¿Se acaba la credibilidad en Muñiz?

El Málaga CF de esta temporada se creó para ascender a Primera y Muñiz fue la apuesta unánime para conseguirlo pero las jornadas siguen pasando y el equipo no funciona

0

La temporada en LaLiga 1|2|3 está demostrando lo que muchos ya adelantábamos al comienzo, una durísima lucha, con mucha igualdad y donde puntuar como visitante es muy complicado.

Comienzo inmejorable

Muñiz fue el elegido, por su gran experiencia, para reflotar un equipo que sufrió un terrible descenso por una malísima planificación y falta de calidad para una liga tan fuerte como la española.

El juego de Muñiz siempre fue muy claro, una gran defensa e intentar hacer un gol para llevarte los tres puntos. Nunca fue un fútbol vistoso, pero el equipo salía con fuerza, ganas y marcando una superioridad con la que se sacaban los partidos.

Mala racha en juego y resultados

La Rosaleda se convirtió en un fortín, y la portería malacitana era inviolable, pero esa “máquina” se rompió ante un Reus que llegaba a Málaga desahuciado y a punto de desaparecer.

Los boquerones llevan un sólo triunfo en los últimos 8 partidos, y encajando goles lo que les penaliza los encuentros porque es el segundo equipo que menos goles realiza.

El máximo goleador es Adrián, ya que Blanco lleva meses sin marcar y esa falta de gol vuelve a machacar al equipo boquerón.

La afición mira al banquillo

Ya en el Nuevo Árcangel de Códoba se comenzaron a escuchar algunos gritos de “Muñiz vete ya”, viendo un equipo que no ataca, sin espíritu, sin ambición en el terreno de juego, y que cuando quiere jugar…. algunos minutos demuestra que pueden y saben hacerlo.

Las jornadas siguen pasando y Muñiz no hace una autocrítica sobre su juego ni sus jugadores, sigue con el mismo discurso defendiendo que su plantilla se ha volcado durante los 90 minutos y que lo importante es ir sumando, aunque sea un punto.

Pero el problema muchas veces no es sólo que no se marque ningún gol, lo peor es que no se crean ocasiones, ni siquiera se dispara al guardameta contrario.

El ascenso directo se antoja muy complicado, ya que el Osasuna parece haber despegado y la segunda plaza que ocupa el Granada parece la única opción. Para conseguirla hay que sumar los tres puntos ante el Nàstic, los tres en casa ante el Sporting para poder llegar a Granada con opción de lucharle la segunda plaza y siempre esperando que los demás equipos metidos en los puestos de arriba puedan perder puntos estas jornadas.

El encuentro de Tarragona se puede presentar como una “final” adelantada para volver a retomar la senda de la victoria y reflotar a un equipo que parece carente de ideas y  soluciones.

La soberana afición malaguista ya tiene el dedo señalando hacia el banquillo blanquiazul y sopesando el cambio de entrenador como única solución para revertir la situación.

El club hace oídos sordos, pero el crédito se acaba y los nervios pueden volver a una afición cansada de darlo todo y no recibir nada.

Pronto… muy pronto el balón volverá a dictar sentencia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies