El resurgir de James

La situación del colombiano en el Real Madrid ha cambiado radicalmente en cuestión de semanas

0

La vida de un futbolista puede cambiar de la noche a la mañana. En cuestión de horas, un deportista puede ir del cielo al infierno, o a la inversa. El mejor ejemplo actualmente de esto en el Real Madrid, es James Rodríguez.

Hace dos veranos, el cafetero abandonaba el club blanco para poner rumbo a Múnich en lo que sería una cesión durante dos temporadas. Sin embargo, esas dos temporadas transcurrieron con más sombras que luces para él. A pesar de dejar destellos de su indudable calidad, nunca logró hacerse un hueco fijo en el once bávaro.

Debido a esto, dos años más tarde emprendió un viaje de vuelta al lugar del que salió, acompañado por unas declaraciones de Rummenigge en las que aseguraba que »James no sirve para ser intocable en ningún equipo grande».

A este varapalo se sumaba que el colombiano se reencontraría en ls capital española con Zidane, uno de los principales motivos por los que abandonó el Madrid, ya que el técnico fracés dejó bien claro durante las dos temporadas que lo tuvo bajo sus órdenes, que no contaba con él.

Siendo así, la situación seguía el guión previsto. James aterrizó en Madrid, y Zidane habló claro tanto con el futbolista como con el club: No contaba con él. Al terminar la Copa América, se incorporó al club a finales de julio, a sabiendas de que, en un principio, su destino estaba lejos del club blanco.

Zidane solo tenía un objetivo para la medular: Pogba. El técnico francés se obcecó con su compatriota, y no quería saber nada de otros futbolistas, ya formasen parte de su plantilla o no. Durante varias semanas, el futuro de James parecía estar con casi toda seguridad en el Atleti.

James Rodríguez durante su partido frente al Levante.
James Rodríguez durante su partido frente al Levante. (Real Madrid CF)

Sin embargo, Pogba nunca salió de Mánchester, y desde el club insistieron a Zidane en que James podría ser un refuerzo más que apto para la plantilla. Con esto, el futuro de James cambió de forma radical, y comenzaría su segunda etapa como madridista a las órdenes de Zidane.

Su debut con la camiseta blanca fue en la que fue su casa, el Santiago Bernabéu, frente al Valladolid. A pesar del resultado, las sensaciones con el cafetero fueron inmejorables, y al ser sustituido, recibió una atronadora ovación del respetable.

A pesar de que una lesión muscular lo mantuvo alejado del verde durante casi dos semanas, en el regreso de la Liga, volvió a ser titular frente al Levante, contra el cual hizo un gran partido, que culminó con una asistencia.

Entre su buen hacer y las lesiones, el cafetero se está haciendo poco a poco con un puesto dentro del once, incluso será titular en el debut de la Champions League. Lo único seguro es que si sigue trabajando como lo está haciendo, dará muchas alegrías a la afición madridista.

Por @diegoaguado97

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies