Inter de Milán gana el derbi milanés

0

 

Milan02Inter de Milán

 

 

El 171 ^ derbi de Milán trae la 65ª victoria al Inter.
A pesar del resultado bastante claro, el partido fue muy luchado. A veces los equipos han sido equivalentes, a veces ha habido un dominio absoluto de los nerazzurri.

Veamos en detalle lo que sucedió en los 90 minutos:

 

– PRIMER TIEMPO

La primera mitad empezó con un equilibrio sustancial, ninguno de los equipos parecía querer prevalecer, de hecho, se limitaron a estudiar al oponente.

El primero de los dos en romper el hielo es el Inter de Milán.

Primero comenzó a imponer superioridad en la banda derecha con D’Ambrosio y luego, a los 11 minutos, creó el primer balón de gol:
Rodríguez perdió el pase interior para Donnarumma y, entre ellos, se interpuso Lautaro, que con un resbalón tiró el balón contra el portero de los rossoneri, que lo desvío en esquina.

Siete minutos después, Lautaro construyó una acción como un segundo delantero perfecto, se deshizo de un par de jugadores y, frente a la defensa desplegada en el borde del área, sirvió verticalmente a Lukaku que disparó el balón hacia la portería. Pero Donnarumma le impidió el primer gol en el derbi.

En este momento del partido, el más inspirado parecía ser Sensi.

Al minuto 21,Sensi sirvió con un pase filtrado Lautaro, que estaba en el área, y chuto’. Donnarumma no logró desviar bien el balón y lo pasó involuntariamente a D’Ambrosio. El número 33 nerazzurro, sin embargo, solo lo tocó con un resbalón, logrando darle fuerza y enviarlo al poste a la izquierda de Donnarumma.

Después de haber sufrido esta acción, Milan pareció querer salir del asedio y se propuso con firmeza.

En el minuto 23, un rebote entre Suso y De Vrij sirvió involuntariamente a Kessie en el área. En el contraste físico del jugador milanista con un defensor del Inter, el balón golpeó el brazo del centrocampista marfileño, que resultó ser un pase perfecto para Calhanoglu, que lo envió en red. El árbitro paró inmediatamente el juego y canceló el gol debido al toque de Kessie.

Ambos los conjuntos luchaban abiertamente y el encuentro se volvió realmente divertido.

Pero la acción más peligrosa fue de los nerazzurri: Barella cruzó en área, donde D’Ambrosio con una chilena entregó a Donnarumma, que desvió la pelota en los pies de Lautaro. El argentino solo necesitaba tocar ligeramente la pelota para anotar la ventaja del Inter. Pero el árbitro de línea interrumpió el juego debido al fuera de juego de la poción de D’Ambrosio y canceló el gol (luego controlado con el Var por el árbitro).

Después de cinco minutos, una iniciativa personal de Suso sacudió al Inter. El español recuperó la pelota en la zona de defensa y corrió unos setenta metros hacia adelante. Cuando llegó cerca del área de los nerazzurri no tenía la claridad mental para patear con la fuerza y precisión correctas, por eso la pelota terminó afuera. En este caso, el número 8 de Rossoneri pecó de demasiada presunción y, en lugar de servir a Leao libre a su izquierda, insistió en concluir la acción por sí mismo.

Milan continuó insistiendo y parecía tener la intención de cerrar la primera mitad con una ventaja.

En el minuto 44, Leao arrancó en la banda izquierda y cruzó hacia el centro del área para Piatek, que solo tenía que golpear bien el balón. Pero el polaco lo hizo con la parte alta de la frente y no pudo dirigirlo, por eso terminó por encima del travesaño.

Los equipos volvieron en el vestuario con el resultado de 0-0, con tanto que mostrar a la gente en San Siro.

 

– SEGUNDO TIEMPO

La segunda mitad empezó de una manera absolutamente brillante.

De hecho, en el minuto 48, Sensi en un tiro libre pasó el balón a Brozovic, que chuto’ un potente disparo rasante desde fuera del área. La pelota fue desviada por un defensor rossonero y terminó en red. El árbitro, sin embargo, pidió ayuda a los árbitros de la Var para evaluar la posición de Lautaro en la acción. Los asistentes decidieron que el gol era regular y que la posición del argentino no tenía influencia,por eso asignó el uno a cero para el Inter.

En este momento del partido, Milan pareció sufrir el golpe: siguió sin ideas y de ninguna manera logró que las oportunidades obtenidas hubieran sido venenosas.

El Inter parecía estar más vivo, pero con el paso de los minutos disminuyó su ritmo.

Entonces Giampaolo aprovechó de este momento para insertar Paqueta en lugar de Calhanoglu. Esto debería dar más imprevisibilidad y velocidad a la maniobra. Pero, en los minutos siguientes, el brasileño no tuvo el impacto en el partido que el entrenador esperaba.

En el minuto 71, el Inter intentó defenderse y bloquear el resultado reemplazando a Sensi con Vecino.

A pesar de la configuración más defensiva, el Inter creó una acción muy similar a la de la primera mitad finalizada por Piatek sobre el travesaño, pero en este caso Lukaku fue más preciso y marcó el 0-2.
De hecho, el número 9 con un cabezazo perfecto superó a Donnarumma y, con su primer gol en el derbi, estableció el k.o. de los rossoneri.

La diferencia entre los dos equipos se hizo más evidente con el paso de los minutos. Milan no pudo imponerse de ninguna manera.

Al minuto 93, Candreva estuvo muy cerca de 0-3, cuando su disparo golpeó el poste interior, con Donnarumma batido.

El partido terminó con el resultado de 0-2,correcto por lo que hemos visto en el campo.

 

El único aspecto positivo para el Milan es una muy buena prestación de Leao, que en muchos momentos del partido fue lo que le dio al juego de los rossoneri fantasía y puso la defensa del oponente en dificultades.
Sin embargo, todavía hay mucho por mejorar, ya que apunta al cuarto lugar en la clasificación. Ahora este objetivo realmente parece una utopía, considerando la calidad del juego del club de Via Rossi.

En cambio, se confirma que el Inter es, con Napoli, el conjunto anti Juve. Hizo un encuentro casi perfecto, considerando también los errores defensivos en la primera mitad que podrían costarle caro.

El trabajo de Conte se puede ver claramente y divierte a la gente interista. Ningún fan puede pedir más. Obviamente, la brecha con la Juventus sigue siendo amplia, pero con una dirección preparada y capaz y un entrenador que nunca se rinde, todo es posible.

En esta segunda mitad de 2019, Milán es nerazzurra.

 

Ficha técnica
MILAN (4-3-1-2): Donnarumma; Conti, Musacchio, Romagnoli, Rodriguez (72′ Theo Hernandez); Kessié, Biglia, Calhanoglu (64′ Paquetá); Suso; Leao (83′ Rebic), Piatek. Entrenador. Giampaolo.
INTER DE MILÁN (3-5-2): Handanovic; Godin, de Vrij, Skriniar; D’Ambrosio, Barella (82′ Candreva), Brozovic, Sensi (71′ Vecino), Asamoah; Lautaro Martinez (76′ Politano), Lukaku. Entrenador. Conte.
Goles: 0-1, min 48: Brozovic. 0-2, min 78: Lukaku.
Árbitro: Daniele Doveri. Amonestó a Conti (M), D’Ambrosio (I), Rebic (M).
Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Serie A Tim disputado en el estadio «G.Meazza», Milán.

@CostaAlinari

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies