Di Grassi, sólido vencedor en Berlín, aprieta el mundial

La décima prueba del mundial llevaba al campeonato eléctrico hasta Berlín. En un circuito muy ancho, algo poco habitual en Fórmula E, tenía lugar la carrera que contaría con innumerables adelantamientos.

0

La ciudad de Berlin ha acogido una nueva cita de la Fórmula E. Tras la clasificación,  Sébastien Buemi partía desde la pole y la conservaba en la salida. Gran clasificación de HWA Lab, que lograba ser segundo y cuarto con Stoffel Vandoorne y Gary Paffet respectivamente. Entre los aspirantes al título, Antonio Félix Da Costa y Jean-Éric Vergne partían entre los 10 primeros mientras que Frijns y André Lotterer eran sancionados y comenzaban la carrera desde el fondo de la parrilla.

Di Grassi lideraba y abría hueco

Pronto los HWA iban perdiendo posiciones y Lucas Di Grassi conseguía adelantar a Buemi para ser primero. El de Audi abría hueco, lo que le permitía rodar sin tener que estar atento a los retrovisores constantemente. Quién sí tenía que defenderse era Vandoorne, tercero, cuyo ritmo era inferior a sus rivales, que se agolpaban tras él tratando de rebasarle.

Pasaban 15 minutos del inicio y en esos instantes era Lotterer quien había ganado más posiciones, seis, para ser 15º. Su compañero, Vergne, adelantaba a Paffet y era séptimo.

Di Grassi se marchaba y controlaba la carrera. Mientras, el resto de pilotos rodaban muy juntos y se sucedían los adelantamientos al límite, llegando a haber ligeros toques sin consecuencias para los pilotos. Da Costa, tercero, llegaba a la altura de Buemi, que era más lento, y le adelantaba para ser segundo y tener en su poder una buena suma de puntos de cara al campeonato. Detrás de Buemi, Vandoorne, Daniel Abt y Lynn activaban el modo ataque y se agrupaban. Esto permitió que Vergne llegase a este grupo.

Adelantamientos, adelantamientos y más adelantamientos.

El número de adelantamientos seguía creciendo. Esto lo propiciaba Paffet, que seguía perdiendo posiciones, era decimotercero. También sufrían los Mahindra ya que Wehrlein era 11º y D’Ambrosio 17º.

Aunque la lucha por la victoria era nula, el segundo puesto, ocupado por el momento por Da Costa, todavía estaba en juego. Eran muchos los pilotos que podían aspirar a él y todo podía pasar. Vergne seguía ascendiendo posiciones y era cuarto. Buemi, segundo, Da Costa, Vergne, Vandoorne y Abt peleaban por el podio cuando había un Full Course Yellow. El causante era el Jaguar de Lynn, que se detenía en la recta de meta por un problema mecánico. Aprovechando esta situación, y a falta de menos de 15 minutos, la mayor parte de los pilotos activaban el modo ataque, que estaba situado en el exterior de una curva muy ancha. Más tarde lo hacían ambos Audi. Por tanto, mientras se agotaba el modo ataque del resto de pilotos, Abt y Di Grassi tenían más potencia.

Esta ventaja no la aprovechaban, aunque a falta de seis minutos, Di Grassi hacía una vuelta más lenta para después poder marcar la vuelta rápida de carrera.

Pese a la gran carrera de Vergne, su compañero Lotterer no pudo acabar la carrera. Estaba siendo el piloto que más posiciones ganaba gracias a la remontada que estaba llevando a cabo, pero un fallo mecánico le obligó a entrar a boxes y retirarse. Así terminaba un pésimo fin de semana para el alemán, al que nada le salió bien.

Vergne remonta y se conforma con la tercera posición

Di Grassi seguía controlando la carrera y por detrás, Buemi, Vergne y Da Costa, Vandoorne y Abt, respectivamente, luchaban por el podio. Faltaban 30 segundos cuando los pilotos de Nissan y DS Techeetah se quedaban solos en esa lucha. Vergne, siendo consciente de su posición en el campeonato, primero, prefería ser cauto y no trataba de ganar esa posición.

De este modo, Di Grassi cruzaba la línea de meta y se colocaba segundo en el mundial, a escasos puntos de Vergne. Todo apunta a que serán estos pilotos los que peleen por el mundial, ya que los demás rivales se quedan algo rezagados en cuanto a puntos.

A falta de tres carreras, el mundial está muy abierto y puede pasar cualquier cosa. La próxima cita será en junio en Suiza, para terminar con una doble carrera en Nueva York, donde conoceremos al nuevo campeón de la Fórmula E.

Pueden seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter: @Motor_G3 y @rafa_mohedano

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies