Países Bajos y Suecia lucharán por un puesto en la final

Países Bajos-Suecia / Miércoles, 3 de julio de 2019, 21:00 / Semifinales / Estadio: Stade des Lumières / Árbitra: Marie-Soleil Beaudoin / Países Bajos y Suecia lucharán por un puesto en la final

0

Países Bajos y Suecia se enfrentan por primera vez en semifinales de un Mundial y es que estamos viviendo la época dorada del fútbol neerlandés. El primer Mundial para el que se clasificaron fue el de 2015 y cayeron en octavos frente a Japón. Esta vez fue la revancha y ellas consiguieron pasar en un partido muy igualado que acabó por resolver el penalti que les pitaron a favor y que Lieke Martens marcó para darles el pase a cuartos.

En esta fase superaron a Italia y así han alcanzado las semifinales. Desde 2017, con Sarina Wiegman al frente de la selección, las cosas han cambiado: de ganar la Eurocopa, a las semifinales y por primera vez en la historia de los Juegos Olímpicos desde que el fútbol femenino forma parte de los mismos (en el 1996), toda una revolución Oranje.

Fuente: @oranjevrouwen

Sin embargo, Suecia es una habitual de los Mundiales: quedó en tercer lugar en el primero, en China 91; llegó a cuartos de final cuando ellas fueron las anfitrionas en el 95, puesto que repitieron en USA 99; en 2003, alcanzaron el puesto más alto de su historia mundialista, la medalla de plata; en 2007, bajaron ostensiblemente porque no pasaron de la fase de grupos; en 2011, volvieron al tercer lugar; y en 2015, no pasaron de octavos. En este Mundial han recuperado la gloria de años pasados, cuando competían jugadoras de la talla de Malin Moström, todo un referente para el fútbol sueco.

Estamos hablando de dos estados, Países Bajos y Suecia, con tan sólo 17 y 10 millones de habitantes respectivamente, que están haciendo historia para el fútbol femenino.

Se comentó ya, en la previa del Italia – Países Bajos, que a la selección Oranje le estaba faltando algo en el centro del campo y recuperar a la Shanice van de Sanden que nos dejó boquiabiertos con sus carreras por la banda derecha frente al Fútbol Club Barcelona en la final de la Champions, pero en el partido frente a Italia se fueron creciendo: a partir del minuto 65 empezaron a dominar el partido y gracias a dos acciones a balón parado, finalizadas de manera magistral, consiguieron derrotar a las jugadoras de Bertolini.

En el minuto 70 Sherida Spitse lanzaba un tiro de falta que Vivianne Miedema, la estrella de este equipo ahora mismo, remataba con maestría desde dentro del área pero bastante lejos de portería, algo sólo al alcance de los grandes jugadores.

Fuente: @oranjevrouwen

Es preciso recordar que Miedema lleva una temporada dorada: hizo que su equipo, el Arsenal Femenino, consiguiera siete años después llevarse el título de liga en Inglaterra – marcó 22 goles y fue una pesadilla para las defensas contrarias – se llevó el galardón, votada por sus compañeras y contrincantes, de mejor jugadora de la FA WSL –; y en este Mundial de Francia lleva un récord de goles para su selección. A sus 22 años ha marcado más goles con la Oranje que Martens, van Persie, Huntelaar o Kluivert: 61.

Fuente: @oranjevrouwen

Spitse, maga del balón parado, se convirtió de nuevo en protagonista en el segundo tanto que les dio la victoria definitiva sobre las italianas: otro saque de falta desde el flanco derecho que en esta ocasión remató la defensa del Barcelona, Stefanie van der Gragt. Ganaron por juego aéreo ante una Laura Giuliani que trató por todos los medios de detener la marea de ataque neerlandés de los últimos veinte minutos de partido, pero poco pudo hacer.

Fuente: @FIFAWWC

Suecia tenía un enfrentamiento de gran dificultad: Alemania. Las favoritas eran las alemanas, todos contaban con que Suecia, a pesar de tener un equipo compacto y jugadoras que pueden marcar la diferencia como Asllani, no serían capaces de derrotarlas. En el minuto 16 se cumplía lo esperado: la conexión Bayern entre Sara Däbritz –  gran carrera y control –  y Lina Magull, que convertía el pase en un golazo, daba sus frutos. Parecía que la selección de Voss-Tecklenburg lo tenía controlado, pero no pasaron más de seis minutos para que las suecas les ganaran la partida al contraataque: Sofia Jakobsson se marchaba de las defensas alemanas y batía a placer su portería, algo que nadie había conseguido hacer hasta entonces en todo el Mundial. En el 48 definía el partido Stina Blackstenius, las alemanas ya no pudieron levantar cabeza, encontrándose con una defensa compacta, una Magdalena Eriksson que derrochó talento por la banda izquierda, como en sus mejores días con el Chelsea y su hasta ahora compañera blue (se marcha esta temporada) Hedvig Lindahl en portería, muy difícil de batir.

Fuente: www.fifa.com

El duelo técnico de este encuentro es entre Sarina Wiegman, de la que ya se habló, que se merece todo el respeto y admiración por lo lejos que está llevando a sus jugadoras tras ganar la Eurocopa hace dos años.

En el banquillo contrario se encontrará el sueco Peter Gerhardsson. Ex jugador, mayoritariamente en el Upsala, al que también entrenó, tomó el relevo de Pia Sundhage, una de las pioneras defensoras del fútbol femenino en Suecia. Gerhardsson ha conseguido llevar a sus jugadoras hasta el Mundial y que alcancen las semifinales y un puesto en los Juegos Olímpicos, cita a la que tampoco falta Suecia en su historia futbolística, al igual que a los Mundiales, lo que demuestra que llevan muchos años siendo una gran selección que se mantiene.

Fuente: www.fifa.com

Comentó que estaba muy feliz “no hay una mitocondria en nuestros cuerpos que no esté contenta” con haber ganado y vencer al que Magdalena Eriksson describió como “el fantasma de Alemania”, puesto que hacía 24 años que no conseguían derrotar a la selección germana. Preguntado por su próximo rival ha explicado que:

“Cuando tenía 15 años vi el Países Bajos contra Alemania Occidental, la final del Mundial del 74. Fue una de las grandes experiencias de mi vida. Desde entonces me fascina el fútbol neerlandés, Johan Cruyff y todo su legado. Sé que mis jugadoras están preparadas para enfrentarse a las campeonas de Europa, tenemos una oportunidad que no podemos dejar escapar”.

También le han preguntado a la capitana sueca, Nilla Fischer, por su último encuentro en la Eurocopa de 2017, donde Wiegman ganó la partida en cuartos de final por dos goles a cero.

Fuente: @hedvig_lindahl

“Desde entonces han pasado muchas cosas, hemos evolucionado  en el terreno de juego y hemos ganado confianza. Debemos centrarnos en lo que hemos conseguido hasta ahora aquí, desde que comenzamos a competir”.

Veremos cómo se resuelve este interesante duelo entre dos grandes selecciones.

Ficha técnica:
Posible once Países Bajos: Van Veenendaal, Van Dongen, Bloodworth, Van der Gragt, Van Lunteren, Spitse, Van de Donk, Groenen, Martens, Miedema, Van de Sanden.
Posible once Suecia: Lindahl, Eriksson, Sembrant, Fischer, Glas, Seger, Asllani, Rubensson, Rolfö, Blackstenius, Jakobsson
Árbitra: Marie-Soleil Beaudoin.
Estadio:Stade des Lumières (también conocido como Parc Olympique Lyonnais  o Groupama Stadium)
Horario: Martes, 2 de julio, a las 21:00 horas

 

Síganme en Twitter | @mvalentinavs

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies