Todos los caminos conducen a Mbappé

El club blanco se niega a participar en la subasta por Neymar

0

Un verano más, el ‘Huracán Neymar’ vuelve a azotar el panorama futbolístico. Por tercer año consecutivo, el carioca es uno de los nombres propios del mercado por los rumores que le vinculan con uno y otro equipo. En 2017 protagonizó el mayor culebrón de la historia que desembocó en un desembolso de 222 millones de euros, traspaso más caro de la historia. El verano siguiente, su nombre estuvo fuertemente vinculado al Real Madrid, que a pesar de existir un interés mutuo, no terminó de concretarse. Y este verano, todo parece indicar que el brasileño está intentando regresar por todos los medios al Barcelona, abandonando así la entidad parisina.

Todo apunta a que en lo que resta de mercado, el conjunto merengue echará el resto por Pogba, futbolista por el cual tendrán que pagar una importante suma de dinero si quieren verle vestido de blanco. Es un hecho que el astro brasileño siempre ha sido el anhelo frustrado de Florentino Pérez, desde que el brasileño eligiese vestir la azulgrana allá por mayo de 2013.

Tal es así, que el año pasado, tras la salida de Cristiano Ronaldo de la Casa Blanca, el presidente veía en Neymar a su sucesor, y principal candidato a ser el siguiente galáctico. Contactos hubo, como demostró una conversación que captaron las cámaras entre el propio Neymar y el futbolista del Madrid Luka Modric durante la disputa del Mundial de Rusia, en la que el croata, tras intercambiar sus camisetas, le sorprendió con un: »Te esperamos, eh». A lo que el brasileño, respondió con una sonrisa cómplice. Sin embargo, ni Florentino, que mantiene una relación amistosa con Al-Khelaïfi, jeque del PSG, ni el propio futbolista dieron el paso.

Este verano la película se repite, pero los actores no son los mismos. Ahora sí, Neymar está decidido a abandonar el club francés, tal y cómo confirmó su entrenador, Tuchel, en rueda de prensa. Sin embargo, parece que en esta ocasión su objetivo es regresar a la Ciudad Condal, aunque lo cierto es que su padre y agente, ha ofrecido al astro al mejor postor por toda Europa, incluído el Real Madrid, pero ahora la historia es diferente.

El Real Madrid ni siquiera se plantea ser partícipe del circo montado año tras año por el brasileño, en el cual si cayó el pasado verano. Se trata de una operación que el conjunto blanco considera poco rentable desde el punto de vista deportivo, pues el llamado a ser el líder del ataque blanco y de la banda izquierda es Hazard. Tampoco desde el punto de vista económico, pues se trata de una operación que en ningún caso descendería de los 200 millones de euros. Ni siquiera desde el punto de vista del márketing, pues los múltiples escándolos que ha protagonizado el brasileño en los últimos tiempos han mermado su imagen.

Kylian Mbappé hace unos años, rodeado de pósters de Cristiano con la camiseta del Madrid.

Además, si en algo están de acuerdo el presidente del Madrid y Zinedine Zidane es en quien está llamado a ser el próximo ídolo del madridismo: Kylian Mbappé. Ninguna de las dos partes ha escondido nunca su admiración hacia la otra, pues han sido varias las personas dentro de la entidad madridista que han asegurado que les gustaría ver al francés en algún momento vestir la elástica blanca, ni el propio Mbappé ha negado nunca la admiración que siente por el conjunto merengue, tal y cómo lo demuestran las fotos de su habitación empapelada con pósters de Cristiano cuando era niño.

De hecho, el francés estuvo muy cerca de firmar por el Madrid en 2017 cuando era aún futbolista del Mónaco. Así lo confirmó incluso quien fue su técnico durante dos años en el club parisino, Unai Emery, quien aseguró hace escasos meses que »Mbappé quería ir al Madrid con los ojos cerrados», pero lograron convencerle de que el paso más adecuado para su carrera era seguir creciendo como futbolista en Francia.

Por todo esto, parece más que evidente que los caminos de Mbappé y el Real Madrid están destinados a encontrarse tarde o temprano, tanto por el deseo del Madrid de tener en sus filas a uno de esos futbolistas que están llamados a marcar una época, como por el deseo de Kylian de vestir la camiseta con la que soñaba cuando era un niño.

Para que esto sea posible, el Madrid parece seguir la misma estrategia empleada que ya usaron con Hazard o Courtois, esperar a que su contrato, que termina en 2022, se vaya agotando, de modo que conforme esto ocurra, al PSG no le quede otro remedio que vender al futbolista antes de que finalice su contrato para evitar que se marche a coste cero.

Twitter: @diegosanchez23_

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies