Temporada para soñar en rojiblanco: resumen de la temporada del Atlético de Madrid Femenino

El Atlético de Madrid Femenino logra su tercer título consecutivo

0

Empezaba el Atlético de Madrid Femenino la temporada en septiembre de 2018 con cambios importantes en la plantilla. Salidas sonadas (Andreea Paraluta, Sonia Bermúdez, Marta Corredera, Andrea Pereira, Jucinara Soares, Sana Daoudi y Laura Fernández, o el míster Ángel Villacampa, entre otros) y llegadas interesantes  y prometedoras (Jenni Hermoso, Olga García, Rilany Da Silva (cuyo contrato fue rescindido antes de iniciar la temporada), Elena Linari, Dolores Silva, Jennifer Oehrli, Alex Chidiac, Aïssatou Tounkara y las jóvenes del filial Ana Marcos y Rosa Otermín, además del nuevo entrenador Jose Luis Sánchez Vera).

Estos cambios generaban dudas sobre la capacidad del equipo de seguir compitiendo y rindiendo al mismo nivel. ¿Iban a poder las colchoneras seguir el ritmo tras dos temporadas frenéticas? ¿Cómo iba a sentar el cambio en el banquillo a las futbolistas? ¿Cómo iba a ser el nuevo proyecto del equipo?

El proyecto mantenía su columna vertebral, pero las incorporaciones parecían dar una oportunidad a algunas piezas claves de tener los minutos más repartidos y poder dar al cuerpo técnico una mayor variedad de opciones, mejorando el fondo de armario. Algunas de las nuevas incorporaciones eran más conocidas para el público español que otras. En general, parece, en retrospectiva, que el cuadro rojiblanco acertó con la mayoría de los fichajes.

El club que venía de continuar con su ciclo victorioso tras lograr conquistar el título de Liga Iberdrola, empezaba la pretemporada con ambición, participando en varios torneos con equipos de nivel. En este periodo enfrentaron a varios equipos de nivel europeo.

La competición doméstica empezaría como terminó, con victoria tras victoria, mostrando un gran nivel y mucha capacidad de sufrir. Las nuevas futbolistas se adaptaron rápido a las exigencias del equipo y del cuerpo técnico. Loable es que las veteranas fueron capaces de mantener el espíritu y acomodarse a la forma de trabajar y de gestionar el grupo del nuevo cuerpo técnico. El nuevo entrenador demostró que conocía la plantilla y que era capaz de adaptarse a distintas situaciones. Su gestión de grupo ayudó a mantener a todas las futbolistas implicadas y siendo capaces de aportar cuando fuera necesario.

En la Liga Iberdrola el único equipo que fue capaz de superar al Atlético de Madrid fue su competidor directo: el FC Barcelona Femenino. Su regularidad, aun sufriendo en algunos encuentros, les llevó a sellar su tercer campeonato de Liga, tornando estas derrotas en irrelevantes.

Por lo que respecta a la competición europea, mostraron también su capacidad de afrontar a cualquier equipo, incluso estando en el cuadro complicado – al no ser cabeza de serie, enfrentaba a los rivales más complicados desde el inicio de la competición, algo que el otro equipo española en Champions League evitaba. En la primera jornada en competición europea se enfrentaron a un hueso duro de roer, el Manchester City  inglés, al que no sólo compitieron de tú a tú, sino que fueron capaces de ganar ambos encuentros.

El jarro de agua fría caería al encontrarse con uno de los mejores equipos europeos, el VfL Wolfsburg, en la segunda ronda, duelo que ya no superarían. Aunque perdieron ambos encuentros, el global de la eliminatoria no fue tan abultado como lo fuera en la anterior eliminatoria contra el mismo equipo. La nota optimista es que no sólo van a volver a jugar en competición europea, sino que esta vez lo harán como cabezas de serie, teniendo opción a tener rivales menos complicados.

Finalmente, es obligatorio mencionar la Copa de la Reina. Con su nuevo formato, incluyendo a todos los clubes de Liga Iberdrola sin importar la clasificación y jugándose durante la temporada, ha sido la otra competición que las futbolistas de Sánchez Vera han podido conquistar – aunque en la Final fueran derrotadas por la Real Sociedad. En Copa, a un solo partido, superaron todas las eliminatorias con solvencia, incluso la que las enfrentó al FC Barcelona. En esta competición fue la única ocasión en que pudieron derrotar, por la mínima, a las culés. La final se decidió en dos momentos claves: el primer gol colchonero por la relajación que generó en el cuadro rojiblanco; y el error de la cancerbera en el gol del empate txuri urdin – que le generó inseguridad durante el resto del encuentro y ayudó a que su equipo no pudiera sobreponerse al empate y terminara cayendo derrotado.

Las notas positivas de esta pasada temporada han sido:

  • la defensa Laia Aleixandri, contundente, física, disciplinada y acertada; imprescindible para el entrenador y puntal del equipo desde la defensa.
  • la mediapunta, Jenni Hermoso, regresando a España tras su aventura francesa ha aportado calidad, último pase, y gol – mucho gol, siendo la máxima anotadora de la liga.
  • la centrocampista, Ángela Sosa, que ha brillado mostrando su talento y habilidad tanto para elaborar jugadas y crear ocasiones, como a nivel anotador, siendo esta una de sus mejores temporadas en ese aspecto.
  • la delantera, Ludmila da Silva, que con su habilidad para superar defensas y su verticalidad ha sido capaz de desatascar encuentros que parecía dudoso poder ganar.
  • el cuerpo técnico, que ha sabido gestionar la plantilla y sacar lo mejor de sus futbolistas.
  • La capacidad de la plantilla para saber competir y para saber sufrir. La regularidad que su competitividad les ha dado.

Las notas negativas, en cambio, serían:

  • la portera, Lola Gallardo, que no ha vivido su mejor temporada a nivel deportivo, cometiendo errores que han costado puntos – y títulos.
  • las centrocampistas, Amanda Sampedro y Silvia Messeguer, que no han podido rendir a su nivel habitual, pese a ser claves en el equipo. Por momentos parecieron físicamente agotadas y mentalmente desgastadas.
  • el cansancio psicológico y físico acumulado, teniendo en cuenta las temporadas previas. Esta temporada ha costado más sacar algunos encuentros adelante
  • el equipo, cuando ha perdido a alguna de sus piezas claves en ataque, ha sufrido, perdiendo mordiente, verticalidad, profundidad y capacidad anotadora.

A nivel general el equipo se ha mantenido comparándose con temporadas anteriores, aunque el tramo final de temporada se le haya hecho cuesta arriba. El no haber podido firmar el doblete pudo ser duro, debido a las expectativas generadas; también puede tomarse como un incentivo para mejorar algunos aspectos de cara a la próxima temporada.

Para afrontar la temporada 2019/2020 el club ya ha anunciado algunas bajas y renovaciones, apostando por la juventud, y teniendo en cuenta que este verano se disputa el Mundial absoluto en Francia, y varias de las jugadoras han sido llamadas por sus respectivas selecciones nacionales. ¿Afectarán las marchas a la dinámica del equipo? ¿Serán capaces de seguir rehaciendo el equipo con tanta efectividad?

@hgamo18

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies