Guía Sevilla FC 19/20: nuevo equipo, nueva ilusión

El Sevilla ha sufrido una remodelación de armario por completo este verano y afronta LaLiga Santander con la intención de volver a los puestos de Champions League, sin nunca dejar de lado ponérselo difícil a quien quiera LaLiga.

0

En Sevilla se ha vivido un verano muy movido. El año que se vivió la pasada temporada dejó ver que hacían falta muchos cambios y de eso se ha encargado Monchi este verano. Un equipo nuevo, un entrenador nuevo, la ilusión de la afición renovada y un objetivo común en mente: volver a los puestos de Champions League.

Objetivos de la temporada

El sexto puesto de la temporada sabe a poco para la afición del Ramón Sánchez Pizjuán. La vuelta de Monchi a los mandos de la dirección deportiva y la apuesta de Lopetegui en el banquillo devuelven al equipo las expectativas de conseguir plaza esta temporada para la UEFA Champions League. Todo lo que no sea estar en puestos de competición europea sería un fracaso para un club, que ha convertido en cotidiano disputar y ganar títulos internacionales convirtiéndose así en uno de los equipos más temidos a nivel europeo.

Al margen de la competición doméstica, el Sevilla es el principal candidato a ganar «su» competición, la UEFA Europa League. El pentacampeón volverá a luchar por lograr su sexto trofeo y redimirse del fracaso de la temporada pasada al caer ante el Slavia de Praga, un rival muy inferior.

Su nuevo técnico: Julen Lopetegui

Lopetegui durante su presentación | Imagen: Sevilla FC

Todas las dudas que traían consigo el fichaje de Julen Lopetegui para el banquillo del Sánchez-Pizjuán fueron rápidamente disipadas. El fichaje era una apuesta personal de Monchi, algo que aportó mucha seguridad a la masa social sevillista. La notable pretemporada del equipo (siete victorias, una derrota y un empate) han devuelto esa confianza necesaria para arrancar un proyecto a medio plazo.

La buena conexión entre el técnico y el director deportivo se ha visto reflejada en los fichajes del club, parte de ellos a petición expresa del míster, consiguiendo así una plantilla acorde a los objetivos actuales del Sevilla.

El aspecto que más ha agradecido la afición durante esta pretemporada ha sido la confección de una forma de juego clara y un sistema prácticamente definido. Con un 4-3-3, como ya habría practicado durante su etapa en el Real Madrid o en la selección, con la participación de los laterales en el ataque y apostando por la posesión.

Altas del mercado de fichajes

Munas Dabbur

El delantero israelí ha sido el único jugador que no ha sido fichado por Monchi. El acuerdo por unos 15 millones de euros se alcanzaba el pasado mes de enero pero no ha sido hasta este verano su incorporación al Sevilla FC.

El delantero llega con currículum inmejorable. A sus 27 años, Dabbur trae ya una trayectoría consolidada y su 37 goles la pasada campaña le aseguraron ser nombrado el mejor jugador de la liga austriaca vistiendo la elástica del Redbull Salzburgo. Su demarcación es de puro nueve, aunque Lopetegui lo utilizará tanto en la punta como volcado a la banda.

Diego Carlos

El defensa brasileño ha sido uno de los primeros en llegar este verano procedente del FC Nantes. El director deportivo conseguía llegar a un acuerdo de 15 millones con el conjunto galo por un zaguero que se veía necesario ante las inseguridades de la defensa sevillista que se mostraron la pasada campaña.

Diego Carlos llega para reforzar una zona debilitada con una trayectoria ya contrastada. Tras pasar por el Estoril y Nantes, el defensa aportará al equipo no solo seguridad atrás sino que también dará un plus en los saques de esquina gracias a su físico.

Joan Jordán

Su llegada ha sido también en torno a los 15 millones de euros y su fichaje fue una opción innegociable para Monchi. La calidad demostrada por el catalán durante sus años en Eibar era sabido por todo el mundo y el director deportivo quería a Jordán para organizar todo el juego de su nuevo Sevilla.

A sus 25 años, Joan Jordán no ha conseguido aún debutar en ámbito europeo y será el Sevilla quien le dará esa oportunidad. Durante la pretemporada ya ha demostrado mucho con muy poco y la afición sevillista está deseando verle en acción en LaLiga Santander.

Luuk de Jong

Ha sido el segundo delantero en llegar al Sevilla y llega con un caché del estilo Monchi. De Jong ha costado 12,5 millones de euros al conjunto de Nervión y llega para asumir un rol principal en el ataque sevillista, teniendo que competir con Dabbur por el puesto.

Sus últimas cinco temporadas las pasó vistiendo la elástica del PSV, dejando en los 204 partidos disputados 112 goles y 57 asistencias. Su altura y físico le permite ser un referente arriba, además de jugar bien de espaldas a la portería. Todo apunta a que posiblemente sea el ‘9’ referente de Lopetegui, aunque tendrá que ganarse el puesto tanto para el técnico como para la afición.

Jules Koundé

Si por algo ha destacado siempre el director deportivo sevillista es por fichar a futuras estrellas del fútbol europeo y este posiblemente sea uno de esos movimientos. Su fichaje ha sido uno de los más costosos de la historia del club y ha supuesto 25 millones para las arcas del Sevilla FC.

A pesar de su juventud, Koundé ya ha demostrado en el Girondins que tiene seguridad y calidad suficiente para sumarse a la remodelación de la defensa hispalense. Con tan solo 20 años, el central francés podría ser una de las revoluciones, no solo del equipo sino también de LaLiga Santander. Un jugador que, sin lugar a dudas, puede dar mucho de que hablar y por el que Monchi ha apostado muy fuerte.

Lucas Ocampos

Ha llegado para ser el sustituto de una de las bajas más importantes de este verano, Pablo Sarabia. El fichaje de Ocampos ha supuesto otros 15 millones al Sevilla, siendo otro jugador llamado a ser importante en la plantilla de Lopetegui.

Sus números no fueron tan espectaculares como los del madrileño pero el argentino demostró ser un gran extremo para el Olympique de Marsella. Con cuatro goles y ocho asistencias, la pasada campaña fue uno de los hombres importantes en la plantilla marsellesa y autor en su día de llevar al equipo a la final de la Europa League, competición que volverá a disputar este año pero con la elástica sevillista.

Sergio Reguilón

El lateral zurdo ha sido una de las peticiones expresas de Lopetegui. Reguilón llega en calidad de cedido pero sin opción de compra. El Real Madrid sabe muy bien lo que puede dar en el futuro este jugador y ha confiado en que su aventura en Sevilla sirva para dar un paso al frente de cara a futuros proyectos.

La pasada temporada fue el salto a la fama de este jugador. Solari decidía sentar a Marcelo para depositar su confianza en un joven canterano que casi nadie conocía en el fútbol profesional. Lopetegui, por su pasado madridista, tenía conocimiento de él y ha confiado en él para ser quien luche con Escudero por ese puesto.

Fernando

La llegada de Fernando no ha sido fácil pero Monchi consiguió finalmente hacerse con el pivote brasileño por unos 4,5 millones de euros. El mediocentro llega procedente del Galatasaray donde no se encontraba a gusto y encontró en el Sevilla la mejor vía de escape posible.

A sus 32 años, este pivote trae experiencia acumulada en grandes equipos como el Manchester City o el Oporto. Su trayectoria en Europa es indiscutible y su inclusión en el centro del campo sevillista puede darle a Lopetegui un perfil tanto defensivo como de ayuda a la salida de balón, siendo el complemento perfecto para jugadores como Jordán o Banega.

Óliver Torres

Fue un fichaje inesperado para muchos y en previsión de una posible salida. A pesar de todo ello, el joven Óliver Torres llegar de nuevo a LaLiga Santander con la intención de deslumbrar con su fútbol.

A sus 24 años, Óliver tiene más experiencia que la de muchos veteranos de la Primera División Española. El canterano colchonero ha conseguido la liga y la copa tanto en España como en Portugal, además de haber ganado el Europeo Sub19. Además de estos títulos, su juego ha destacado por ser un jugador que crea y reparte juego a sus compañeros, siendo un valor en el banquillo y que puede competir por el sitio de Banega.

Nemanja Gudelj

Este mediocentro serbio, con pasaporte holandés, ha sido posiblemente una de ‘las gangas’ de este verano. Con una gran calidad en sus pies, Monchi ha conseguido atarlo a coste cero tras su desvinculación del Guangzhou Evergrande de la Superliga china.

El jugador no quería seguir jugando en China y el director deportivo sevillista ha sido uno de los más rápidos moviéndose para poder contratarlo. Su experiencia, sobre todo en la liga holandesa, ha dejado ver que puede ser un jugador valioso para el estilo que quiere implantar el nuevo técnico vasco.

Rony Lopes

Es uno de los últimos hombres que se han incorporado al Sevilla y ha sido, una vez más, gracias al buen hacer del director deportivo. A principios de verano, el Mónaco exigía algo más de 25 millones pero finalmente, tras dejar pasar los meses, Monchi ha conseguido hacerse con Rony por 20.

Este extremo suma al Sevilla un perfil parecido al que tenía Vitolo. Vertical, creador de peligro, con pegada y gol, Rony Lopes es otro fichaje que puede aportar mucho en la parte ofensiva del Sevilla, ya que puede ocupar ambas bandas sin ningún problema. Es joven, tiene proyección y experiencia a sus espaldas en equipos fuertes de Europa.

Una larga lista de bajas

Monchi ha decidido realizar también muchos movimientos en el ámbito de salidas. En primer lugar, el director deportivo de San Fernando sabe que hay jugadores a los que es mejor no perder de vista por lo que una parte de esta lista de bajas es solo temporal.

Marc Gual, Amadou, Juan Soriano o Giorgi Abujarnia eran jugadores que debían salir pero regresar en el próximo verano ya que tienen todavía mucha proyección y su salida puede reportarle bastante a nivel individual, aunque uno de ellos vaya a un rival como el Leganés. La quinta, y última cesión, ha sido la de Aleix Vidal. El lateral parecía no tener hueco y distintos equipos se posicionaron para recibirlo, pero ha sido finalmente el Alavés quien ha convencido tanto a Monchi como al jugador.

En el tema de ventas, el Sevilla también ha sabido moverse bastante bien. Luis Muriel y Quincy Promes han salido por unos 15 millones de euros ambos jugadores al Atalanta y al Ajax respectivamente. La salida de Wöber parecía cantada y finalmente se ha marchado al Redbull Salzburgo por otros 12 millones. Sumándose a estos la salida de Yan Brice al Granada CF por un millón.

Tres salidas son las que más han dolido, sobre todo por sus formas. Una de ellas ha sido la de Gabriel Mercado quien no renovó finalmente con el Sevilla y se marchó a la liga de Qatar. Pero las que más han dolido a la afición sevillista han sido la de Pablo Sarabia y Wissam Ben Yedder. El extremo madrileño ha sido una de las estrellas del Sevilla en los últimos tiempos y el pago por parte del PSG de los 18 millones de cláusula parece haber sido insuficiente para el caché que le daban en Sevilla. Por su parte, el delantero francés se marcha tras unos años excelentes de fútbol, dándolo todo por su club y dejando los  40 millones de euros de su cláusula en las arcas sevillistas tras el pago del Mónaco.

La cantera: presente y ruidosa

Varios chavales salidos de la carretera de Utrera han contado para Julen Lopetegui a lo largo de la pretemporada y parece que serán tenidos en cuenta (o no) para el curso que comienza. Principalmente los que a continuación repasamos:
Javi Díaz
El guardameta, que cuajó una notable campaña en el Sevilla Atlético, ha tenido ciertos minutos a lo largo de la pretemporada y todo apunta a que tendrá ficha en el primer equipo para convertirse en el tercer portero del mismo.

 

Felipe Chacartegui
El lateral izquierdo contó con minutos en el último amistoso ante el Extremadura, pero tendrá que ganarse al cuerpo técnico desde el segundo equipo.

 

 

José Alonso Lara
Fue perdiendo peso en el equipo con el paso de los compromisos de preparación y, a pesar de que ha llegado a jugar grandes minutos y ser uno de los referentes de la cantera, tendrá que esperar en el filial su oportunidad.

 

Alejandro Pozo
Tras su cesión en el Granada en Segunda División, el joven de 20 años ha vuelto a Sevilla con más ganas que nunca y su polivalencia (además de extremo puede actuar como lateral derecho), descaro y garra parecen haber convencido a Lopetegui para tener un hueco.

 

Bryan Gil
Una de las mayores promesas no sólo del club nervionense, sino de todo el país; no se imagina una temporada sevillista en la que no tenga un papel al menos algo más determinante que durante el curso pasado. Tras deslumbrar en el Europeo sub-19, no le ha costado mucho encandilar al entrenador con pocos entrenamientos.

 

Carlos Fernández
Ya es un clásico verle con minutos en el primer equipo y no ha sido una excepción en esta pretemporada. Eso sí, tiene a tres delanteros por delante en la rotación, lo que hace casi imposible su presencia en el equipo blanquirrojo.

 

Una pretemporada positiva

No son precisamente malos los resultados que cosechó el Sevilla FC a lo largo de los partidos de preparación del curso. En su primer encuentro, venció por dos goles a uno al Reading de la segunda división inglesa, algo más rodado que los andaluces por aquel entonces.
A continuación puso en marcha su stage en Estados Unidos, con dos encuentros saldados con victorias. Una ante el FC Dallas (1-3) y la otra frente al campeón de Europa, el Liverpool (2-1) en el estadio de su principal patrocinador. Ya comenzaban a destacar ciertos fichajes, como el de Fernando, con su jerarquía, o el de Joan Jordán, en quien confiar para el balón parado.
Acto seguido el equipo viajó a Alemania, donde se llevaría la Opel Cup. Tras vencer y convencer en los dos partidos de un triangular contra el Everton (0-1) y el anfitrión Mainz 05 (0-5), unos días más tarde se impondría al Hoffenheim hasta en dos ocasiones, teniendo que remontar en la primera de ellas (1-2) y sintiéndose muy cómodo en la segunda (0-4) con una exhibición goleadora (hat-trick) de un reivindicador Nolito.
Ya en España, los blanquirrojos bajaron considerablemente su nivel en los dos últimos amistosos de la pretemporada, perdiendo ante el Granada (2-1) y sin poder pasar del empate contra el Extremadura (2-2) en un emotivo partido en homenaje a José Antonio Reyes, leyenda sevillista fallecida recientemente y cuyo último equipo fue el conjunto extremeño.
De esta manera concluía su preparación el Sevilla de Julen Lopetegui, con un balance de siete victorias, un empate y una derrota en nueve partidos que, a buen seguro, sirvieron al técnico vasco para detectar las carencias del grupo y los jugadores más comprometidos con su idea.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies