Cara a cara por un lugar en la final

0

River Plate empató por 1 a 1 ante Cerro Porteño, en La Nueva Olla, y se clasificó por haber ganado 2 a 0 en la ida. En las semifinales de la Copa Libertadores, se enfrentará ante Boca Juniors, su clásico rival. Ignacio Fernández salió por una molestia muscular y Nicolás De La Cruz, luego del confuso episodio con la justicia paraguaya, se desahogó y marcó el empate. El gol del equipo paraguayo lo convirtió Nelson Haedo Valdez.

En el primer tramo del encuentro, en un clima espeso, El Millonario no logró acomodarse tácticamente. Uno de los factores más influyentes fue, sin dudas, la ausencia de Enzo Pérez (había llegado al límite de amarillas). Pérez, generalmente, es el eslabón más destacado en la mitad de la cancha por su simpleza para clarificar la salida desde el fondo y su lectura acertada del juego. Su lugar lo ocupó Bruno Zuculini, de cualidades más defensivas.

River no tuvo la habitual versatilidad ni la intensidad que acostumbra. Le costó afianzarse al encuentro y no consiguió tener volumen de juego. Prefirió ser más directo para atacar, saltando la línea de volantes, y en defensa se replegó. Cerro Porteño, rápidamente, se encontró con el gol. Joaquín Larrivey lanzó un centro desde el sector derecho y Nelson Haedo Valdez –el mejor de Cerro y que debió ser expulsado por un planchazo a Palacios-  metió un frentazo al segundo palo.

Pero en la segunda parte cambió la historia. El millonario salió con otra cara, se plantó mejor y casi no sufrió defensivamente. Antes de los 10 minutos, De La Cruz aprovechó el rebote que dejó Juan Pablo Carrizo y convirtió un golazo para empatar el encuentro.

Luego del tanto, River empezó a manejar los tiempos. Planchó el encuentro y circuló la pelota con mayor facilidad. Con la desesperación de Cerro por el resultado adverso, aparecieron los espacios y las oportunidades para ampliar el marcador.

Este domingo, 17 horas en Argentina, River recibirá a Boca por la quinta fecha de la Superliga. Y el primero de octubre, en el Monumental,  será la ida por las semifinales del torneo más deseado por los equipos del continente. La vuelta se jugará, el 22 de octubre, en La Bombonera, a 5 días de las Elecciones Nacionales en Argentina. Ambos buscarán la hazaña pero sólo uno podrá estar en la final que se disputará, el 23 de noviembre, en Santiago de Chile.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies