Alex Morgan marcó 100 en un importante partido

El choque entre Estados Unidos y Australia era uno que se esperaba con grandes ansias. Dos de los mejores equipos del momento se veían cara a cara a poco más de dos meses del mundial. Australia venía con confianza después de haber ganado la Copa de Naciones en casa y con nuevo entrenador. Estados Unidos llegaba con confianza en sus delanteras, en especial Alex Morgan.

0

El choque entre Estados Unidos y Australia era uno que se esperaba con grandes ansias. Dos de los mejores equipos del momento se veían cara a cara a poco más de dos meses del mundial. Australia venía con confianza después de haber ganado la Copa de Naciones en casa y con nuevo entrenador. Estados Unidos llegaba con confianza en sus delanteras, en especial Alex Morgan.

Alex Morgan y su gol número 100

El primer tiempo del partido nos mostró a un Estados Unidos dominante en medio campo y delantera. Megan Rapinoe, Alex Morgan y Tobin Heath crearon chance tras chance en el primer cuarto de hora. Y fue así como en el minuto 14, Alex Morgan marcaría su gol número cien de su carrera. Fue toda una demostración de talento, dejando atrás a Clare Polkinghorne, Alanna Kennedy y terminando por batir a Lydia Williams.

Estados Unidos se sabía dominador, pero su gran falencia está siendo la defensa y eso los equipos contrarios lo saben. Así fue como Lisa De Vanna quedó completamente desmarcada en la banda izquierda y recibió la pelota de Caitlin Foord, La experimentada delantera tuvo todo el tiempo y espacio del mundo para definir ante Alyssa Naeher y poner las cosas igualadas.

A partir de allí, ambos equipos empezaron a atacar de igual manera aunque se veía una clara dominación del equipo del norte.

Lluvia de goles en el segundo tiempo

Las Matildas salieron con todo en el segundo tiempo y, Caitlin Foord puso a su equipo arriba en el marcador. Esta se deshizo de Sam Mewis con un giro y penetró en el área, donde la defensa de Estados Unidos se quedó mirando cómo Foord ponía esa pelota, con toda categoría, lejos del alcance de Naeher.

La alegría duraría poco, ya que una gran combinación made in Portland trajo el empate. Rapinoe intentó conectar con Heath, que se encontraba adentro del área, pero no lo logró. Sin embargo la pelota le llegó a Emily Sonnett,  quien vio a Heath y le puso la pelota en el segundo palo, en la cabeza, para que pusiera así el 2-2.

Morgan y Heath ya habían marcado y Rapinoe no quiso ser menos. Y en el minuto 66 encontró el gol. Fue una  jugada típica de ella, aguantando la presión de tres defensoras, engañando a su marca y haciéndose el espacio para patear un disparo que Williams no pudo parar. Estados Unidos estaba de nuevo arriba en el marcador.

Mallory Pugh ingresó por Horan (66′) y un minuto más tarde marcó su gol. Sonnet volvió a estar en la construcción de la jugada, combinando con Morgan y dándole el pase final a Pugh para que pusiera el 4-2.

Sam Kerr, de un segundo tiempo para nada sobresaliente, acortó la distancia con un gol de cabeza gracias a un servicio preciso, desde la derecha, de parte de Hayley Raso

Finalmente, Pugh marcó su segundo de la noche gracias a un soberbio saque desde el arco de parte de Naeher. El pase largo potenció la velocidad de la joven delantera, que agarró a Williams lejos del arco y metió esa pelota gracias a un sombrerito.

 

La defensa, el talón de aquiles de ambos equipos

Después de ver este partido, nadie puede negar el poder que ambos seleccionados tienen en sus delanteras. Pero si pensamos en la defensa… bueno, es mejor decir que tanto Ellis como Milicic tienen mucho trabajo que hacer allí.

Emily Sonnett sorprendió a todos siendo la asistidora de dos de los goles de USA pero no sorprendió a nadie con su desempeño como defensora en la banda derecha, como debería haber hecho. Por algo Ellis llamó de nuevo a Ali Krieger, después de dos años de ausencia en el seleccionado de Estados Unidos. Aunque Ellis se ha caracterizado por llamar a jugadoras y nunca hacerlas jugar (entre otras cosas), quizás esta vez sea diferente. Si bien Sonnett ha demostrado ser valiosa para el equipo, si Krieger juega contra Bélgica y prueba estar a la altura de lo que fue su desempeño en el mundial del 2015, el lugar de la jugadora de Portland Thorns en el seleccionado que viajará a Francia puede estar en serio peligro.

De todas maneras aún esperamos el desarrollo de Kelley O’Hara, cuyo tobillo derecho sigue generándole molestias.

Por el lado de Australia, la velocidad de las jugadoras de Estados Unidos las complicó toda la noche. Alex Morgan dejó a dos experimentadas y atléticas defensoras como Polkinghorne and Kennedy atrás; Tobin Heath hizo lo propio de una forma incluso mucho más notoria por lo menos en dos ocasiones. Tanta fue la diferencia, que no hubiera sido raro verla bostezar mientras esperaba incluso a sus compañeras para darles un pase.

El tiempo sigue corriendo y ahora marca 63 días para Francia.

 

Sigue toda la actualidad del fútbol femenino en la cuenta de Twitter de Grada 3 

@melinae07

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies