Ferrari con mejoras en Francia para volver a ganar

Los italianos llegan con leves mejoras a Paul Ricard que pretenden ser un punto de inflexión en el rendimiento del coche. Sin embargo, Mattia Binotto apunta a que la primera victoria del curso deberá esperar.

0

Superado el primer tercio de campeonato, el Gran Circo aterriza en el circuito de Paul Ricard, donde tendrá lugar el Gran Premio de Francia. Hasta el momento, el campeonato solo ha tenido un color. Las fechas de plata han dominado como en los inicios de la etapa híbrida y Ferrari debe evitar que continúe siendo así si realmente quieren tener opciones al título.

Las buenas sensaciones, las caras de satisfacción y el tranquilo ambiente que se respiraba en el hospitality de Ferrari en Barcelona, allá por el mes de febrero, han dado paso a una situación bien diferente. Desde Australia se evidenció que lo visto en los test invernales había sido solo un espejismo. No obstante han tenido dos oportunidades de ganar, ambas desperdiciadas. En Bahrein fue la máquina la que falló, en Canadá, el piloto. De una u otra manera, llegan a Paul Ricard con 62 puntos por debajo de Lewis Hamilton, y 123 respecto de Mercedes en el mundial de constructores.

Ferrari sabe que debe dar un paso adelante. Ya en Canadá, especialmente en el rápido tercer sector, fue evidente que su motor es el mejor de la parrilla. Pero no se contentan solo con eso. Tienen el objetivo de ganar la primera carrera de la temporada y para ello traerán pequeñas mejoras en Francia.

Mattia Binotto, en declaraciones recogidas en f1.com explica que “en Francia tendremos pequeñas evoluciones. Son elementos que representan para nosotros un paso útil para definir la dirección que tomaremos para desarrollar el coche.”

No obstante, aclara que “lo que traemos no será la solución a nuestros problemas. Pero el feedback técnico que tendremos de estas evoluciones será importante para los siguientes pasos que demos.”

Los de Maranello saben que están un paso por detrás de Mercedes y están trabajando para cambiarlo. Estas mejoras, sumadas a las de Canadá, pretenden ser un punto de inflexión en el rendimiento del monoplaza italiano. Esperan que les llevé a lo más alto del podio. Sin embargo, Binotto no cree que puedan ganar de inmediato. De hecho, avisa que “Paul Ricard fue un trazado complicado para nosotros el año pasado. Sabemos que este tipo de circuito no es particularmente favorable para nuestro coche, pero nada es imposible, así que estaremos preparados para dar lo mejor de nosotros mismos”

Pueden seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter: @Motor_G3 y @rafa_mohedano

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies