¡El Real Madrid gana la ACB asaltando el Palau Blaugrana!

El Real Madrid se ha impuesto al Barcelona 68-74 y se alza como campeón de la ACB. El mejor del partido, Facundo Campazzo, con 15 puntos, nueve rebotes, seis asistencias y dos robos.

0
Barcelona 68 74 Real Madrid

 

Cuarto duelo y posible última batalla. El Real Madrid tenía una nueva oportunidad de levantar el título de campeón de la ACB y evitar jugársela en el quinto partido. El Barcelona, por su parte, buscaba forzar la vuelta al WiZink Center y jugar un match ball.

Walter Tavares impone su ley

Salió lanzado el Real Madrid, con ganas de finalizar la competición. 0-5 de salida con más de dos minutos para ver la primera canasta del Barcelona y un Rudy Fernández espectacular con tres triples consecutivos. Los blaugranas se encomendaban a Thomas Heurtel, pero la defensa blanca sí funcionaba. 8-16 tras cinco minutos de juego y con un recital madridista de tiros de tres puntos.

El Barcelona estaba mucho menos físico que en los dos partidos anteriores, y eso se notaba. El Real Madrid lanzaba liberado. Kevin Pangos salió desde el banquillo y revolucionó a su equipo, y consiguió reducir la ventaja en unos minutos de dudas en el ataque de los blancos, y de aumento en las defensas blaugranas. El canadiense puso el marcador en el 17-20 a falta de un minuto y medio para el final del primer cuarto. Los primeros diez minutos acabaron el 21-24 tras un duelo anotador entre Ante TomicJaycee Carroll.

Consiguió el Barcelona ponerse por delante con el 27-26 gracias a un estelar Kevin Pangos. El Barcelona hacía daño al contraataque, el gran arma moderna del Real Madrid, y los de Pablo Laso no podían parar el vendaval ofensivo de los blaugranas. Volvió la batalla física al partido, un terreno que volvía a favorecer a los culés, y en el que se movían muy bien. 30-31 a falta de cinco minutos del descanso.

El partido siguió moviéndose en márgenes de poca distancia. Tras el arreón del Real Madrid en el  primer cuarto y la remontada del Barcelona, el juego igualado esperaba a que uno de los dos equipos rompiera la armonía. Los blaugranas volvían a defender con una gran intensidad, y los blancos tenían que igualarla para conseguir evitar que la ventaja se fuese. Los rebotes de Walter Tavares facilitaban que los madridistas se llevasen la ventaja al vestuario con el 33-37.

El Real Madrid fue mejor

El Real Madrid debía conseguir levantar los ánimos y ser más certeros en el ataque. El Barcelona se había crecido desde la defensa, y sólo en el ataque se mostraba poco acertado. Chris Singleton era un arma constante, pero no tiraba del carro. Mientras tanto, con  Walter Tavares dominando ambos tableros, consiguió el equipo blanco coger renta hasta el 40-47 tras cinco minutos de juego.

El Barcelona no sabía cómo atacar al Real Madrid. Un Walter Tavares inmenso evitaba que la pintura sirviese de punzón, y eso obligaba a exigir lo mejor de un Kevin Pangos que ponía el 45-47 y obligaba a pararlo a Pablo Laso. Una reacción que rápidamente fue respondida con un Fabien Causeur que metió cinco puntos seguidos para liberar tensión. 47-55 a falta de la última batalla y un final precioso, digno de una final.

Una última oportunidad para el Barcelona, una nueva oportunidad de alzarse campeón para el Real Madrid. Los blancos seguían encomendados en defensa a Walter Tavares, y en ataque al movimiento de Facundo Campazzo y la magia de Fabien Causeur. Los blaugranas, por su parte, a Thomas Heurtel. Los culés, KO, sin ideas ofensivas. Los arreones intermitentes de los locales ponían el 55-64 a falta de cinco minutos para el final.

Walter Tavares imponía su ley, y eso daba alas al Real Madrid. En unos minutos de auténtica espesura ofensiva de ambos equipos, la ventaja caía del lado blanco, y Svetislav Pesic no daba con la tecla para que los suyos se metiesen en la pelea. A falta de minuto y medio, el marcador marcaba el 58-67. Ahí acabó la final. Los blancos acabaron siendo los campeones de la ACB, doblegando al Barcelona en el Palau Blaugrana y continuando la historia de Pablo Laso.

Ficha técnica
FC Barcelona Lassa- 68: Thomas Heurtel (2), Adam Hanga (11), Víctor Claver (4), Chris Singleton (12), Pierre Oriola (4) -quinteto titular- Kevin Pangos (16), Pau Ribas (4), Jaka Blazic (-), Rolands Smits (3), Artem Pustovyi (-), Kyle Kuric (8), Ante Tomic (4).
Real Madrid- 74: Facundo Campazzo (15), Rudy Fernández (12), Gabriel Deck (-), Anthony Randolph (10), Walter Tavares (10) -quinteto titular- Fabien Causeur (10), Felipe Reyes (-), Gustavo Ayón (5), Jaycee Carroll (4), Sergio Llull (-), Trey Thompkins (6), Jeff Taylor (2).
Parciales: 21-24 | 12-13 | 14-18 | 18-19
Árbitros: Antonio Conde, Carlos Peruga (), Fernando Calatrava ().
Incidencias: Cuarto partido de la final de la Liga Endesa disputada en el Palau Blaugrana, Barcelona, España.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies