Noruega, sin la Balón de Oro, tratará de volver a sus orígenes

La selección noruega sin su estrella, Ada Hegerberg, en su lucha por la igualdad, tratará con Caroline Graham Hansen y Mjelde de volver a sus gloriosos inicios

0

La trayectoria de la selección de Noruega en los últimos años no ha pasado por grandes momentos. Antes del actual técnico, tuvieron al frente a Eli Landsem, entrenadora que se hizo con el cargo a finales de 2009. Se clasificaron para el Mundial de 2011, pero no consiguieron pasar de la fase de grupos, y en el de 2015, perdieron en dieciseisavos de final contra Inglaterra, que quedó tercera en la competición. Su mejor resultado sigue remontándose a la victoria de 1995, donde alzaron la ansiada copa de la que estuvieron muy cerca cuatro años antes, cuando fueron finalistas. En el año 2000 consiguieron el preciado Oro Olímpico.

En la Eurocopa tuvieron sus años dorados siendo campeonas en 1987 y en Italia 93, pero en los últimos años, aunque en 2013 fueron finalistas, donde perdieron por un gol a cero frente a Alemania en Solna, en 2017 fueron una de las grandes sorpresas perdiendo los tres partidos de la fase de grupos sin marcar ni un solo gol.

Fuente: @nff_landsla

Ahora mismo ocupan el duodécimo puesto en el ranking FIFA y llegan a Francia sin su gran estrella: Ada Hegerberg, que acaba de conquistar su cuarta Champions el pasado día 18 de mayo junto al Olympique Lyonnais (el mejor equipo europeo), anunció que dejaba la selección en septiembre de 2017 por la falta de trato igualitario de la federación noruega entre hombres y mujeres, teniendo un equipo masculino con pocas estrellas y no muy buenos resultados. Es entonces cuando los jugadores deciden ceder parte de su salario para la organización del equipo femenino, a través de un acuerdo con la NISO (asociación de futbolistas noruegos). Cedían 58 mil euros de sus ingresos comerciales, ante lo que Caroline Graham Hansen (otra de las cracks de este equipo junto a Hegerberg, que acaba de ser anunciada como nuevo fichaje del FC Barcelona Femenino), dijo que:

“Gracias por dar este paso a favor de las deportistas femeninas”.

En Dinamarca, la selección masculina decidió hacer lo mismo para acortar la brecha salarial con las jugadoras, y en los Estados Unidos, tras denuncias de las futbolistas en 2016 que venían de ganar el mundial de 2015, actuales campeonas, el Senado llegó a aprobar una moción para igualar sus salarios.

Ada Hegerberg se ha convertido hace unos meses en el primer Balón de Oro entregado a una mujer, en el año 2018. Es sólo la guinda del pastel, puesto que su buen hacer le permitió ganar el premio de la UEFA a mejor jugadora de Europa en 2016, y consiguió ser elegida como jugadora del año por la BBC en 2017. Pero su fama va más allá de sus éxitos deportivos y toca el plano sociocultural cuando rechazando participar en las convocatorias de su selección se convierte en una especie de Muhammad Ali, aquel en contra de la guerra, Ada en la lucha por la igualdad. El púgil, en 1967, tras ser campeón mundial y haber ganado unos Juegos Olímpicos, vio como la Comisión Atlética del Estado de Nueva York le quitó su título y la licencia por negarse a ir a la guerra de Vietnam por objeción de conciencia. A la futbolista noruega, sus problemas con su propia federación y su lucha por un trato más igualitario no ya entre las profesionales, sino desde el fútbol base, en un sistema que dé cabida y oportunidades a las niñas, con unas instalaciones y condiciones igualitarias, van a ser la causa de que no acuda a una cita mundial. ¿La ganaría? Quién sabe, pero con Hansen y ella temblarían las defensas del resto de equipos, y seguramente tendrían mejores oportunidades de avanzar.

Hegerberg manifestó sus inquietudes en la entrega del Balón de Oro, donde afirmó que no se trata sólo del fútbol sino que, hasta en el día a día, muchas veces siente como mujer, que:

“Maldita sea, vivimos en un mundo de hombres”.

Por eso cree necesario no cambiar su postura, mantenerse fiel a sus ideas y tratar de que se abra el debate y de que, lo más importante es:

“Cómo se trata al fútbol femenino. Creo que no se ha mostrado respeto, hasta ahora”.

Una mujer con más de 40 goles en Champions, con cifras que recuerdan a las de astros del consolidado fútbol masculino, debería ser capaz de hacer que se replanteasen muchas cosas desde las altas esferas. Al menos la UEFA ha lanzado, en los últimos días, una campaña promovida por la exjugadora Nadine Kessler, con el fin de ayudar a la promoción del fútbol femenino. Resulta amargo el hecho de que justo este próximo mundial se dispute en Francia, y la final vaya a jugarse en Lyon, la ciudad en la que Hegerberg se ha coronado como heroína del fútbol femenino, de muchas niñas y niños franceses, y que la ha llevado a ser el primer Balón de Oro en la historia con nombre de mujer.

No es la primera vez que una noruega hace algo valiente por el fútbol femenino, algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que a pesar de las quejas de Hegerberg hacia los líderes, es conocido por ser uno de los países con mayores tasas de igualdad. En 1986, Ellen Wille, subió al estrado del Congreso de la FIFA en Ciudad de México para pedir que se promoviese el fútbol femenino, que apareciese en los periódicos (algo que aún cuesta conseguir, pero en lo que poco a poco se avanza), y que merecía tener su propio Mundial y participación en los Juegos Olímpicos. Sus compatriotas se harían con uno de cada.

En el Mundial de Francia se enfrentarán a Nigeria en el partido que iniciará su andadura en este Mundial, el 8 de junio. Luego a Francia el día 12 (donde echaremos de menos un duelo entre Hegerberg y a la que ella considera su hermana, la delantera de l’OL Eugénie Le Sommer, o frente a la defensa Wendie Renard, tan importante en su equipo como en su selección, alguien a quien me recordaba Virgil van Dijk, por su talento y elegancia), y el 17 a Corea del Sur.

El conjunto noruego está liderado por el sueco Martin Sjögren desde 2016, y para afrontar sus encuentros en el grupo A de la fase de grupos del Mundial, ha contado con las siguientes jugadoras:

Fuente: @nff_landslag

Porteras: Ingrid Hjelmseth (Stabæk Fotball), Cecilie Hauståker Fiskerstrand (LSK Kvinner), Oda Maria Hove Bogstad (Arna-Bjørnar Allianse Idrettslag).

Defensas: Ingrid Moe Wold (LSK Kvinner), Cecilie Redisch Kvamme (Sandviken, IL), Maria Thorisdottir (Chelsea), Maren Nævdal Mjelde (Chelsea), Stine Hovland (Sandviken, IL).

Centrocampistas: Synne Skinnes Hansen (LSK Kvinner), Kristine Minde (VfL Wolfsburg), Frida Leonhardsen Maanum (Linköping FC), Vilde Bøe Risa (Kopparbergs/Göteborg FC), Ingrid Syrstad Engen (LSK Kvinner), Emilie Bosshard Haavi (LSK Kvinner), Guro Reiten (LSK Kvinner), Karina Sævik (Kolbotn IL), Caroline Graham Hansen (VfL Wolfsburg).

Delanteras: Isabell Lehn Herlovsen (Kolbotn IL), Lisa-Marie Karlseng Utland (FC Rosengård Dam), Emilie Nautnes (Arna-Bjørnar Allianse Idrettslag), Elise Hove Thorsnes (LSK Kvinner), Amalie Vevle Eikeland (Sandviken, IL), Therese Sessy Åsland (LSK Kvinner).

A Maren Mjelde la pudimos ver con las Chelsea Ladies en semifinales de la Champions contra su compatriota Hegerberg, en los partidos que enfrentaron al conjunto inglés, donde también juega Thorisdottir parte de la zaga noruega, contra las actuales campeonas. Demostraron su buen juego, a lo que ella contribuyó y además llegó incluso a marcar dos goles en la campaña europea (contra el SFK 2000 y contra el PSG). Fue finalista de la última Eurocopa donde brilló su país, en 2013. Nos queda también Caroline Graham Hansen, que como ya hemos analizado, es una de las jugadoras que, tras encontrarse en el punto de mira de muchos clubes para el mercado de verano, y que también estuvo en aquella Eurocopa, aún muy joven, acaba de fichar por el FC Barcelona Femenino, en un intento por volver a tratar de conquistar Europa y de hacerse con La Liga, que llevan perdiendo tres años (las jugadoras del Atlético de Madrid se han consolidado como tricampeonas, tres veces consecutivas). Ha marcado ocho goles en su club esta temporada y cuenta con datos de récord en cuanto a asistencias: veintisiete. Desde su llegada al Wolfsburg ha jugado dos finales de Champions con ellas (en la temporada 2017/2018 y la 2015/2016). En los últimos partidos, sin la presencia de Hegerberg, los goles han venido de mano de Graham Hansen y de Isabell Herlovsen (quien ya ha competido en tres mundiales: China 2007, Alemania 2011 y Canadá 2015; además de haber marcado 7 goles en la fase clasificatoria para la última Eurocopa, a pesar de que luego cayeron eliminadas sin haber marcado ni un sólo gol), así como de Lisa-Marie Karlseng, principalmente, en la fase de clasificación y en la Copa Algarve (los han ganado todos con solvencia, excepto la derrota en enero contra Canadá, y contra Nueva Zelanda en la Copa Algarve, por un gol en contra en ambos casos) con la que se alzaron el pasado 6 de marzo tras ganar en la final por un contundente 3 a 0 a Polonia. Esperaremos a ver qué tal se desenvuelven en este Mundial de Francia, y ojalá las cosas cambien no dentro de mucho y podamos volver a disfrutar de Ada Hegerberg, MVP de la última final de Champions (gracias a un brillante hat-trick), vestida con los colores de su país.

 

Síganme en Twitter | @mvalentinavs

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies