia, primera parada del mundial de Fórmula 1, ha dejado curiosos datos. Pocas paradas, pit stops muy rápidos y unas audiencias que deben mejorar

0

El Gran Premio de Australia ya es historia. La carrera fue a una sola parada y en esta ocasión, los neumáticos no fueron tema de discusión. Pirelli ha aclarado durante la pretemporada que los neumáticos no deben ser los que decidan una carrera. Así, lo habitual será ver una parada por carrera.

Australia no fue una excepción. Casi todos los pilotos pasaron por la calle de boxes en una ocasión. Solo los Williams pararon una segunda vez. Se desconoce el por qué de esta estrategia. Ambos monoplazas fueron los más lentos todo el fin de semana y no es raro que quisieran parar en dos ocasiones para tener más información de cara a las próximas pruebas. La otra teoría es que tuvieron una excesiva degradación y se vieron obligados a cambiar de neumáticos. Si fue esto lo que sucedió, Williams debe ponerse las pilas y mejorar ya sino quieren que esta temporada sea la peor de su historia.

Hubo un total de 22 pit stops y predominó el uso del neumático medio (amarillo).

Los neumáticos duraron mucho. Así lo avisó Pirelli antes de llegar a Australia. Y así sucederá en la mayoría de circuitos. El equipo Alfa Romeo fue el que más alargó sus stints. Así, Kimi Raikkonen dio 45 vueltas con el medio y Giovinazzi 30 con el blando. Además, el italiano logró la tercera vuelta rápida con ese neumático, por detrás Bottas y Gasly. Mercedes y Red Bull también fueron los más rápidos con el medio. Sin embargo entre los tiempos más rápidos conseguidos con el duro no aparecen los pilotos de Mercedes. 1.26.926 fue el mejor crono logrado con ese compuesto por Leclerc. El mejor tiempo conseguido con el medio lo marcó Bottas (1.25.580). Por otro lado, fue evidente que el blando no era el neumático indicado para la carrera. La vuelta más rápida que se dio con este fue de Pierre Gasly (1.27.229)

Bottas consigue el punto extra de la vuelta rápida

Valtteri Bottas fue el primero en conseguir ese punto extra que se otorga este año al piloto que ostenta la vuelta rápida de carrera al final de la misma. A medio segundo de su registro (1.25.580) se quedó Lewis Hamilton, que no pudo batir a su compañero

Por otro lado, Williams demostró más velocidad en boxes que en la pista. En el pit stop de Russell marcaron un tiempo de 2.38.  Mejor le fue a Red Bull. La parada de Verstappen fue la segunda más rápida (2.30) mientras que Gasly solo tardó 2.19 en cambiar sus neumáticos. Gran trabajo este fin de semana de los mecánicos de Red Bull que demostraron estar en forma. Haas, Racing Point y Alfa Romeo fueron los más lentos en las paradas. Tienen mucho que mejorar, especialmente los norteamericanos, que volvieron a sacar el coche a pista sin tener las cuatro ruedas bien ajustadas.

El GP de Australia fue menos visto que el año pasado.

Malos resultados para Movistar en este inicio de año. Si el horario de la carrera de Albert Park no es el idóneo, la marcha de Alonso y el abandono de Sainz en los primeros compases de carrera también ha mermado las audiencias. La carrera en directo fue seguida por 50.000 espectadores, 40.000 menos que el año pasado.

Se espera que estos datos mejoren a partir de la próxima carrera en Bahrein. Hasta entonces podéis seguir informados a través de nuestras redes sociales Facebook, Instagram y Twitter: @Motor_G3 y @rafa_mohedano

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies