Xavi Calm, exentrenador del Cornellà: «En Ponferrada no se vio nuestra versión más competitiva»

El técnico catalán, que dirigió al conjunto verde la última temporada, concedió una entrevista a Grada3 en la que explica como fue el tramo final de temporada del equipo

0

Xavi Calm (Castellar del Vallès, 37 años) anunció hace pocos días que la temporada próxima dirigirá al equipo Sub23 del Birmingham. El técnico se ganó esta oportunidad después de conseguir clasificar al Cornellà al playoff de ascenso a Segunda División quedando cuarto en el Grupo III de Segunda B. Tras una temporada de altibajos, el conjunto catalán se metió ‘in extremis’ en la segunda promoción de ascenso al fútbol profesional consecutiva y de toda su historia. El entrenador explica a Grada3 cómo valora la temporada, cómo vio la eliminatoria contra la SD Ponferradina y otros aspectos de la que acabó siendo su única temporada con el Cornellà.

Pregunta: Antes de empezar la temporada, en agosto, si te hubieran obligado a apostar por si el Cornellà iba o no iba a clasificarse para el playoff, ¿qué decisión hubieses tomado?

Respuesta: No apuesto nunca (ríe), pero obviamente, por el hecho de que yo estaba en el proyecto hubiese apostado que sí que íbamos a entrar. Estaba convencido de que podíamos hacerlo.

P: ¿Qué fue lo mejor y lo peor de la temporada y que nota le pones al equipo?

R: Para mí, el mejor momento de la temporada fue la dinámica positiva que conseguimos de siete victoria y tres empates. Fue un momento en el que el equipo sabía que viniera quien viniera lo iba a pasar muy mal jugando contra nosotros e íbamos a los campos y nos veíamos muy poderosos. Lógicamente, la victoria contra el Teruel que nos clasificó para el playoff fue el otro gran momento pero, quizás, más del momento, en cambio el otro fue más duradero.

El peor momento, en mi opinión, es la derrota contra el Espanyol B a falta de dos jornadas. Durante la temporada habíamos pasado momentos duros pero siempre habíamos luchado y los superamos. El lunes después del partido vi al equipo más tocado que en ningún otro momento del año. Aún así ganamos los dos últimos partidos y conseguimos el objetivo.

Sobre mi nota yo no te la puedo dar, sois otros los que me la tenéis que poner. La que sí te puedo dar es la del grupo, que, para mi, es un 10 porque cuando alguien da todo lo que tiene y hace todo lo posible, no se le puede achacar nada.

P: Sobre el playoff, ¿crees que se vio al mejor Cornellà en la eliminatoria contra la Ponferradina?

R: Se vio a un equipo con muchas ganas de pasar de ronda pero creo que en los momentos mentales más importantes del partido de vuelta el equipo no estuvo bien. En la vuelta no se vio nuestra versión más competitiva.

P: ¿Qué faltó en ese partido de vuelta, viéndolo ahora con la distancia?

R: Creo que en este tipo de partidos tienes que acertar en tus momentos, si no haces que el rival se crezca. No me arrepiento del planteamiento. Lo cierto es que cuando encajas un gol en los primeros minutos de cada una de las partes es muy complicado. El principio fue como esperábamos y, aunque nos marcaron rápido y estuvieron mucho en nuestro campo, el equipo defendió bien y Ramón no tuvo que intervenir demasiado en el primer tiempo. Buscamos enlazar con los de arriba con algún pase bueno tras recuperación pero nos costó.

P: Encajasteis todos los goles de la eliminatoria a balón parado siendo un equipo que habitualmente domina este registro. ¿Cómo se explica?

R: La verdad es que es un hecho que sorprende. Siempre digo que en las jugadas de estrategia siempre entran en juego tres factores. Uno es el lanzador, que lo tiene que hacer bien i en la Ponferradina, los lanzamientos de Ríos Reina son espectaculares como se vio durante todo el playoff. Y después están el factor sorpresa y el hecho de no defender bien la acción. Ellos lo hicieron muy bien y nosotros no estuvimos en el sitio donde había que estar. No creo que fuera culpa nuestra, para mi todos son golazos. Quizás el segundo en el partido de vuelta fue el más evitable de todos.

P: El Cornellà, cuando empezó su andadura en el playoff, ¿aspiraba realmente a subir a Segunda División?

R: No, yo creo que el Cornellà, cuando acaba el partido en Teruel y acabamos la celebración por la clasificación, aspira a pasar la primera eliminatoria. Creo obviamente que el Cornellà tenía la capacidad de superar las tres rondas pero el objetivo era claramente pasar la primera. No pensábamos en subir. En ningún momento nos poníamos en la situación de qué pasaría en una hipotética ronda final. Afrontamos el playoff con toda la ilusión, en un momento bueno de forma y lo dimos todo. Teníamos claro que íbamos a competir, pero nos encontramos con un equipo fuerte que nos superó en sus puntos fuertes.

P: ¿El paso de Manucho por el Cornellà tuvo un balance positivo o negativo?

R: Tuvo un balance marcado por las lesiones. Hizo un gol, sin el que quizás no hubiésemos entrado en playoff. Al final todo tiene su valor. Lo que sí es cierto es que es una lástima que su etapa en el club estuviera tan marcada por este aspecto.

P: ¿Fue una buena decisión ficharlo?

R: Cuando lo fichamos estábamos todos de acuerdo en que era un perfil de jugador que teníamos que tener: grande, con buen juego aéreo y que pudiese generar peligro en jugadas más directas. Tuvimos la oportunidad de traerlo y consideramos que era una buena opción. Tuvo una primera lesión larga pero volvió e hizo dos partidos de mucho nivel. Ese Manucho en la segunda vuelta nos hubiese ayudado muchísimo. Pero al cabo de nada se volvió a lesionar y en esta segunda lesión todo fue más difícil porque a él también anímicamente le afectó más.

P: ¿Sabíais cómo estaba físicamente cuando llegó? ¿Os sorprendió la facilidad para lesionarse durante la temporada?

R: Fue inesperado. Lógicamente al ser un jugador de más edad, uno sabe que hay más riesgo tanto de lesión como de posibles recaídas. Además, Manucho, por su forma de jugar, recibe muchos impactos y tiene que equilibrar su cuerpo constantemente. Pero cuando llegó Manucho nadie esperaba que se fuera a perder tantos partidos por lesión.

P: Sobre tu marcha del club, ¿como se gestó?

R: La decisión fue mía, la tomé después del partido de vuelta contra la Ponferradina. Me salió una de esas oportunidades que no se pueden dejar escapar  y lo hablé con Andrés Manzano (director deportivo del club) y decidimos que aceptara esta propuesta. No puedo decir nada malo del club, de la prensa ni de la afición. Para mi el Cornellà es el club ideal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies