Guía Atalanta 2019-2020

0

La Serie A es mucho más que un equipo que lo gana todo año con año. En el último lustro han aparecido escuadras que han dado un paso al frente, equipos que pertenecían a la clase media-baja de la clasificación de la Serie A y que ahora han dado un golpe en la mesa sin necesidad de perder su esencia. El ejemplo más claro de esto está materializado en el equipo de Bérgamo, el Atalanta. La Dea se ha vuelto un equipo de verdadero respeto en el Calcio gracias a tener un proyecto serio, y un entrenador de muchísima calidad, que le ha permitido, de manera paulatina, ir escalando en la tabla del fútbol italiano conforme van pasando las temporadas. 

Además Los de Gasperini han dado pasos agigantados gracias a una forma de juego revolucionaria y valiente, que le ha valido ser el equipo más goleador de la pasada Serie A y la admiración de los muchos de los aficionados al fútbol italiano que estamos desperdigados por el mundo. Con un final de Photo Finish, el Atalanta terminó conquistando una tercer puesto inédito en su historia para amarrar un boleto en la Champions League de este año, y con ello dejar a equipos históricos con las ganas de volver al torneo de clubes más prestigioso del mundo. 

Sistema: 

La forma en la que el cuadro de Gasperini ha logrado volverse uno de los equipos que mejor juegan en Europa se remonta a Edoardo Reja, un entrenador de la vieja guardia de entrenadores de la Serie A que le enseñó a sus pupilos a sacar el mayor provecho de las mayores debilidades de su oponente. A Reja no le importaba tener un sello particular, el objetivo de su equipo era amoldarse a su rival, si estaba casado con una idea, esa era la de ser pragmático hasta las últimas consecuencias. El sistema resultó ser ideal: el Atalanta de Reja se olvidó de los puestos de riesgo y se acomodó con total naturalidad en las cálidas aguas de la mitad de la tabla de la Serie A. 

A su llegada, Gasperini decidió no cortar con la filosofía de Reja de tajo. El pragmatismo de su antecesor se mantuvo, pero mutó. El actual técnico creó un equipo con ideas muy claras sobre qué hacer en cada aspecto del juego, que apuesta por un juego ofensivo y tremendamente agresivo que busca generar perdidas en propio campo a los escuadras oponentes. Un  3-4-1-2 que a veces logra acumular hasta 8 jugadores en terreno enemigo, lo que le ha valido ser una de las ofensivas más temibles de la Serie A. 

Aspectos positivos: 

Un ataque de primer nivel: La razón principal por la que el Atalanta quedó en tercer lugar la campaña pasada fue por su encomiable ataque. No sólo son los espléndidos números que cosechan los de Bérgamo (77 goles la Serie A pasada), sino es la forma. Un conjunto realmente temible, que ha sabido encontrar el camino al gol sin tener las superestrellas de otras escuadras. Además, para este curso, el polivalente Luis Muriel llega a engrosar la buena delantera que el conjunto de la Dea ha logrado conjuntar. 

Nada que perder: El Atalanta tiene un arma de doble filo: su falta de historia ganadora. El haber terminado terceros el año pasado, les da un aliciente para seguir en el mismo camino. Si a caso llegaran a fallar, la presión no es un problema real porque esta escuadra ya es la mejor que ha tenido el Atalanta en su historia. Con quedar a media tabla y hacer un papel decoroso en la Champions, el cual sería pasar a la siguiente ronda o, al menos, amarrar el tercer puesto de grupo que los llevaría a la Europa League, el conjunto de Gasperini daría una temporada más que aceptable para su afición. 

Aspectos negativos: Una zaga permisiva: La increíble puesta de escena del Atalanta en fase ofensiva ha sido también su talón de Aquiles: la Dea es el conjunto que más goles recibió (46) de los equipos que quedaron entre los primeros 5 de la tabla la Serie A pasada. En lo que va de este campeonato, el conjunto de Gasperini ya ha recibido 5 tantos en tan solo 2 fechas, lo que llama la atención porque se ha medido a equipos no tan goleadores como el Torino y el SPAL. 

Una temporada atípica: La Dea tiene ante sí una temporada que no será fácil ¿por qué? Porque en sus 111 años de existencia, el conjunto de Bérgamo no se había encontrado con una temporada tan exigente en su horizonte. Jugar por primera vez la Champions y mantener la curva ascendente de sus recientes cursos en Serie A, es un reto que ya han tenido otros equipos y les ha resultado mal. Gasperini deberá saber transmitir tranquilidad a los suyos ahora que la carga de partidos será más pesada y conllevará más presión. 

Historia en la Serie A: 

El Atalanta, históricamente, ha repartido su tiempo entre la Serie A y B. Prácticamente en todas las décadas de su historia, los bergamascos cuentan con ascensos y descensos, lo que ha ido desapareciendo a partir de su última ida al infierno de la Serie B en 2010. Su naturaleza, como la de la mayoría de los equipos, no es ganadora. Su mayor logro ha sido conquistar, con la ayuda del legendario atacante Angelo Domenghini, una Coppa Italia en 1963. Un dato curioso de su pasado es que solo una vez un delantero del Atalanta ha conseguido ser Capocannionere… un joven llamado Filippo Inzaghi que, en la 96-97, metió 24 tantos para llevarse el cetro del máximo goleador del Calcio. 

En el plano internacional, su mayor logro fue alcanzar la semifinal de la difunta Recopa de Europa del curso 87-88 de la mano del que es considerado uno de sus mejores entrenadores en la historia: Emiliano Mondonico. 

Técnico: Gian Piero Gasperini 

Gasp es un viejo lobo de mar del fútbol italiano. El piemontés ha dirigido al Palermo (donde también fue jugador), al Inter, al Genoa (al que casi clasifica a Champions en su primer periodo como entrenador Rossoblù en 2003) y ha tenido su momento más importante de entrenador justo con este Atalanta. 

Estadio: Atleti Azzurri d’Italia

Ahora llamado Gewiss Stadium, es uno de los estadios más antiguos de Italia (se inauguró en 1928) y se encuentra en trabajos de remodelación. El Atalanta puede presumir de ser uno de los pocos equipos del fútbol italiano que es propietario de su propio estadio. Sin embargo, los trabajos para poner al estadio a punto han dejado huérfana a la Dea, quien ha tenido que jugar en la casa del Sassuolo, el  Mapei Stadium en Reggio Emilia, y también tendrá que jugar en el San Siro sus partidos como local en la Champions League. 

@RicardoMercadoB

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies