A mi me suena el runrún…

Asumamos quienes somos, de dónde venimos y cómo vamos. No pidamos peras al olmo ni la revolución industrial. Esto es la segunda división y hay que apretar los machos y sufrir. Y el que no quiera, que abandone ya el barco. O aportas o te apartas.

3

Una temporada nueva. Un equipo ilusionante. Gente de la casa y fichajes de nivel. Un entrenador criado en Mareo… ¿Qué puede salir mal? ¿Qué puede ir mal tras cuatro jornadas? Pues como dirían Estopa y Rosario Flores, en El Molinón suena el «runrún de mi corazón»… Y qué decir de las redes sociales… Twitter y Facebook echan humo. Y esto ya mosquea.

Tras años de idas y venidas. De jugadores, entrenadores, e ideas de juego, las aguas han parecido calmarse. Se ha hecho una base e implementado una filosofía. Se ha construido una idea de juego. Y aún así, nada vale. La afición no da margen. Cinco puntos en cuatro partidos, siendo tres de ellos ante recién descendidos. De verdad, ¿quién esperaba más? Seamos un poco realistas por favor. Si alguien pensaba que este año no se iba a sufrir, que todo iba a ir rodado, que de un paso al lado y se baje. Porque no sabe aún de qué va esto.

El equipo ha dado una imagen cohesionada, rocosa y dura. Sabe a lo que juega y es un rival incómodo. Cierra espacios y tiene una presión sin balón alta e intensa. Con el balón tiene transiciones rápidas y claras. Madura los partidos y se adapta. Busca huecos, juega fácil… Pero oye, el rival también juega.

Que si, que hay cosas mejorables

Pero bueno, hay dos cosas que podemos echar en cara. Si las buscamos, las encontramos. Desde la marcha de Jony no ha existido un extremo zurdo con desborde. Y las convocatorias de José Alberto sin extremos puros de recambio que puedan dinamizar un partido son cuanto menos, sorprendentes. Y al equipo le falta gol, otro año más. Djuka suma tanto en ataque como en defensa, es un incordio para las defensas rivales, pero la finalización sigue siendo cuestión pendiente. Si no fuese así, entérense de una vez, no estaría en el Sporting em Segunda sino en Champions League.

Pero por favor. Demos un voto de confianza. No vamos a observar el tiki-taka de Pep Guardiola, pero vamos a ver fútbol. Posicional, de repliegue y sabiendo aprovechar los espacios. Un equipo que va a madurar los partidos y nos va hacer tragar primeras partes como contra el Albacete. Pero amigos, esto es la Segunda División y así se suma. Habrá días y momentos para deleitarse como en esa segunda parte, pero admitamos de una vez, que eso no puede ser la tónica general. Un sabio que estuvo muchos años en El Molinón lo dijo hace ahora más o menos 11 años. Ni antes éramos la última mierda que cagó Pilatos, ni ahora, ni nunca, somos el Bayer Leverkusen.

3 Comentarios
  1. lol dice

    Mediocridad absoluta, tanto en tu mentalidad como en tu manera de escribir.

  2. Manu dice

    Estoy totalmente de acuerdo en todo el artículo. Lo que pasa que hay un sector de gente, que está deseando cargarse a José Alberto, yo creo que nunca les gustó. Por favor démosle confianza, esto no hizo más que empezar.

  3. Manu dice

    Estoy totalmente de acuerdo en todo el artículo. Lo que pasa que hay un sector de gente, que está deseando cargarse a José Alberto, yo creo que nunca les gustó. Por favor démosle confianza, esto no hizo más que empezar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies