El regreso a casa de Aritz

0

La jornada 4 de La Liga Santander quedará inaugurada el viernes 13 a las 21:00 con el Mallorca- Athletic. Dicho encuentro quedará marcado por la vuelta a Son Moix de Aritz Aduriz. El donostiarra estuvo dos años en las tierras baleares donde fue capaz de conectar al cien por cien con la afición mallorquinista.

Durante las campañas, 2008-09 y 2009-10, Aritz Aduriz fue el puntal ofensivo de un Mallorca con aroma europeo. El delantero vasco participó en 69 partidos y marcó 23 goles en esos dos años, además de aportar mucho en las acciones ofensivas del equipo.

Sin embargo, la actitud de Aduriz desde que llegó a Son Moix fue compatible a la forma de ser balear. El esfuerzo en el día a día y el desempeño en el campo trasladaron su figura a un estamento superior que otros muchos jugadores que han vestido la casaca bermellona.

Su fichaje se fraguó en el verano del 2008. El donostiarra contaba con pocos minutos y el Athletic tenía que saldar una deuda con la Real Sociedad por el propio delantero. El club bilbaíno fichó a Aduriz por una cifra cercana a los 5 millones de euros. Los leones generaron una deuda con los realistas y decidieron traspasar a Aduriz por 6 millones al Mallorca. En ese momento, el segundo más caro de la historia, solo por detrás de Eto’o.

Alemany acordó el pago fraccionado del importe, pero con el descenso a Segunda y con el concurso de acreedores, el Mallorca llegó al acuerdo para abonar solo 3 millones que se abonaron en 20017.

Detrás de esa polémica, se narró una historia de éxito en ambos lados. Aduriz y el Mallorca crecieron esas dos temporadas cogidos de la mano. El donostiarra se revalorizó bajo la manta balear y ayudó al Mallorca a volver a luchar por cotas más altas.

Sus 23 goles en 69 partidos le otorgan el tercer mejor promedio goleador de la historia del club (0,33) por partido. Solo superado por dos pesos pesados como Samuel Eto’o (0,41) y Daniel Güiza (0,64).

Aduriz salió tras dejar al Mallorca en quinto lugar. Su destino fue la otra orilla del Mediterráneo, Valencia. Llegó al conjunto che como buque insignia del Mallorca y allí, a la orilla del Túria se fraguó la leyenda de Aduriz. Sin hacer una temporada para el recuerdo, bajo la exigencia de Mestalla, Aritz fue clave en la salvación del Mallorca.

Los baleares llegaron a la última jornada de la temporada 10-11 dependiendo de ellos mismos para la salvación. El Deportivo tenía que puntuar y que el Mallorca perdiese ante el Atlético de Madrid para la salvación gallega. Los mallorquinistas no hicieron los deberes y cayeron derrotados por 3-4. La bola estaba en el tejado deportivista, pero cosas del destino, Aduriz se vistió de verdugo y con un gol le otorgó tres vidas al Mallorca.

Aduriz y Mario Suárez celebrando el ascenso del Mallorca.

Ese 22 de Mayo de 2011, Aduriz pasó de buque insignia a leyenda en la memoria colectiva del mallorquinista. Con el tiempo, la estima hacia el jugador del Athletic ha ido aumentando con las sumas muestras de cariño mostradas al club. El pasado 23 de junio presenció junto a Mario Suárez el ascenso del Mallorca ante el Deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies