¿Sería posible ver al Real Madrid en la NBA?

Florentino Pérez tiene la ilusión de ver a los blancos en la NBA

0

Pertenecer a la NBA ha sido una anhelo continuo en los últimos años para el Real Madrid. Se han corrido ríos de tinta en todos los diarios deportivos sobre la posibilidad de una unión Real Madrid – NBA. Dentro de la dificultad, el presidente, Florentino Pérez, no ha cejado nunca en su empeño por cumplir este sueño.

Tal y como recogió Libertad Digital el pasado lunes, en la última miniasamblea de compromisarios del Real Madrid, el dueño de ACS manifestó su ilusión por trabajar en esta expansión del club. Además, expuso los problemas que tuvo la entidad con la ACB y la Federación Española de Baloncesto, como por ejemplo, la última final de la Copa del Rey contra el FC Barcelona o el reparto de dinero en la Liga Endesa. 

En palabras de Florentino, «Yo tengo la ilusión de jugar en la NBA. Solo hay dos equipos en la NBA con más seguidores que el Real Madrid, por lo que la marca Real Madrid daría otra dimensión.» Esta expansión, junto a la entrada en el fútbol femenino de la mano del CD Tacón, ya realizada, son las principales metas deportivas en las oficinas del Santiago Bernabéu. Florentino expuso también que: «Yo quiero jugar en la Conferencia Este, que ir de Nueva York a Madrid no es tan difícil.» El presidente comentó que la sección de baloncesto le acarreaba unos 25 millones de pérdidas al año, las cuales se subsanarían con la entrada del club en la NBA. Esta entrada se daría en un plazo de 10 años.

¿Qué puede ocurrir en el resto de competiciones?

La medida supondría abandonar todas las competiciones europeas y nacionales donde está actualmente presente. Además, conllevaría un retroceso en el intento de los grandes clubes europeos de crear una Superliga Europea. Respecto a su rival habitual, el FC Barcelona, tendría un camino más sencillo para conseguir la competición doméstica. La relevancia en los medios del baloncesto español se reduciría, pues ya se sabe que el Real Madrid atrae focos allá donde aparece (nos guste o no). El baloncesto europeo se resentiría, pues perdería a uno de los equipos referencia en la Euroliga. Esto, a nivel económico podría ser negativo para los grandes clubes, y llevaría al baloncesto de nivel medio-alto a bajar su nivel.

Posibles trabas en el Plan Real Madrid – NBA

Como recoge el diario As, este plan tiene fisuras insalvables a corto plazo. Resumiré, brevemente, cuáles son:

  • Bienestar de los jugadores: la NBA se plantea reducir el número de partidos y viajes para prevenir lesiones. Se está analizando la influencia que tiene el cansancio y los viajes largos en las lesiones de los jugadores de la Liga. Cambiar de continente podría ser un riesgo difícil de asumir para la NBA.
  • Construcción de un nuevo pabellón: El WiZink Center es un pabellón que se queda pequeño para albergar partidos de la NBA. Tendrían que construir un pabellón completamente nuevo que cumpliese las estrictas normativas de la NBA en este respecto.
  • Opinión de los propietarios NBA: la entrada de nuevas franquicias dividiría las ganancias, algo que a los jefes no les gusta. La única opción viable para que fuese posible la entrada del Real Madrid sería el traslado de una franquicia actual. Esta posibilidad no es tan remota, pero hay candidaturas más viables que la del Real Madrid (México DF, Las Vegas, Kansas City…).
  • Cambio en las divisiones: la división en 6 grupos que existe en la NBA sería modificada si solo entrase una franquicia. Por ello, se tendría que crear una división europea viable en la Conferencia Este. En caso de crearse, para igualar el número de equipos, tendría que crearse otra división en la Conferencia Oeste. Esto llevaría a que en la NBA participasen 40 franquicias, algo inasumible a corto plazo.
  • Diferencias de generación de ingresos: Adam Silver, comisionado de la NBA, subraya que el mercado europeo genera menos dinero que el de EEUU (y Canadá). El presupuesto del Real Madrid de la temporada pasada fue de 44 millones. Este dinero no es ni un 45% del límite salarial de la NBA. Incluso hay jugadores que van a cobrar en una temporada más de esos 44 millones.

¿Y los aficionados?

Para los aficionados al baloncesto europeo sería una pérdida bastante dura. Sería muy difícil concebir una Euroliga, una Liga Endesa o una Copa de España donde el Real Madrid no esté presente. Sería una decepción para los aficionados europeos, pues no se contaría con ellos para nada. Además, la entidad blanca perdería reputación y dañaría su imagen, ya que se vería que ambiciona el dinero y que no apuesta por el mercado europeo. Los aficionados, tanto españoles como europeos, tendrían mayores dificultades para ir a ver a su equipo, tanto al pabellón propio como cuando se juegue de visitante. Los viajes serían más costosos, las entradas más caras, el sentimiento de pertenencia y comunidad se vería resentido… Y si, en mi opinión, hay algo que se debe preservar, es que un equipo sea parte de una comunidad. Cuando se rompe esa unión club-comunidad, se pierde la esencia del deporte.

Opinión

Desde mi punto de vista, la entrada del Real Madrid en la NBA es completamente inviable. A corto plazo, se presentan demasiadas trabas insalvables para una competición tan estructurada como la NBA. Además, a nivel de ingresos, el mercado europeo no les daría tanta rentabilidad. A largo plazo, los cambios que tendría que hacer la NBA serían tan profundos y arriesgados que no los van a realizar, salvo que sea necesario para la liga. Y la NBA, si de algo no adolece, es de tener una base sólida y unos ingresos suficientes como para mantener lo ya creado y no necesitar ningún equipo que les pueda prometer algo que, solo por el riesgo que conlleva, no les merece la pena.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies