Guía Arsenal 2019-2020

0

Actualidad:

El equipo más importante del Norte de Londres es un gigante dormido. Después de la fallida campaña pasada, donde se suponía que el Arsenal debía de dejar los fantasmas de de los últimos años de la era Wenger atrás, los Gunners, ahora con Unai Emery al mando, dejaron escapar, por partida doble, el boleto a la Champions al quedarse a un punto de la cuarta plaza y al perder la enésima final europea contra el Chelsea en Bakú. Ahora ya no hay espacio para no terminar en las primeras cuatro plazas si Emery busca seguir con su proyecto. Además, los Gunners han reforzado su arsenal.

La llegada de Nicolas Pépé, David Luiz, Dani Ceballos y de Kieran Tierney al Arsenal realmente dan un salto de calidad a su plantilla, como declaró Emery días atrás. A pesar de que el final de la temporada pasada terminara siendo negro, los Gunners lograron encontrar un sistema más o menos definido que podría ser revolucionado con la llegada de los nuevos elementos, que parecen no desentonar en el 11 inicial del Arsenal.

Sistema:

Unai Emery padeció una rara enfermedad el semestre pasado: demasiado pragmatismo. El conjunto inglés sufrió mucho el paso, desde el punto de vista táctico, de Wenger a Emery. Por largos tramos de la temporada pasada parecía que los Gunners no llevaban brújula; el talento de sus individualidades sacaban adelante muchos partidos, no tanto así un esquema en el que el equipo se veía muchas veces perdido.

Pero, con el paso de los meses, Emery encontró en el 3-4-3 una solución para los problemas tácticos que atravesaba el Arsenal; incluso eso fue vital para que el Arsenal llegara hasta la última instancia en la Europa League. No obstante, con la llegada de Pépé, el esquema del Arsenal del estratega español, parece que dará un giro a un 4-2-3-1 altamente asociativo. Su sistema, visto desde un punto donde el equipo no vuelva a ser un hospital, se vería de esta forma:

Aspectos positivos:

Una de las mejores plantillas de los últimos años: El Arsenal tuvo se complicó la vida, económicamente, cuando construyó su nuevo estadio entre 2004 y 2006. Cuando el club comenzaba a recuperar lo invertido en el estadio, la crisis económica de 2008 hizo que el Arsenal no pudiese engrosar la plantilla como Wenger hubiese querido. A las dificultades económicas se sumaron los años sin títulos y, por ende, muchos jugadores top no quisieron pisar el Norte de Londres durante mucho tiempo. Ahora, con el club gozando buena salud en lo económico, el Arsenal ahora sí está generando una plantilla de gran calidad.

Una línea de ataque de alto calibre: ligándolo con lo escrito en el punto anterior, no hay duda: la línea de ataque de este Arsenal puede ser la más peligrosa que ha tenido en esta década. Aubameyang y Lacazette, que el curso pasado generaron una sociedad inigualable para hacer que el Arsenal escalara hasta la final de la Europa League, tendrán como complemento a un refuerzo de lujo como Nicolas Pépé. El marfileño tiene la creatividad necesaria para no desentonar con sus compañeros de ataque y es lo suficientemente flexible para jugar en ambas bandas. Si logran conectarse entre los tres, no hay duda de que el Arsenal volverá a competir por el título de la Premier League.

 

Aspectos negativos:

Los fantasmas de las pasadas temporadas:  Hay una losa que el Arsenal carga y que es ineludible: sus resultados recientes. A pesar de que el equipo ha logrado levantar varias copas FA a lo largo de esta década, el club londinense tiene una sequía de títulos de Premier League que ya es de 15 años. El club no sólo tendrá que pasar a la Champions; para que Emery logre convencer a la afición Gunner, el Arsenal tiene que superar al Tottenham y tratar de pelear el título de liga contra el Liverpool y el Manchester City.

Los defensas centrales:

El Arsenal de Emery ha tenido una rasgadura muy evidente en el tejido defensivo del equipo: los centrales. En la pasada final de la Europa League, el conjunto de Londres sucumbió de manera dramática por los fallos defensivos de una zaga que no pudo sostener a un equipo que estaba jugando bien. Para zurcir el entramado defensivo del Arsenal el club ha traído, de última hora, a David Luiz. El central tendrá una oportunidad de seguir brillando en la élite, como alguna vez la tuvo Petr Cech, después de brillar con los Blues recientemente. Ya se verá si el zaguero paulista logra ser el líder defensivo que el Arsenal necesita.

 

Historia en la Premier League:

foto: Evening Standard

El Arsenal, a pesar de su turbulento paso por la máxima categoría del fútbol inglés en años recientes, es un indiscutible grande de Inglaterra. Desde que Herbert Chapman tomó al equipo a mediados de los años 20’s del siglo pasado, el club ha estado a la vanguardia del fútbol. El cambio táctico que implementó Chapman (el pasar del 2-3-5 a la famosa WM) permeó a lo largo y ancho del mundo; incluso nuestra forma de ver las formaciones del fútbol actual (con las tres líneas que cubren el campo) es una invención suya.  Ser el primer equipo transmitido por Radio, el primero en ser televisado y el primer club en tener un marcador en su estadio lo hacen un equipo esencial a la hora de hablar del deporte más popular del mundo.

La llegada de Wenger a la Premier, a finales de los años noventa, le devolvió el cariz revolucionario a un equipo que nunca dejó de pelear títulos desde los que logró conquistar bajo el mando de Chapman. el club lleva tres lustros sin levantar una Premier, pero es un club que es esencial para entender la evolución de la Premier y del mundo del fútbol en general.

Técnico: Unai Emery, el llamado Rey de la Europa League, tiene ante sus manos un proyecto que lo puede redimir como un técnico de élite tras su agridulce paso por el PSG. En el par de años que estuvo frente al equipo parisino, logró conquistarlo todo en el país galo. Sin embargo, la dolorosa eliminación que le propinó el Barcelona un par de años atrás, aquella del 6-1, es uno de los fantasmas que persiguen al entrenador español.

 

                                                                       foto: Arsenal.comEstadio:

El Emirates Stadium, que fue uno de los estadios ultramodernos del Siglo XXI, tiene capacidad para poco más de 60 mil aficionados. El Emirates, que fue construido entre 2004 y 2006, vino a sustituir al mítico Highbury, que construyó el legendario arquitecto de la mayor parte de los estadios ingleses Archibald Leitch.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies