El sistema Kubo

La calidad de Kubo es necesaria para subir el listón de un equipo necesitado de calidad

0

Vicente Moreno se caracteriza por ser fiel a sus ideas y en ellas vive el sistema 4-3-3. Con él, el Mallorca fue el equipo revelación de Segunda y consiguió un ascenso tan inesperado como ansiado por la parroquia bermellona. Ahora, en Primera, donde la exigencia de calidad es sumamente superior al trabajo en equipo que pide la Liga SmartBank, Moreno se enfrenta a un dilema que le preocupa en demasía.

Con la llegada a la máxima categoría, el Mallorca sigue compitiendo como en Segunda y siempre tiene opciones de puntuar, sin embargo, el equipo anda escaso de calidad. Esa necesidad la cubre Kubo y en un futuro Cucho Hernández. Ahora bien, el 4-3-3 típico del Mallorca no se adapta a las necesidades que tiene el japonés con balón. Takefusa necesita tener un ratio de acción mucho más grande que tirado a banda, realmente el asiático necesita estar liberado y estar con contacto con la pelota de manera constante.

El 4-2-2 planteado por Moreno en la segunda parte en Getafe, abrió una luz de esperanza para la aparición inmediata de Kubo en el 11. Con Budimir acompañado de un segunda punta y con Take cayendo al centro, Vicente Moreno vio satisfecha la necesidad de ambos jugadores. Budimir estuvo más libre acompañado y Kubo entró muchas más veces en contacto con la pelota. El resultado fue obvio, dos goles del balcánico y una asistencia del japonés.

Con la entrada de este sistema, hay que tener en cuenta que se obliga a sacrificar a un jugador o dos. En las quinielas, tanto Salva Sevilla como Lago Junior se caen del once. El 4-4-2 obliga a prescindir de Salva Sevilla o Febas, pero tengo preferencia con el catalán y visto el rendimiento ofrecido por él, tengo entendido que así será. Febas tiene visión, temperamento y calidad suficiente como para organizar el juego bermellón desde atrás y dando salida con la ayuda de Dani Rodríguez.

El tema Lago Junior, hay que cogerlo en pinzas. El costa marfileño es uno de los buques insignia del Mallorca, pero por ahora su rendimiento no está cumpliendo las expectativas. Se le nota apagado y sin chispa. Sin embargo, es posible adaptarlo a la delantera apoyado a Budimir y Moreno considera a Lago intocable. Hasta la llegada del Cucho es probable que la situación de Lago se mantenga en la delantera. La otra opción es la de acompañar a Budimir con Abdón o Alegría. El segundo tiene un perfil muy similar al del balcánico por lo que se antoja difícil compaginar dos registros parecidos, aunque en Getafe funcionó la fórmula.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies