VENEZUELA APRENDE, Y YA NO SORPRENDE

La selección venezolana clasifica como 2da de grupo a los 4tos de final de la Copa América.

0

Cada persona, animal, o ser vivo, aprende de una manera diferente. Ya sea por naturaleza, mediante sistemas educativos, modelos de aprendizaje, o, gracias a programas de formación continua, basados en estructuras únicas y complejas que dependen de la implicación personal de cada participante y de su adaptación. Donde se podrá valorizar e inclusive, desvalorizar el nivel de individualidad en el aprendizaje.

Para Rafael Dudamel, el aprendizaje ha ido evolucionando desde que asumió las riendas de la selección Sub-17 de Venezuela en el 2012 -con la que logró clasificar al Mundial de la categoría- y la selección absoluta en el 2016, donde ha continuado con sus hazañas como director técnico, basado en principios tan básicos como la asimilación, la aplicación, y, por tanto, la consolidación de un grupo de jugadores que está dejando su bandera lo más alto posible.

Fuente: Marca.com

Ahora bien, decir que la evolución y el aprendizaje en el volumen de juego de La Vinotinto es el ideal, o el esperado por muchos, tras ya 3 años bajo la tutela de Dudamel, sería una gran mentira. A Venezuela le ha costado mucho proponer y dominar los partidos. A pesar de que en el primer encuentro contra Perú tuvo destellos de buen fútbol, sufrió de más cuando el equipo de Gareca se ajustó en defensa, y le regaló la pelota a los caribeños en ciertos pasajes del partido. Luego, contra Brasil, podría decirse que el plan salió a la perfección. Venezuela propuso una idea netamente defensiva que ejecutó y exprimió hasta el último segundo de partido. Con la ayuda del VAR, que como bien sabemos, evitó 3 goles de los brasileños con la rectitud que se espera vino a traer la tecnología en el fútbol.

Luego vendría Bolivia, en un escenario más que positivo para los criollos. Gracias a que dependían de ellos mismos para clasificar, y al mismo tiempo, su rival directo en este grupo (Perú), jugaba contra el local de la copa. Los resultados se dieron. Venezuela derrotó a Bolivia 3-1, y Perú cayó ante Brasil con un abultado 5-0. Por lo que los venezolanos terminaron siendo 2dos cumpliendo con las expectativas.

Fuente: Depor.com

Ya entre los 8 mejores de América, Venezuela enfrentará a una Argentina que conoce muy bien, y que viene de vencer en un amistoso 3 a 1 en el mes de marzo. Seguramente, esta es una de las peores selecciones Argentina de todos los tiempos, pero, tener a Messi, es poseer recursos de sobra para ganar un partido. Aunque para Venezuela, la preocupación no debe ser solo Lionel, conseguir el pase a semis, o la copa misma. El estar en 4tos para esta selección ya es ganancia, y el objetivo verdadero debe enfocarse en plasmar todo el aprendizaje que se ha obtenido en las últimas 5 ediciones de esta competición, donde se ha logrado superar la fase de grupos en 4/5 ocasiones.

Pero, al hablar de plasmar el aprendizaje, se tiene que ver más allá de luchar, correr y jugarse la vida en cada pelota, cada partido. El verdadero aprendizaje, y evolución necesita verse desde una idea, que parta del accionar con la pelota, para que este equipo sea más protagonista con el balón que sin el. Solo así, se podría decir que la participación en esta competición fue un éxito rotundo. Solo así, se podrá afrontar la eliminatoria más difícil del mundo con ilusión, y quizás, la certeza de que el Mundial de Qatar 2022, será una realidad para todos los venezolanos, porque sin materialización, no podrá haber evolución.

 

Fuente: Thesun.com.uk

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies